Reseña de El Bar de Álex de la Iglesia, una sátira de carácter conspirativo y apocalíptico


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


El Bar es una de las dos producciones que el cineasta Álex de la Iglesia planeó lanzar este año, junto a “Perfectos desconocidos” que llegará a las salas de cine españolas el 1 de diciembre.

De la Iglesia es un muy buen conocedor de los géneros, como también un gran crítico político y social, sus películas se enmarcan dentro de un género al que le carga toda su sátira y humor negro.

Pero El Bar es una película difícil de clasificar, más que ninguna otra del director. Es una mezcla de thriller, de terror, suspenso y muchos toques del cine de serie B, un exceso mayor del que ya nos ha acostumbrado este cineasta.

La historia con fondo de conspiración ocurre en un bar madrileño en plena zona céntrica de la ciudad a la que van entrando un grupo variopinto de clientes. De repente uno de ellos sale y es disparado en la cabeza. El inesperado hecho hace que la calle se vacíe, nadie sale a ayudarle, no aparece la policía, no llega una ambulancia. Cuando el miedo vence a uno de los otros clientes del bar para ayudar a la víctima, también es asesinado. El mensaje a partir de ese momento es claro: el objetivo de lo que parece ser un francotirador son todos los que están en el local.

Al desconocer la razón, las conjeturas son las primeras en generar las primeras situaciones propias del humor de este director, después llega la desconfianza y el confinamiento hasta desatar toda una locura de tipo zombie-apocalíptica que saca el instinto salvaje de quienes han quedado atrapados.

Álex de la Iglesia no ha perdido el talento para hacernos reír de situaciones absurdas o de no poder evitarla ante situaciones realmente dramáticas, ante el dolor ajeno o las desgracias realistas que plantean sus historias. En El Bar ese talento aparece por momentos, eso sí no falla en el humor cruel. La intriga que genera su comienzo se va desvaneciendo a medida que la película se vuelve más provocadora y desmedida.

Los personajes, en unas grandes actuaciones de un grupo de reconocidos de actores (Blanca Suárez, Carmen Machi, Mario Casas, Terele Pávez, Joaquín Climent, Alejandro Awada), pierden el control de sí y así mismo parece que lo pierde un poco el director, al caer en el humor negro obvio. El desafío con El Bar era sostener su tono y la conspiración y su crítica a la indiferencia y la superficialidad de los medios no tienen un gran impacto, especialmente para quienes han seguido la filmografía del cineasta y ven cómo ambos temas tienen mayor eco en películas como “La chispa de la vida” o “El día de la bestia”. 

El Bar es una película de emociones desproporcionadas, explosivas, rayando en el humor escatológico que, aunque siempre arriesgado y de sensibilidades para el espectador, De la Iglesia logra matizarlo. Eso sí, tampoco se  puede negar que la historia tiene varios baches y altibajos.

El largometraje hace parte de la sección “BIFF Night Screenings” del Festival Internacional de Cine de Bogotá, – BIFF y se exhibirá los días 13, 15 y 17 de octubre. 

Ficha Técnica

  • Director: Álex de la Iglesia
  • Guion: Álex de la Iglesia, Jorge Guerricaechevarría
  • Género: Sátira
  • Duración: 102 minutos
  • Reparto: Blanca Suárez, Mario Casas, Carmen Machi, Terele Pávez, Secun de la Rosa, Jaime Ordóñez, Joaquín Climent, Alejandro Awadi
  • Montaje: Domingo González
  • Cinematografía: Ángel Amorós
  • Música: Carlos Riera, Joan Valent
  • País: España
  • Año: 2017



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram