Película El Lector (The Reader) – Reseñas


Facebook Twitter Google
 << Compartir

Por Pabela de La Cinerata
Basada en la obra de Bernhard Schlink, El lector es una historia de amor, en sus formas superficiales, entre un estudiante y una mujer que lo dobla en edad. En sus encuentros clandestinos él le leerá incontables historias, obras, libros, hasta que el tiempo y las circunstancias los separan. Poco a poco el film se constituirá en algo que va más allá de un contexto histórico en particular pues la historia cuenta con tres instancias bien marcadas que hacen de la narración un conjunto realmente genial, emotivo y hasta moralizador; un planteo universal muy bien llevado sobre el ser humano, sus actos, sus culpas y pecados.


Stephen Daldry, el reconocido director de “Billy Elliot” y “Las horas”, nos lleva por un camino de dualidad constante, de disyuntivas difíciles de resolver y de planteamientos nada fáciles que no se resumen meramente a una época histórica nazi. Va más allá al plantear un personaje monstruoso, Hanna (Kate Winslet), al que uno no termina de poder indagar claramente. Así como el protagonista, uno no queda del todo convencido si la odia o la compadece, si la perdona o la condena.



Las actuaciones de Winslet y Fiennes (El paciente inglés, la duquesa, Harry Potter) son impecables aunque hay que darle un merecido aplauso al joven David Cross (Help!,I’m a boy), actor alemán poco conocido en Hollywood. Mientras, encontramos también a Bruno Ganz quien da vida aquí a un profesor de leyes que es el encargado de disparar las frases más certeras que dejarán pensando al espectador en más de una oportunidad. La fotografía es impactante como más aún lo es la caracterización de una Hanna madura y avejentada por los años y la vida pesada que lleva a cuestas.

El lector es una historia ante todo sobre dos seres solitarios, sobre el primer amor que marca a fuego y sobre las importantes decisiones que uno toma en la vida- a veces para bien, otras para mal. Es una obra que indudablemente lleva a todo espectador al debate, de esos Films que difícilmente pasan inadvertidos e indiferentes.

Otras Reseñas
Por Sandra Ríos
El Lector No Para Abrir Heridas Sino Como Instrumento de Sanación
Llega “El Lector” a Colombia la cinta con la que Kate Winslet logró obtener su tan anhelado premio Oscar como Mejor Actriz. Esta película es una adaptación de la novela homónima del escritor y jurista alemán Bernhard Schlink convertida después de su primera publicación en el año 1995 en uno de los libros favoritos en los más de treinta y cinco países donde ha sido traducida.

La novela al igual que la película está ambientada en la segunda mitad del siglo XX en la Alemania de postguerra tras las huellas dejadas por el holeocausto. La visión de jurista del escritor se plasma en esta novela donde se plantean temas más allá del terrible genocidio ejecutado por los nacional-socialistas de Adolfo Hitler y que cubren aspectos sociales como el analfabetismo, culturales y/o de pensamiento como el alcance de los hombres de la Alemania de la época que optaron por trabajar en campos de concentración como forma de trabajo sin pensar más allá del hecho de cubrir sus necesidades básicas, en las consecuencias de sus actos para el futuro de ellos mismos, de su familia y finalmente de la humanidad entera, y los morales como la disyuntiva acerca del perdón y la reconciliación que propone este escritor acerca de los llamados “segunda generación”.

La versión cinematográfica de “El Lector” es de aquellas películas apasionantes que durante su pirmera mitad se sostienen a punta de piel a través de una Kate Wislet que ya nos tiene acostumbrados (pero aún no cansa) a este evento y un jóven adolescente interpretado por el alemán David Kross (19 años) que descubre su sexualidad con una mujer que le dobla la edad. Encuentros amorosos que pronto se transformarán en amor pero que al transcurrir del tiempo terminarán por descubrir un terrible y tormentoso secreto.

Seguir Leyendo




Facebook Twitter Google
 << Compartir

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook