El Cartel de los Sapos, la película – Reseña


Facebook Twitter Google
 >> 45 veces compartido

VN:F [1.9.22_1171]
¿Ya viste esta película? Califícala
Rating: 4.1/5 (19 votes cast)

Se estrenó el fin de semana una nueva película colombiana basada en el narcotráfico, ese pasado y presente oscuro del país que no ha todos nos gusta ver reflejado en pantalla grande pero que indiscutiblemente dan un vistazo a esa realidad. El director de este filme es Carlos Moreno, el mismo que por estos días dirige la exitosa serie de televisión El Patrón del Mal sobre Pablo Escobar.

El Cartel de los Sapos fue escogida, una semana antes de su estreno, como la película a competir en la selección de las nominaciones internacionales de los premios Oscar. Con este antecedente y el público cautivo de la serie de televisión sobre esta misma historia, la película fue la más vista el fin de semana con más de 107 mil espectadores.

El Sitio Oficial: http://www.elcartellapelicula.com/

Suele suceder con este tipo de adaptaciones que muchos directores incurren en el error de utilizar el mismo lenguaje televisivo en la versión para cine, siendo dos lenguajes que aunque parecidos, tienen unos tiempos distintos. Esto le ha hecho daño a un subgénero casi exclusivo de nuestro país, el narco, ya que vende en cine y televisión exactamente lo mismo, lo que se traduce en un agotamiento para el espectador.

Esto lo tiene muy en claro Carlos Moreno quien hace de esta historia, ya contada en una novela por el exnarcotraficante Andrés López y por la serie de televisión, una versión verdaderamente cinematográfica. Moreno conoce ambos lenguajes y no se confunde con uno o el otro y saca el máximo de provecho a una producción de elevadísimo presupuesto.

El filme esta narrado en primera persona. Es su protagonista, un caleño al que le dicen fresita, quien cuenta su historia que lo llevó a convertirse en un gran traficante de drogas, a ganar el amor de una jovencita inalcanzable para él y su posterior caída.

La película sirve además como ejemplo de cómo se siguen perfeccionando los aspectos técnicos del cine colombiano, más allá de la cooperación de expertos internacionales que ayudan con entusiasmo a las producciones locales. El mal sonido, la música defectuosa, la torpe edición, el pobre vestuario, el perverso maquillaje o la fallida fotografía han quedado en el pasado del cine nacional. Cada vez es más común disfrutar de destacados trabajos técnicos. Esta película además goza de grandes efectos especiales algo que por costos muy poco se ha explorado en el país.

El Cartel de los sapos se rodó en tan solo 9 semanas, siendo un tiempo muy corto considerando los elevados y cuidados valores de producción. Fue rodada en 9 ciudades distintas en países como Colombia, Estados Unidos y México.

La narración, haciendo uso del flashback, es dinámica al igual que la edición y las tomas logradas por Moreno son audaces.

Estos son los factores que hacen que uno como espectador prevenido con este tipo de historias no se canse, a pesar de ser una historia repetitiva con personajes llenos de clichés, aunque hay que decirlo también, se cuidan de incurrir en el exceso de chistes grotescos o absurdos.

En términos generales la película tiene un buen ritmo, repito, es dinámica, pero a veces y sobre todo hacia la mitad del metraje decae un poco, se antoja un tanto larga.

El Cartel de los Sapos tiene un reparto conformado por actores reconocidísimos. Manolo Cardona (también co-productor) y Juana Acosta son los protagonistas, acompañados entre otros por Robinson Díaz, Fernando Solórzano, Andrés Parra, César Mora, Diego Cadavid, Santiago Moure, Luis Fernando Montoya, Waldo Urrego y la lista sigue.

El reparto tiene buen desempeño pero los protagonistas se quedan bastante cortos. Juana Acosta hace un papel bastante natural pero no alcanza a meterse de lleno en la piel de una mujer caleña que se enamora de un narcotraficante. Entre tanto, sobre el personaje que interpreta Manolo Cardona, Martín González, recae el peso de todo el film.

Su voz en off, infiere desde el principio que este personaje nos va a dejar entrar en su mundo y que de esta historia se desprenderá una reflexión, sea positivo o negativa. No alcanza tampoco Cardona a meterse de lleno en este personaje, no alcanza a ver uno en este actor lo que representaría un narcotraficante atípico pero finalmente un narcotraficante.

Este punto es algo ajeno a esta película. Este subgénero tiene por defecto y al menos en cuanto a cine se refiere, el hecho de no inducir al espectador a reflexionar sobre este tema sensible, más bien, han sacado provecho de las excentricidades de estos individuos para crear unos personajes aún más caricaturescos, dicharacheros que han hecho que el público lejos de cuestionarlos o rechazarlos, por el contrario los apruebe y de cierta forma se identifique con ellos. En el caso específico de esta adaptación, la película evade esta reflexión prestándole más atención al trasfondo amoroso de su historia. Tampoco exijo que un filme de esta índole caiga en lo documental (ni más faltaba).

Carlos Moreno es el mismo director de largometrajes como “Perro Come Perro” y “Todos tus Muertos”, filmes pequeños y cercanos al cine de autor. Estas anteriores producciones dejaron ver de él el gusto por aspectos que se alcanzan a visualizar en esta película como los finos toques de humor negro, las tomas de Cali y el Valle, música emblemática de su región y las acostumbradas analogías con animales. En cuanto al resto, es notoria su prudente participación en la edición y el resto de detalles de post-producción.

Con todo y fallos, con lo poco afín que soy a este género, es una cinta que recomiendo ver.


Facebook Twitter Google
 >> 45 veces compartido