Reseña Crítica de Polvo de Estrellas (Maps to the Stars)


Por Sandra M Rios U
sandra-rios@cinevistablog.com

Facebook Twitter Google
 << 5 veces compartido

“He pensado en meterme. Es bueno para mi carrera”

Tres películas del año pasado, de tres directores importantes, hicieron un vistazo al interior del entretenimiento, en donde lejos de la parafernalia, están los artistas. Las tres son viajes al lado menos glamoroso de la industria, a la soledad, las intrigas, los egos y los miedos de sus personajes. Me refiero a Birdman de Iñárritu, Clouds of Sils María de Olivier Assayas (la que más me gusta de las tres) y Polvo de Estrellas (Maps to the Stars) de David Cronenberg.

La experimental de todas: la de Iñárritu. La más accesible: la de Assayas (aparece Kristen Stewart). La más excéntrica: la de Cronenberg (aparece Robert Pattinson). El director canadiense, que por primera vez filma en Estados Unidos, muestra el lado más oscuro de Hollywood.

¿Cuáles son los personajes que volvemos ídolos? Una pregunta para generar una pesada sátira. En Polvo de Estrellas tenemos a Julianne Moore como Havana, una actriz que ha entrado en decadencia, a pesar de su renombre, y por su edad ya no la llaman a casting, eso la tiene neurótica e insegura. Havana intenta seguir técnicas de terapia alternativa y contrata a una nueva asistente personal que la ayude, mientras ella hace esfuerzos desesperados por obtener un papel en un remake de una película que hizo famosa a su madre.

Esa asistente es Agatha (Mia Wasikowska), quien recién llega a Los Ángeles en búsqueda de trabajo y huyendo un poco de un pasado que la relaciona con un incendio que ha dejado huellas en su cuerpo. En escena hay más personajes excéntricos: un jovencito que no supera los 15 años, convertido en superestrella de Hollywood, que vende una imagen pública, pero al que se le ha subido la fama a la cabeza. Él es una pesadilla para cualquier colega: es petulante, arrogante y no respeta ni a sus padres (es él quien, en buena parte, los sostiene). Entre tanto su padre (John Cusack) encuentra en la debilidad de los artistas, una oportunidad para venderse como un gurú, un motivador y masajista de estrellas. Cierra el grupo, Jerome (Robert Pattinson), un chófer por horas que aspira a convertirse en guionista y actor – el personaje está inspirado en el propio guionista de la película, Bruce Wagner. Jerome, como novato es el personaje más “normal” de todos, claro, el menos permeado por el ambiente – de él sale la frase que inicia esta reseña cuando se menciona a la cienciología. Uno de los grandes momentos de sátira hacia los actores y esa manía de estar agrupados, de pertenecer y creer en nuevas tendencias, religiones o ritos, más que por una búsqueda esperitual, por esnobismo.



Con todos ellos Cronenberg desborda una historia efervescente que pareciera rayar en la fantasía, pero ya la misma historia, los chismes del espectáculo, las entrevistas o la biografías se han encargado de probar que Polvo de Estrellas sí permanece cerca de una realidad muy poco glamorosa. Locura y demencia caracterizan a estos personajes en una sátira bien ácida sobre la industria cinematográfica. Cronenberg los pone en situaciones extremas, en el interior de sus casas, queriéndoles darles una vida normal, quitarles su estatus de estrellas (la mejor escena en ese sentido es la de Moore en el baño), incluso afeándolos como personas, y realmente lo consigue, aunque también puede ser cierto que lo hace de forma chocante, llegando a irritar a quien con ciertos velos vaya a verla.

Lo interesante de esta película, de buenas interpretaciones, es la reflexión que se pueda permitir el lector sobre la necesidad (no necesaria realmente) de idealizar a los artistas, y lo que pueden influir para que ellos vivan en mundos imaginarios, en donde la popularidad los hunde en un mar de superficialidad.

Por cierto, si de premiar finalmente a Julianne Moore se trataba (se me hizo un galardón a una suma de actuaciones), en esta película logra hacer un papel mucho más trabajado y complejo que el realizado en “Still Alice” por el que finalmente la premiaron.

La película se encuentra en salas.

Ficha Técnica

  • Director: David Cronenberg
  • Escritor: Bruce Wagner
  • Duración: 112 minutos
  • Género: Comedia negra
  • Reparto: Julianne Moore, John Cusack, Mia Wasikowska,
  • Cinematografía: Peter Suschitzky
  • Montaje: Ronald Sanders
  • Música: Howard Shore
  • País: Canadá, Francia y Alemania
  • Año: 2015

Facebook Twitter Google
 << 5 veces compartido


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook