Las gemas del FICCI 57 dedicadas a revisar la sociedad contemporánea


Facebook Twitter Google
 << 46 veces compartido

Una de las secciones más relevantes del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias es la sección de Gemas, donde se exhibe lo más reciente y exquisito del cine internacional.

En esta edición las Gemas estarán compuestas de 12 títulos que según la organización del festival se destacan por su “nivel artístico y por la lucidez con que examinan la historia, la tradición y la sociedad contemporánea”.

El FICCI ha revelado recientemente los primeros 11 títulos dejando el último para conocerse en la rueda de prensa que se llevará a cabo el próximo 20 de Enero en Bogotá, donde se conocerá la programación completa de este evento cinematográfico.

Hacemos un repaso de las películas en esta sección:

1. Elle de Paul Verhoeven (Francia)

El director holandés de “Bajos instintos”, “Total Recall” y “Robocop” regresó el año pasado a la esfera internacional con “Elle”, una adaptación de la novela “Oh…!” que cerró la competencia oficial en Cannes con un thriller protagonizado por Isabelle Huppert. Desde entonces su actuación y la película han recibido 27 galardones entre ellos el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera y Mejor Actriz Drama.

 

Huppert interpreta a Michèle, una mujer que parece indestructible, la presidenta de una exitosa compañía de videojuegos que lleva esa misma actitud implacable de su vida profesional al campo amoroso. Un día, Michèle es atacada y violada por un desconocido en su propia casa, situación que cambia su destino para siempre. Ella decide comenzar a rastrear a ese hombre para cobrar venganza, y tanto víctima como victimario se envuelven en un estremecedor juego capaz de salirse de control en cualquier momento.

2. Aquarius de Kleber Mendoça Filho (Brasil)

Fue la única película latinoamericana que logró meterse en la competencia por el Palma de Oro en Cannes 2016 y que representa el regreso a la esfera mundial de la actriz Sonia Braga, de quien han aclamado su actuación.

Aquarius es la historia de Clara, una mujer de 65 años de edad, viuda y jubilada de su profesión como crítica de música y que nació en una familia tradicional y adinerada de Recife. Clara es ahora la última residente de Aquarius, un edificio de dos plantas construido en 1940, de clase alta, ubicado al lado de la avenida Boa Viagem. Todos los apartamentos vecinos han sido adquiridos por una compañía que tiene otros planes para ese terreno, pero ella ha hecho la promesa que solo saldrá de ahí cuando muera, así que inicia una batalla con la compañía, en una confrontación que es tan misteriosa, como inquietante y agotadora. La tensión perturba a Clara, pero a la vez le pone límite a su rutina y la hace pensar en sus seres queridos, su pasado y su futuro, sus recuerdos donde caben sus libros y su música.

3. I Am Not Your Negro de Raoul Peck (Estados Unidos)

Samuel L. Jackson es el narrador de este documental de Raoul Peck que apenas llegará a las salas estadounidenses el 3 de febrero, tras su estreno en el Festival de Toronto donde obtuvo el People’s Choice Award en su categoría.

I’m not Your Negro es un documental basado en un manuscrito que el novelista y activista social James Baldwin estaba escribiendo y quedó inconcluso tras su fallecimiento en 1986 a causa de un cáncer. Es un texto de 20 páginas sobre el movimiento de los derechos civiles donde analiza con vehemencia lo que ha sido el racismo y los prejuicios en la historia contemporánea de Estados Unidos usando como objetivo de su tesis la vida y asesinatos de sus amigos Martin Luther King Jr., Malcolm X y Medgar Evers. Un tema que la crítica ha señalado como de obligatorio visionado en una sociedad tan polarizada como la de hoy.

4. Fuocoammare/Fire at Sea de Gianfranco Rosi (Italia)

El máximo galardón de la Berlinale (el Oso de Oro) se lo llevó el largometraje italiano “Fuego en el mar” de Gianfranco Rosi. Un mirada a la tragedia de los refugiados.

Cuenta la historia de Samuel un preadolescente de 12 años que vive en Lampedusa, remota isla del mar Mediterráneo que ha sido testigo de los migrantes provenientes del África. Entre sus travesuras, los deseos de no ir a la escuela por quedarse escalando las rocas junto a la orilla del mar, Samuel presencia cómo ese lugar es el destino de niños, mujeres y hombres que atraviesan por montones el océano, en pequeñas y frágiles embarcaciones que traen consigo la esperanza de paz y libertad de miles de personas. A través de una observación sutil y alejada de comentarios se ve aflorar una de las mayores tragedias contemporáneas.

5. The Handmaiden de Park Chan-wook (Corea)

Después de su trilogía de la venganza y su gran debut en inglés con el thriller “Stoker”, Park Chan-wook ha presentado “The Handmaiden”, adaptación de la novela “Falsa identidad” (2002) de Sarah Waters. La historia británica ha sido adaptada a la época victoriana japonesa en tiempos de la invasión en Corea.



Calificada de intrigante, femenina, sensual y hasta de retorcida a partes iguales es la historia de Sook-hee, una doncella que acepta el macabro plan de ser la criada de Hiddeko, adinerada mujer que mantiene recluida en una gran mansión por designios de su tío, con el propósito de arrebatarle su herencia. Lo que no esperan es que el plan tome rumbos inesperados cuando ambas comienzan a sentirse atraídas. La historia es fragmentada en tres partes.

Varias asociaciones de críticos como la de Chicago, Corea, Los Ángeles y Boston la han elegido como el mejor film extranjero de 2016.

6. The Woman Who Left de Lav Díaz (Filipinas)

Así como Brillante Mendoza que hizo presencia en el FICCI 56, Lav Díaz es otro de los cineastas más reconocidos del cine filipino actual y frecuente ganador en el Festival de Venecia. Precisamente, el año pasado se llevó el León de Oro por su largometraje de casi cinco horas “The Woman Who Left”.

Es la historia de Horacia, una mujer que ha pasado 30 años de su vida en la cárcel y ha quedado en libertad tras la declaratorio de alguien confesando su crimen. Ya fuera de las rejas concluye que su expareja fue quien le tendió una trampa. En medio de una serie de secuestros de hombres ricos, Horacia ve una oportunidad para planear su venganza.

La película en blanco y negro está basada en un relato de Tolstoi que fue ambientado en la filipinas de finales de los años noventa y su sociedad marginal. En el FICCI 57 se exhibirá en su metraje completo.

7. Rester Vertical de Alain Guiraudie (Francia)

Para los amantes de las películas donde el cine se mira a sí mismo, les interesará esta historia francesa escrita y dirigida por Alain Guiraudie que también formó parte de la competencia oficial de Cannes el año pasado y ha recibido tres nominaciones (mejor director, actor prometedor y guion) en los Lumièrs Awards, premios franceses a lo mejor de su cine y cuya ceremonia se celebrará el próximo 30 de enero.

En Rester Vertical conocemos al realizador Leo, quien se encuentra en búsqueda de un lobo en el sur de Francia. Durante la excursión es seducido por Marie, una pastora de espíritu libre y dinámica que nueve meses después da a luz a su hijo. Sufriendo de depresión posparto y sin ningún tipo de fe hacia Leo que va y viene sin aviso, decide abandonar a ambos. Ahora es el turno de cuidar solo a su hijo y aunque no es fácil la idea no le molesta. A través de una serie de encuentros inesperados e inusuales, que luchan por encontrar inspiración para su próxima película, este personaje hará lo necesario para permanecer en pie.

8. Câini/Dogs de Bogdan Mirica (Rumania)

Ganadora del premio FIPRESCI en la sección Una Cierta Mirada, es una ópera prima descrita en Cannes como un “fresco sobre la corrupción y la naturaleza humana”.

El rumano Bogdan Mirica presenta a Roman, un joven que se va de la ciudad a un pueblo aislado en la región de Dobrogea, cerca a la frontera con Ucrania, para vender el terreno que le ha dejado su abuelo como herencia. En el lugar descubre que su abuelo era un poderoso gángster y que el terreno está siendo ilegalmente explotado por unos criminales que ven en él una gran amenaza.

9. Ta’ang de Wang Bing (China)

Es un documental y otra propuesta que abordó el año pasado el tema de los refugiados de uno de los directores más importantes en la escena del documental. Ta’ang hizo su premiere en el festival de Berlín sobre una minoría étnica en Birmania que lleva el título de este largometraje y que han quedado atrapados entre la guerra civil y la frontera china.

Esas disputas han obligado a que los niños, los ancianos y mujeres crucen la frontera, dejando a un lado su hogar pero manteniendo la esperanza de volver. Ta’Ang documenta la vida de esos refugiados que han vivido en pequeños valles entre China y Myanmar en difíciles condiciones; con escasos alimentos o la solidaridad de la gente.

El aclamado cineasta filmó en dos campos de refugiados que acogen entre ambos a seis mil personas. Con ellos observa lo que es vivir para sobrevivir y los deseos de mantenerse al margen de la guerra.

10. Godless de Ralitza Petrova (Bulgaria)

Otra ópera prima que se ve como una aproximación a modo de thriller de lo que representa la degradación humana. La rumana Ralitza Petrova presenta una historia sobre tráfico de identidad que resultó siendo la máxima ganadora en la pasada edición del Festival de Locarno.

En un remoto pueblo de Bulgaria vive Gana, una mujer cuidadora de ancianos con demencia que trafica con sus identidades en el mercado negro. Ella mantiene a su madre con quien apenas habla. Con su novio, un mecánico, la relación no es distinta. Lo sexual ha desaparecido y todo se reduce al consumo de morfina. La conciencia de la enfermera parece imperturbable, incluso ni por el asesinato incidental de uno de sus protegidos que amenaza con dejar al descubierto sus fechorías. Todo cambia cuando escucha la música de Yoan, un nuevo paciente y víctima de sus extorsiones, con quien comienza a tener una fuerte empatía, al punto de querer cambiar. El problema es que Yoan es arrestado por fraude con lo cual Gana entiende que hacer lo correcto conlleva a un alto costo.

11. Austerlitz de Sergei Loznitsa (Ucrania)

Austerlitz de Sergei Loznitsa se exhibió por fuera de competencia en el Festival de Venecia y dejó duras reflexiones sobre la banalización del Holocausto. Realizada sin narración y en blanco y negro, es un documental inspirado en la novela del escritor W.G. Sebald “Austerlitz” publicada en 2001, que contaba la historia de un hombre sin patria que se siente intruso en todos los lugares.

Esta obra que inspiró al director, lo lleva a poner la mirada en el “turista”, en quien pisa la tierra que en un pasado reciente fue escenario de dolor y sangre, proponiendo una crítica al propósito real de muchos de los que año a año visitan esos campos de exterminio.

El Festival Internacional de Cine de Cartagena se llevará a cabo del 1 al 6 de marzo de 2017.

Imágenes y algunos datos cortesía de: Oficina de Prensa FICCI


Facebook Twitter Google
 << 46 veces compartido


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook