The Shape of Water cosecha buenos comentarios en Venecia



Facebook Twitter Google
 << 7 veces compartido

Compitiendo en la sección oficial, “The Shape of Water”, la más reciente propuesta de Guillermo del Toro, ha cosechado los primeros buenos comentarios en el Festival de Cine de Venecia.

“Magnífica, hermosa, fábula romántica y joya meticulosamente elaborada” son algunos de los primeros calificativos que aparecen en los medios internacionales.

La película en realidad es una mezcla de varios géneros; tiene un poco del cine noir y de la opulencia de los musicales, alrededor de lo que es una película de monstruos o criaturas explorando emociones primarias como el miedo, abandono, peligro, asombro, curiosidad y deseo.

The Shape of Water nos lleva a un laboratorio secreto en plena efervescencia de la Guerra Fría, donde trabaja la solitaria Elisa, a quien le cambia la vida por completo cuando junto a su compañera Zelda descubren un experimento clasificado de secreto.

“Me gusta hacer películas que son liberadoras, que digan está bien ser quien eres y parece que en este tiempo ese discurso es muy pertinente”, explica Guillermo Del Toro, quien cuenta en esta producción de fantasía con dos de las actrices más carismáticas del momento; Octavia Spencer y Sally Hawkins, acompañadas de Michael Shannon, Richard Jenkins, Doug Jones y Michael Sthulhbarg.

Sobre la intención de esta nueva historia el director comenta: “Quise crear un historia bella y elegante sobre la esperanza y la redención como un antídoto al cinismo de nuestros tiempos. Quería que esta historia tomara la forma de un cuento de hadas en el que se tenga un modesto ser humano que se topa con algo más grande y trascendental que cualquier otra cosa en su vida”. A ese ingrediente de poner a una persona ordinaria en situaciones extraordinarias, le suma las tensiones de la guerra que son vigentes en la actualidad. “Pensé que sería una gran idea yuxtaponer ese amor contra algo tan banal y malévolo como el odio entre naciones, que es la Guerra Fría, y el odio entre personas debido a su raza, color, habilidad y género”.

Ambientar la película en la década del sesenta correspondió a intereses particulares del director mexicano. “Lo que me interesó es que 1962 es un fecha en la que todos estaban focalizados en el futuro, la criatura es entonces una forma antigua del pasado profundo. Las personas están obsesionadas con lo nuevo, con la publicidad, la luna, la ropa moderna, la televisión”.

En medio de esa tensión en el ambiente, mezclada con las ilusiones y el interés por el futuro, está una historia de amor entre dos especies distintas. La criatura, una mezcla entre humano, animal y mito es interpretada por Doug Jones, quien ya había trabajado con Del Toro en el “Laberinto del Fauno”, encarnando al Fauno y el hombre pálido y a Abe Sapien en “Hellboy”. El actor describe este nuevo personaje: “Él es muy, muy solitario porque es el último de su especie. Nunca ha estado por fuera de su río, entonces no comprende dónde está o por qué. Es objeto de pruebas y biopsias todo porque el gobierno considera que deben usarlo de algún modo para su propio beneficio”. Los sentimientos, las emociones, sus expresiones son el lenguaje de comunicación con Elisa, quien es muda. “Su comunicación va, por necesidad, más allá de las palabras, está basado por completo en la visión y sus sentimientos. Ambos personajes están por fuera de su elemento en un extenso mundo, pero cuando están juntos eso desaparece”. Construir esa relación con ausencia de palabras fue un desafío para ambos actores, quienes debieron comenzar a conectarse con muchos ensayos desde un mes antes que iniciara el rodaje de la película.

La criatura le tomó a la producción nueve meses de gestación y es una mezcla de un disfraz prostético diseñado meticulosamente y la expresividad que logra Doug, misma que le ha permitido trabajar varias criaturas con Del Toro desde hace 20 años. La idea era crear una criatura milenaria luminosa proveniente de las profundidades del mar, crear una forma de vida acuática. El equipo de diseño, que contó entre otros con el supervisor de efectos visuales y diseñador Shane Mahan (Iron Man) y el escultor Mike Hill (El hombre lobo), elaboró varias maquetas.

Primeras reacciones

” (The Shape of Water) ofrece lo que debe ser las preocupaciones del cine, explorando la psique americana de posguerra como lo hizo “The Master” de Paul Thomas Anderson, y es incuestionablemente la mejor y la más rica película de Del Toro desde su obra maestra de 2006 y en español El Laberinto del Fauno. También es crucialmente una película que él y solo él podría haber imaginado”. – Robbie Collins, The Telegraph.

“Mientras que la notable Hawkins lleva cada escena con su tierna transparencia emocional y su deseo alegremente imperturbable, el magnífico trabajo de Jenkins, Stuhlbarg, Shannon y el mordaz Spencer, hacen de ésta una historia robusta y completa. El trabajo de Jones merece todos los halagos, retratando a la criatura como un ser sensible con una vida interior conmovedora, impulsado por un anhelo no menos persuasivo que el de Elisa”. – David Rooney, Hollywood Reporter.

“… Esta es una película con la gracia y la ambición formal de alguno de aquellos musicales de Vincente Minnelli en los cuales la cámara nunca deja de moverse. Esta es una película de monstruos, pero se desempeña en el estilo del romance de una bella y su bestia”. – Geoffrey Macnab, Independent.

La forma del agua (The Shape of Water) llegará a las salas de cine bajo la distribución de 20th Century Fox el próximo 22 de febrero de 2018.

Pressbook e imágenes crédito: Prensa Biennale.


Facebook Twitter Google
 << 7 veces compartido


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook