Reseña La Sargento Matacho, la historia de una bandolera


Por Sandra M Rios U
sandra-rios@cinevistablog.com

Facebook Twitter Google
 << 10 veces compartido

La Sargento Matacho trae a la memoria en el cine el periodo de la violencia, que antecedió el origen de las Farc y demás grupos al margen de la ley. La película está basada en una historia inédita del cronista Pedro Claver Téllez (1. Nota aclaratoria) .

Esencialmente el largometraje cuenta la historia de la primera bandolera colombiana, personaje interpretado por la actriz Fabiana Medina.

La Sargento Matacho, dirigida por William González, se ambienta en 1948, año que marcó la etapa de la conocida violencia partidista, entre simpatizantes de los partidos conservadores y liberales, que originó, a su vez, los despiadados bandos de los chulavitas y pájaros (paramilitares conservadores) y cachiporros (guerrilleros liberales) y que tras el magnicidio de Jorge Eliécer Gaitán trasladó las confrontaciones de la ciudad al campo.

En ese ambiente conocemos a Rosalba Velasco, una campesina que ve desde el monte cómo los oficiales llegan a su casa y asesinan a su esposo a mansalva junto a otro grupo de campesinos liberales. Desde ese momento, Rosalba abandona a su hija y literalmente así misma, internándose en la selva e iniciando un ciclo de odio y cruenta venganza.

La forma como va acabando con sus enemigos la convierten en una especie de mito entre todos los combatientes, pero también en el objetivo del ejército. Inicialmente opera sola y luego se une a un grupo donde se gana el respeto y la terminan protegiendo. Irónicamente con la misma facilidad con la que asesina, engendra varios hijos.



La actriz Fabiana Medina se echa al hombro este personaje descorazonado, salido de sí y que poco se expresa con palabras. Ella humaniza esta historia donde el dolor y la necesidad supervivencia le ganan a la razón y la terminan convirtiendo en una especie de monstruo vengador.

Pero más allá de eso, la película se queda corta en su misma esencia; la misma historia limita a este personaje, lo lleva a un terreno superficial, cayendo en la innecesaria exposición de la piel y dejando de lado ahondar en las complejidades internas de esta mujer, que seguro despertaban mucho más interés. Igual sucede en la intención de enmarcar la película dentro de un hecho histórico, al que le ha faltado más contextualización que la de un texto explicativo que nos transporte a dicho momento tan determinante para el país. El drama de Rosalba, entonces, bien podría haberse desarrollado en cualquier otro escenario.

La Sargento Matacho no alcanza un clímax, de momentos se torna obvia y reiterativa y su discurso sobre la sinrazón del odio y la venganza pierde fuerza al paso del metraje. Parte de ello sucede porque varias situaciones transcurren apresuradamente, no se les dio el suficiente tiempo para desarrollarse, los espacios donde acontecen los hechos se notan demasiado intervenidos y así mismo parece que el director ejerció demasiado control sobre cada escena. A ratos la película cae en el terreno peligroso de la teatralidad. Esto es más notorio en las escenas de confrontaciones, muy calculadas en sus movimientos, limitando incluso la expresividad y naturalidad de sus personajes. 

Es difícil pensar en La Sargento Matacho como una película que nos brinde la posibilidad de reflexionar profundamente sobre un hecho histórico que representó un punto de quiebre para el país y conllevó a un periodo de 70 años de guerra y que, a la final, nos trajo a este otro inicio sin precedentes de la firma de la paz con las Farc y que ya nos tiene hablando de reconciliación.

Desde hoy en salas de cine.

Ficha Técnica

  • Dirección: William González
  • Guion: Marco Antonio López Salamanca
  • Género: Drama
  • Duración: 100 minutos
  • Guion: Sigfrido Barjau
  • Reparto: Fabiana Medina, Damián Alcázar, Marlon Moreno, Juan Pablo Barragán, Juan Pablo Franco, Carlos Vergara
  • Música: Alejandro Ramírez
  • Fotografía: Martín Boege
  • Dirección de Arte: Guillermo Peña
  • País: Colombia
  • Año: 2017

Nota aclaratoria

(1.) Al correo electrónico nos llegó la siguiente aclaración adjuntando la portada del libro que cita este menaje: “la versión original de Sargento Matacho es una novela escrita por mi padre Alirio Vélez Machado, en 1962, en El Líbano Tolima que particularmente es la única bibliografía. Claver hace un argumento basado en esa novela que particularmente es la única bibliografía de referencia para este personaje”. 

La mención de CineVista sobre que el guion de Marco Antonio López Salamanca está basado en una historia inédita del cronista Pedro Claver Téllez, fue tomada usando como fuente el material de prensa suministrado por la producción, misma que a través de la agencia de prensa nos reconfirmó la información.  La producción dice conocer de la novela del señor Alirio titulada “Sargento Matacho” y asegura que su historia está exclusivamente inspirada en la investigación del escritor Pedro Claver Téllez.


Facebook Twitter Google
 << 10 veces compartido


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook