Reseña The Square, la incómoda sátira al arte y la sociedad occidental


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


“The Square es un santuario de confianza y protección. Dentro de él todos nosotros compartimos iguales derechos y obligaciones”.

 

El cineasta sueco Ruben Östlund volvió a enfilar sus baterías en la crítica social, esta vez con la ácida y muy incómoda The Square, la revisión a la industria (sí) del arte contemporáneo.

The Square ya suma la veintena de premios internacionales, entre ellos la Palma de Oro, el Goya y el Premio Europeo a la mejor película de 2017.

A través del personaje Christian, el director del Museo de Arte Moderno de Estocolmo, Östlund fija varios dardos: ¿qué es arte hoy en día?, ¿para qué sirve?, ¿qué y quien lo define o redefine?

El arte no es malo per se, pero es inútil y más cuando detrás de él están actores que se pretenden vestir con un aura de superioridad, que es desconocedora de su esencia, que utiliza a la sociedad como medio para expresarse pero le da la espalda a los problemas  que presenta en su cotidianidad y cae a la final en las tácticas del mercadeo y la publicidad que degradan su verdadera razón de ser.

La tesis que se expone aquí es que el arte no por ser arte y ser consumido por una élite ungida que dicen comprender el arte nuevo, no deja de ser una extensión de la superficialidad de la sociedad. El arte ha perdido su capacidad de reflexión profunda y pretende trasgredir por impacto sin llegar a las raíces de sus propuestas.

Christian es un hombre aparentemente ocupado que debe encargarse de la nueva exhibición del museo titulada “The Square”, de una artista argentina. La instalación, un cuadrado, es una reflexión y una invitación minimalista sobre la verdadera responsabilidad del ser humano con el otro. Teniendo que garantizar su éxito contrata una agencia de publicidad que siguiendo las tendencias de plataformas como Youtube, realiza unas campañas de impacto agresivo y provocación que ponen al museo en tendencia, pero que a la vez reafirman su crisis.



Los personajes que acompañan esta historia responden a la hipocresía que Östlund quiere mostrar con dura sátira y una reiteración asfixiante que cumple con el objetivo de poner al espectador como parte de la trama. La película está llena de subtramas, de momentos y situaciones que en apariencia no hacen parte del hilo central, pero que reflejan lo que quiere plasmar la artista en su instalación y el propio director de esta película: la gente sin techo que pasa inadvertida a diario; la energía perdida en materialismos – al protagonista le roban un celular y recuperarlo es su obsesión -; la pérdida de la habilidad de relacionarse social y sexualmente; el papel de los medios de comunicación; y el irrespeto a los artistas, que se ve en una sencilla escena donde el servicio de limpieza modifica la instalación de uno de ellos.

Sin duda el momento de mayor clímax es cuando en una cena de la alta sociedad se presenta el performance de un hombre que simula ser un mono (excelente interpretación de Terry Notary) . El gran salón se convierte en una selva donde el mono es quien está en su entorno natural y son los invitados quienes quedan atrapados en su habitáculo. La tensa, agresora, incómoda, miedosa, absurda y claustrofóbica escena,  además de la ridiculización de los rituales sociales, sintetiza todo la película. 

The Square es un largometraje de excesos, muy bien actuado, caótico (es lo que más le pesa en casi tres horas de metraje), que no es fácil de tolerar y tiene una buena dosis de justificable enojo y originalidad. La capacidad que tiene de irritar al espectador es otra de sus virtudes.

La película está nominada en los Oscars a Mejor Película Extranjera y compite junto a 
Una Mujer Fantástica (Chile), Loveless (Rusia), The Insult (Líbano) y En Cuerpo y Alma (Hungría). La premiación se realizará el próximo 4 de marzo.

Ficha Técnica

  • Director: Ruben Östlund
  • Duración: 151 minutos
  • Guion: Ruben Östlund
  • Género: Sátira
  • Montaje: Ruben Östlund, Jacob Secher Schulsinger
  • Cinematografía: Fredrik Wenzel
  • Música: Rasmus Throd
  • Países: Suecia, Alemania, Francia, Dinamarca
  • Año: 2017



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram