El director de El Guardaespaldas después de 19 años estrena Denial, la historia sobre el negacionismo del holocausto




Mike Jackson desde inicios de los ochenta ha mantenido su carrera de director y productor entre el cine y la televisión, por eso desde entonces su filmografía cuenta tan solo con seis títulos para la pantalla grande, incluyendo su más reciente producción. Jackson lo recordarán muchos por ser el director de “El guardaespaldas”, película romántica protagonizada por la desaparecida Whitney Houston y el actor Kevin Costner.


Tras 19 años de ausencia en el cine, este año estrena Denial, una historia basada en el libro History on Trial: My Day in Court with a Holocaust Denier, que es protagonizada por Rachel Weisz, Tom Wilkinson, Timothy Spall y Andrew Scott y que hizo parte de las exhibiciones especiales del Festival de Cine de Toronto con una recepción positiva.

La película sigue el caso real de la historiadora estadounidense Deborah Lipstadt, quien después de publicar su libro “La negación del holocausto” se encuentra que ha sido demandada por difamación por el escritor británico David Irving de la corriente negacionista del holocausto. Las cosas se complican debido a que según las leyes británicas por calumnia, el acusado es culpable hasta que este no pruebe lo contrario. La historiadora debe no solo defenderse de las acusaciones sino dejar por fuera de cualquier duda que el Holocausto sí se llevó a cabo. La batalla en la corte incluye una estrategia malsana en la que ni ella ni ningún sobreviviente es llamado al estrado, pero a pesar de eso la acusada logra salir victoriosa.

Le tomó a los productores Gary Foster y Russ Krasnoff ocho años lograr llevar esta historia a la pantalla grande y la mayor motivación para hacerlo fue el haber hallado en su investigación que no eran pocos los que optaron por negar con diversas tácticas este histórico acontecimiento, entre ellos el expresidente Mahmud Ahmadineyad que expresó que el holocausto era un mito con el objetivo de victimizar a los judíos. Al proyecto se unió la productora Participant Media, cuyo objetivo desde su creación 2004 ha sido la de llevar entretenimiento pero que inspire y conlleve a un cambio social. La productora ha estado vinculada a películas como “La Guerra de Charlie Wilson”, “The Kite Runner”, “César Chávez”, “The Look of Silence”, “Horizonte Profundo” o “CitizenFour”.

La producción se trasladó a varios escenarios reales donde se dieron los hechos. En Londres lograron filmar en la corte donde se llevó a cabo el proceso, también en el Hotel Athenaeum donde Deborah Lipstadt se hospedó durante el juicio. Así mismo algunas escenas importantes se rodaron en Polonia en uno de los campos de concentración Nazi y en Auschwitz, donde fallecieron más de un millón de personas, en su mayoría judíos.

Recepción en Toronto

En Shockya.com han dicho que “Mick Jackson presenta los hechos de forma seca y estudiosa”. La película llevó a la reflexión en IndieWire citando que “Hay una buena razón para que en Auschwitz sea un museo y no un vertedero: el lugar protege contra aquellos que dicen que el Holocausto nunca podría ocurrir de nuevo, al mismo tiempo, sirve como evidencia que sí se llevó a cabo”.

Denial llega este fin de semana a las salas de cine estadounidense.




 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram