La Red Social – Reseña

Por Sandra M Rios U
sandra-rios@cinevistablog.com

Facebook Twitter Google
 << Compartir

VN:F [1.9.22_1171]
¿Ya viste esta película? Califícala
Rating: 4.7/5 (16 votes cast)

“David Fincher parece asumir el papel de fiel transcriptor de un guión impecable, y solamente se permite una puntual floritura de estilo, pero consigue fundar un nuevo clasicismo a través de una escritura que, de tan perfecta, resulta inquietante. Como el propio Mark Zuckerberg”. – Jordi Costa, Fotogramas.

“David Fincher ofrece, a través de una realización sobria y clásica, una mirada desapasionada e imparcial de un relato cuya vida es insuflada por los ingeniosísimos y veloces diálogos del guionista Aaron Sorkin, genio creador de algunas recientes joyas televisivas. La música electrónica de Trent Reznor y Atticus Ross, alejada de la tradicional música de cine emocional, viene también a subrayar este distanciamiento de los autores sobre una obra que deja margen para que el espectador saque sus propias conclusiones.” Juanjo Ramos, criticasdecine.com

Sitio Oficial: http://www.thesocialnetwork-movie.com/


No es otra película de adolescentes, es negocio puro y duro

Que el mundo de los negocios es implacable, es una premisa que vuelve a quedar ratificada en la historia de la creación de Facebook, la red social más importante del mundo. El lema adoptado por la película resume en buena medida a lo que se enfrenta el espectador: “No consigues 500 millones de amigos sin ganarte a unos cuentos enemigos”. El film recrea en un tono más solemne del que cualquiera podría haberse esperado, todas las intrigas que antecedieron al nacimiento de este gigante y que de paso, dejaron en la punta de la lista a un nuevo multimillonario.

Un chico retraído y algo engreído, según algunos periodistas que lo han entrevistado, de tan solo 26 años, es el creador de esta red, que tiene una historia oscura de la que aún hay mucha especualación, pues el mismo creador no ha querido pronunciar palabra al respecto y ha dejado que sus enemigos, antes socios o compañeros de estudio, desquiten sus iras dándole a la prensa material para publicar.



Aunque ninguna de las versiones publicadas (libro y película), han podido contar con la aprobación de Zuckerberg, ambas lo dejan plantado de distinta forma. El libro escrito por Ben Mezrich que en buena parte, más no todo, tuvo los testimonios de Eduardo Saverin, el mejor amigo y socio con la mayor disputa legal y moral, nos presenta a un Zuckerberg de pocos amigos, nada popular, algo ambiguo, muy habilidoso con la informática que se hace a su negocio dejando atrás lo que a su lado se interponga, mientras que el film es un tanto más “condescendiente” pues se alcanza a percibir un deseo por excusar sus actuaciones en lo que forma parte de la inexorable dinámica empresarial, tan despiadada y calculadora que no hay cabida a culpa.

El hilo conductor de esta adaptación cinematográfica, gira en torno a dos litigios que debe afrontar Zuckerberg en el que se reclama plagio de la idea, demanda interpuesta por los gemelos Winklevoss, dos atletas olímpicos, y la de su mejor amigo y socio, Eduardo Saverin, por engaño y co-autoría de la red social. La tensión que esto genera no excluye otras situaciones como los excesos de alcohol, consumo de drogas, sexo y sonidos estridentes que caracterizan la época universitaria. En medio de todo, está este jóven con ideas geniales en su cabeza pero con limitantes para ponerlas a funcionar por sí solo, por eso se nutre, hábilmente, de los que sus amigos le dan.

Por fortuna La Red Social no se queda en esos excesos, en tanta piel fresca y lozanía, sino en destacar que detrás de todo, lo que hay es una generación de chicos muy muy jóvenes que están creando ideas verdaderamente originales y pensando en negocios de tamaño global, que por si fuera poco,  están transformando la forma de comunicarse con el mundo, de hacer intercambios y simplificando el lenguaje corporativo, incluso el corporal. Zuckerberg no es el único nuevo multimillonario en “chanclas” (sandalia playera), jeans y camiseta. La película además tiene la intención marcada de mostrar la simpleza con la que nacen algunos de los más grandes proyectos.

La disputa por este gigante y todo lo que había en juego no merece otro tono que el que le dio el cineasta Fincher. Su dirección es bastante atenuada y precisa pero curiosamente tanta sobriedad sobre la red social que todos conocemos, que tanto nos divierte y que está llena de frivolidad, hace que a ratos el film con sus conflictos e intrigas, se torne un tanto pesado y de lento avanzar, lo que representa su única debilidad.

Otro de los factores interesantes de esta película es el gran casting que realizaron y cuyo engranaje les funcionó casi perfectamente. El casting no solo se destaca por su gran parecido con los personajes reales, sino por el gran trabajo que en general realizan, dando peso y credibilidad a la cinta. Por supuesto, Jesse Eisenberg hace un notable papel como el multimillonario Mark Zuckerberg, encarnando, por lo menos, el concepto generalizado que se tiene del típico nerd.

The Social Network tiene muy entusiasmada a la crítica que apuesta por ella en los Oscar 2011 como lo mejor del año. En lo que a mi respecta, puedo decir que en muchas cosas tienen razón: es una película contada con buen pulso, de muy buena dirección, con una temática actual que refleja el mundo de los negocios de hoy, de impecable adaptación creada por Aaron Sorkin, de diálogos ágiles e inteligentes y de muy buen reparto, pero que para mí, no alcanza a elevarse a la categoría de obra maestra.

Ficha Técnica
Director: David Fincher
Guión: Aaron Sorkin
Género: Comedia, Drama
Reparto: Jesse Eisenberg, Justin Timberlake, Andrew Garfield, Joe Mazzello, Rashida Jones
País: Estados Unidos
Año: 2010

Trailer




Facebook Twitter Google
 << Compartir

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook