Un don excepcional (Gifted), una película sobre los niños prodigio con Chris Evans



Facebook Twitter Google
 << Compartir

Antes de ver a Chris Evans en su papel de Steve Rogers o Capitán América en la siguiente secuela de Avengers (Infinity War en 2018), podrá verlo su creciente número de fanáticos en “Un don excepcional”, película dirigida por Marc Webb.

Webb después de dirigir las dos películas de la franquicia de “El Sorprendente Hombre Araña” con Andrew Garfield como protagonista, retorna al camino semi-independiente que lo hizo saltar a la esfera internacional con “(500) días de Verano”.

La historia que ha sido escrita por el director y guionista Tom Flynn, nos presenta a Frank Adler (Evans), un hombre soltero, residente en un pueblo costero de Florida que está a cargo de su sobrina Mary, después que su madre, una mujer extremadamente inteligente dedicada a resolver las ecuaciones de Navier-Stoke – uno de los siete problemas del milenio que la Clay Mathematics Institute premia con uno millón de dólares cada uno a quien sea capaz de resolverlos -, se suicidara cuando Mary tenía tan solo seis meses. La pequeña de siete años ha heredado las habilidades de su madre y esa información llega a manos de su abuela adinerada que destina para ella otros planes, amenazando con separarlos. Frank encuentra apoyo en su mejor amiga y la profesora de Mary para evitar que sean alejados y la niña sufra presiones innecesarias. Gifted, su título original, fue uno de los guiones ganadores del “Annual Black List” en 2014, la famosa lista negra de las historias no producidas por Hollywood.

La productora de “Eye in the Sky”, “Founder” y “Arrival”, Karen Lunder, fue la que se interesó por este guion y comenzó a mover las piezas para su realización. Lo que la motivó de esta historia era su atemporalidad. “Se sentía como el tipo de película con las que yo crecí; fue una especie de regresión a los filmes de la década de los 70s y principios de los 80s que no tenían miedo en hacerte reír y llorar”. Ella se asoció con el productor Andy Cohen y entre ambos invitaron a Marc Webb para que la dirigiera. El cineasta describe su experiencia al leerla así: “Seguía esperando a que el guión decayera, pero lo único que hacía era mejorar. Era sencillo, cálido y distinguido. La escritura me parecía estimulante. Mary y Frank son como una especie de dueto cómico con mucho corazón. Después de pasar muchos años en grandes películas, sólo quería pasar el rato con estas dos personas”.



El trasfondo de la película sobre los niños prodigio seguramente le llegará a muchas familias, y para hacerlo bien creíble, la producción contó con la colaboración de muchos superdotados y matemáticos, además de padres con niños con estas cualidades y psicológicos. Marc Webb incluso visitó una escuela privada para estos niños superdotados en Los Ángeles.

En ese proceso de acercar la historia a la realidad, conocieron a Jordan Ellenberg, un célebre matemático hoy en día y niño prodigio que aprendió a leer por sí mismo a la edad de los dos años viendo Plaza Sesámo. La madre descubrió sus dones mientras conducía a un lugar y el pequeño (hoy tiene 46 años) fue capaz de leer la señal de ubicación. Lidiar con un niño así puede traer grandes retos para el entorno familiar pero también inmensas satisfacciones. Ellenberg comentaba al leer el guion que reconocía de la historia el efecto “empuja-jala” y explicaba: “Uno que muchos niños y padres sienten, porque, por un lado, si un niño tiene la pasión, habilidad y amor por algo, quieres permitir que eso florezca, ¿correcto? Pero, al mismo tiempo, tienes que recordar que un niño es un niño. Ellos no son su don. Son primero una persona”. Y advertía: “Me parece que en ocasiones la gente ve el talento matemático como petróleo que está muy profundo en el suelo. Existe este potencial y lo tenemos que extraer. No puedes tratar a la gente de la manera en la que tratas a un recurso natural, así que ese siempre es el reto”. Ellenberg fue quien ayudó a la producción en las fórmulas matemáticas que la pequeña Mary resuelve en la película y hasta hace un cameo.

El largometraje fue rodado casi que por completo en locaciones y aunque la historia sucede en Florida, se rodó en realidad en Savannah, Georgia incluida la isla Tybee. El reparto incluye a la veterana actriz Lindsay Duncan, quien interpreta a Evelyn, la abuela de Mary, y  a Octavia Spencer, como la mejor amiga de Frank.

El próximo 21 de abril llegará a todas las salas de Estados Unidos. (Estreno Colombia para el 29 de junio).

Crédito material de apoyo: 20th Century Fox Colombia.


Facebook Twitter Google
 << Compartir


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook