20 años después se estrena secuela de El Día de la Independencia. Detalles de la película



Facebook Twitter Google
 << 8 veces compartido

“Tuvimos 20 años para prepararnos. Ellos también”

En 23 días se estará estrenando Día de la independencia: Contraataque, título de la secuela de la emblemática película de ciencia ficción de finales de la década de los noventa. El rey de las películas de destrucción Roland Emmerich – para quien esta es su primera secuela -, vuelve a la dirección y junto a él algunos de los actores que arrancaron esta historia sobre invasión extraterrestre: Jeff Goldblum, Bill Pullman, Vivica Fox, Brent Spiner y Judd Hirsch.



El inicio
La historia inicial se ubicaba dos días antes de una nueva celebración estadounidense del 4 de Julio, cuando el Pentágono recibe la confirmación que una nave nodriza se dirige a la Tierra y que luego despliega una serie de naves más pequeñas en las principales ciudades del mundo. El día D, el día del contacto ha llegado y con este el mortal plan de acabar con los humanos.

¿Qué pasó en estos 20 años?
El inesperado evento que dejó al mundo diezmado, llevó a la humanidad a un sistema de cooperación sin precedentes, después de conseguir librarse de los alienigenas. Con ello, pudieron levantar de nuevo las ciudades y organizarse. Cuenta la producción que “después de haber recolectado tecnología extraterrestre del resultado que trajo consigo la Guerra de 1996, las naciones unificadas pasaron las últimas dos décadas en plena reconstrucción y colaborando en un programa de defensa de gran envergadura para proteger a nuestro planeta de invasores alienígenas. El programa Earth Space Defense (ESD) sirvió como uno de los primeros sistemas de advertencia y una unidad integral de defensa mundial”.

La continuación
Tras 20 años de los devastadores sucesos, la humanidad ha rescatado un reducto de tecnología extraterrestre y con ello han unidos fuerzas para blindarse ante nuevas amenazas del espacio exterior. Así crean el Earth Space Defense, un escudo que además de alertar sobre posibles amenazas, es una herramienta con tecnología alienígena. El problema es que los primeros invasores alcanzaron a enviar una llamado de auxilio al espacio exterior que ha sido recibido, por lo que una nueva flota, más poderosa y con nueva tecnología se dispone a cumplir la misión inicial.

Por supuesto una de las motiviaciones para que Emmerich aceptara estar a la cabeza de esta historia es las posibilidades que ofrece hoy tecnología al servicio del séptimo arte. El director estadounidense comenta: “Este mundo es muy especial para mí, y quería hacerle justicia a él y a los personajes. Ya ha pasado suficiente tiempo como para que todo se sintiera fresco para mí. La oportunidad de emplear efectos visuales que estaban a años luz de aquellos disponibles hace veinte años”.



Barry Chusid, el diseñador de producción resalta las cualidades de Emmerich diciendo que siempre va más allá de lo imaginado para hacer de sus películas todo un especáctulo y se atreve a adelantar parte de ese panorama preparado para El día de la independencia: Contraataque: “Una nave extraterrestre que es una súper-estructura de un tamaño colosal, y que genera una fuerza de gravedad tal, que provoca destrucción en todo el planeta. La nave prende una nube de fuego que se expande por todo el cielo, sumergiendo a la ciudad de Singapur en la oscuridad total antes de que todo — ¡todo!— sea levantado del suelo y succionado en una orgía de destrucción. Otra ciudad, Dubái, literalmente cae encima de París, una vez que el edificio más alto del mundo, la torre Burj Khalifa, se desintegra piso por piso sobre la torre Eiffel. Después, un buda gigante destroza el Big Ben, mientras la rueda de la fortuna de Londres cae hecha pedazos sobre el río Támesis. Y los pedales de aterrizaje de una nave extraterrestre gigante se estampan sobre el Océano Atlántico. ¿Qué parte del océano? ¡Todo!”

Otra de las cosas importantes en la película, según Chusid, es el uso de la tecnología, que a diferencia de muchas películas de ciencia ficción en la que esta herramienta es un punto de discordia, aquí es el instrumento que catapulta a los humanos a luchar por un bien común. “Una de las cosas que estamos intentando representar es la idea de que todos los países del mundo ahora están unidos en contra de un enemigo común. Ya lo hicieron una vez antes, lo harán de nuevo ahora. Y, por sobre todo, ya no existe una división entre civiles y militares, y entre países. Utilizaremos todo lo que esté a nuestro alcance para pelear contra ellos”.

Al reparto que retoma la película (Jeff Golblum, Bill Pullman, Vivica Fox, Brent Spiner y Judd Hirsch), se le une un grupo nuevo de actores que representan la nueva generación que encabezará los grupos a cargo de operar la tecnología híbrida. En cabeza de ese reparto está Liam Hemsworth, quien interpreta a Jake, un piloto encargado de uno de esos jet híbridos. Sus motivaciones son a raíz de la muerte de sus padres durante la Guerra de 1996.

Día de la independencia: Contraataque llegará a las salas de cine a partir del 23 de junio.


Facebook Twitter Google
 << 8 veces compartido


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook