Aquarius – Con éxito se exhibió única película latinoamericana en competencia en Cannes



Facebook Twitter Google
 << 25 veces compartido

Ayer se exhibió la única película latinoamerica que logró este año entrar en la competencia oficial de Cannes por la Palma de Oro. Nos referimos al largometraje brasilero “Aquarius”, protagonizado por la reconocidísima actriz Sonia Braga.


 

Braga interpreta a Clara, una mujer de 65 años de edad, viuda y jubilada de su profesión como crítica de música y que nació en una familia tradicional y adinerada de Recife. Clara es ahora la última residente de Aquarius, un edificio de dos plantas construido en 1940, de clase alta, ubicado al lado de la avenida Boa Viagem. Todos los apartamentos vecinos han sido adquiridos por una compañía que tiene otros planes para ese terreno, pero ella ha hecho la promesa que solo saldrá de ahí cuando muera, así que inicia una batalla con la compañía, en una confrontación que es tan misteriosa, como inquietante y agotadora. La tensión perturba a Clara, pero a la vez le pone límite a su rutina y la hace pensar en sus seres queridos, su pasado y su futuro, sus recuerdos donde caben sus libros y su música.

El director de Aquarius es Kleber Mendonça Filho, autor de “Sonidos vecinos” que fue galardonada por la Fipresci en el Festival de Cine de Rotterdam. La historia de este nuevo guion partió del deseo de hablar sobre los archivos y partir de un edificio le pareció una buena forma de hacer una película que planteara esa predilección de la gente por conservar los objetos, como también de la diferencia entre documentos y memoria. “Me pareció interesante tener como mis protagonistas a una persona y un edificio, que tienen la misma edad y ambas están bajo amenaza”. Hay una serie de eventos en la película que acentúan la crisis de Clara; toda una serie de llamadas ofreciendo todo tipo de suscripciones a tarjetas de crédito, seguros médicos y de cable o periódicos. Todas situaciones que aún pareciendo vanas tienen una significado para este cineasta. “Me he sentido bajo ataque del mercado, que intenta forzar a la gente a comprar cosas que no quiere”.

Es que una de las intenciones con esta película es hablar del mercado inmobiliario, pues esta ciudad, una de las más desarrolladas en Brasil, también formó parte del reciente denunciado déficit habitacional y burbuja inmobiliaria. El personaje de Clara para el director es una demostración de lo que sucede entorno a una persona cuando le tocan su ambiente y espacio personal. “En Recife, la ciudad ha sido completamente reformada en un modus operandi marcado por la demanda del mercado y nada se ha hecho para proteger la ciudad de los intereses comerciales. ¿Cómo pueden demoler, como si nada, tantas casas y edificios que tienen una historia y que son un punto de referencia para tantas personas?”.

Aquarius no solo se queda en una película de ficción con crítica social, sino que como es ya conocido en este director, tiene unos componentes fantásticos. En el caso particular de esta historia, se inspiró en aquellas películas de asedio, en donde cualquier objeto puede ser una inminente amenaza.

Sonia Braga entró al proyecto por recomendación de Pedro Sotero, codirector de fotografía, pues en realidad Mendonça Filho había pensado en alguien desconocido como protagonista. Braga leyó el guion y en 48 horas dio respuesta confirmando que quería estar dentro del proyecto. Braga encabezó la comitiva que viajó a Cannes a la gala. Tras la función hubo grandes aplausos para la película que tiene un final que desconcertó a algunos y para la veterana actriz que también aprovechó el momento para hablar de la difícil situación política que vive su país tras la suspensión de su cargo de la presidenta Dilma Rousseff. Ella junto al resto del equipo  tildaron la situación con varios carteles como “un golpe de estado disfrazado”.

Los asistentes a la función mencionan la innegable cercanía que puede existir entre el personaje de Braga y Dilma, como también las connotaciones políticas dada la crisis actual. “La lucha de una veterana crítica musical contra los promotores inmobiliarios por mantener su apartamento donde ha vivido por décadas toma una dimensión sociopolítica en Aquarius”, ha señalado la web SlantMagazine.com. Así mismo, The Telegraph que la calificó con cinco estrellas, destaca el ejercicio de memoria y pertenencia que ha hecho Kleber Mendonça, en donde tanto lo intangible como tangible cobran mucha importancia.


Facebook Twitter Google
 << 25 veces compartido


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook