Reseña Últimos días en la Habana de Fernando Pérez – Berlinale 2017

Por Sandra M Rios U
sandra-rios@cinevistablog.com

Facebook Twitter Google
 << 10 veces compartido

Después de recibir el premio del jurado y mejor banda sonora en el Festival Internacional de Cine de la Habana el pasado mes de diciembre, Fernando Pérez participa por estos en el Festival de Berlín con su producción Últimos días en la Habana en el programa “Berlinale Special”.


Vemos en la película una historia de la Cuba moderna, entre la esperanza de un añorado y anunciado cambio y las secuelas de una revolución y un país que permaneció bloqueado por Estados Unidos por casi seis décadas.

Ese marcado contraste entre aquel que ha aprendido a convivir con la Cuba castrista y el que sigue añorando escapar de un régimen que lo consume, está representado en dos personajes decididamente opuestos.

Miguel es un hombre de 45 años de edad que anhela irse a Nueva York, pero la visa ha tomado más tiempo del esperado, entre tanto trabaja lavando platos en un restaurante. Diego, de la misma de edad, es su compañero de hogar, un gay postrado en la cama a causa del SIDA que padece, aún así es un hombre con ganas de comerse el mundo. Miguel vive en amargura, es huraño. Diego tiene un espíritu vital. Ambos conviven y se acompañan sin conocerse las motivaciones de tan improbable amistad.

Entre el intolerante con una sociedad que termina aceptando las limitaciones del comunismo y el que por el contrario entiende en ello un acto bellamente humano de supervivencia, se mueve esta película con un trasfondo político tanto sutil como preciso, sobre todo en estos días que se discute acaloradamente sobre la imposición de las fronteras. Miguel es el reflejo de lo que debería ser la verdadera libertad del hombre, esa que le permitiría a una persona hacer lo mismo que hace siempre, pero en el lugar donde realmente se siente confortable. Su bello final lo deja claro. Diego encarna la diversidad del hombre, no solo porque es un personaje gay, sino porque en él recae resaltar la necesidad de aceptar cualquier tipo de diferencia.

Últimos días en la Habana no es un largometraje con furia política, no tiene esas pretensiones, su naturaleza es más humana a través de esos temas con los que es fácil conseguir una conexión universal: la amistad, el amor, la solidaridad y la compasión. Es una película más de espíritu alegre, esperanzador y de buenos y motivados personajes (cada uno a su manera).

La última función de esta película en coproducción con España será el próximo domingo 19 de febrero a las 6 de la tarde en el Cubix 8.

Galería Fotográfica Últimos días en la Habana

Ficha Técnica

  • Director: Fernando Pérez
  • Guion: Fernando Pérez, Abel Rodríguez
  • Duración: 93 minutos
  • Género: drama
  • Reparto: Jorge Martínez, Patricio Wood, Gabriela Ramos,
  • Montaje: Rodolfo Barro
  • Cinematografía: Raúl Pérez Ureta
  • Arte: Celia Ledón
  • Países: Cuba, España

Cortesía material de prensa: The Film Agency.


Facebook Twitter Google
 << 10 veces compartido




Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook