Virginia Casta – Detallando 8 aspectos de la película con el director Claudio Cataño



Facebook Twitter Google
 << 53 veces compartido

A partir de mañana llega a cartelera la película colombiana Virginia Casta, la segunda producción del actor, director y guionista Claudio Cataño. 

Virginia Casta es la adaptación de una novela homónima de la también actriz Patricia Castañeda, que narra la historia de una mujer joven de 30 años, emprendedora, que después de un desencuentro amoroso se sumerge en una especie de profundo viaje al interior de sus sentimientos para así reflexionar sobre su vida y vislumbrar un cambio.

Cataño ha descrito esta producción como una película que es familiar para todo el mundo, puesto que está hecha a modo de “collage”, una técnica o composición conocida por todos. También ha expresado que se trata de un viaje extraordinario de un ser ordinario y que en su cine (ésta es su segunda película después de “Moria”) se encuentra interesado por los “soñadores aunque estén condenados a fracasar”.

La novela de Patricia Castañeda recorrió el mundo y recibió varios premios, entre ellos el primer puesto en los Latino Book Awards 2011 como mejor novela de amor.

Detallamos con Claudio ocho aspectos puntuales de esta película y esto nos explicó.

1. Sobre el collage

Digamos que la premisa de la que partí es el “collage” que es un elemento aparentemente tan simple y que todos trabajamos en el colegio, pero que está lleno de matices, de color e imágenes incluyentes, es decir, de elementos que todos conocemos.

Una de las premisas por las que siempre he partido es que independiente del tema que se esté tratando, en beneficio de quien presencia la película y ese diálogo que existe entre realizadores y público, debe haber un puente claro y que no requiera de un manual de instrucciones. En lo particular, no me gusta que a mí, en una película, de entrada me digan que me están molestando o perturbando porque quieren que yo, como espectador, reflexione. Para mí es solo el espectador el que debe decidir al final.

2. La razón de los recursos como la animación y la voz en off

No hay nada más complejo y más elaborado y más ecléctico que la vida de una persona ordinaria. Trabajé varios recursos en esta película porque particularmente para mí, mi vida y adolescencia, y mi primera vida adulta, estuvo plagada de todos esos elementos; de animación, del rock, de las revistas. La película de mi vida ha sido un montón de películas a la vez y lo mismo pasa con el resto de las personas.




Le puede interesar también:

Reseña de Virginia Casta


 

3. Las similitudes con Moria

Encuentras en común con mi primera película evidentemente una búsqueda estética preciosista. Independiente a lo que se esté contando me gusta el contrapunto y sobre todo me gusta ahondar, más que en la psicología, en el universo mágico, sea este desde el lado positivo o negativo de los seres humanos.

 

4. La ciudad como elemento estético

Tenía una predilección fotográfica, porque la luz de Cali es muy especial, es un tema de color y cierta temperatura en la atmósfera y además Patricia (Castañeda, la productora) jugaba allá de local. En sí, el cuadro del escenario que pintamos, lo consideré indispensable y tuve la visión de una imagen de Virginia en su apartamento contemplando el Cerro de las Tres Cruces y se logró. Esa imagen creo que fue la que me motivó.

5. Los cánones. Un cine no convencional

A mi me gusta desligarme de los cánones, es decir, no me gusta que me digan cómo se deben ver las cosas. Cada lugar, cada rincón tiene posibilidades infinitas. Me gusta la universalización de los espacios, las historias y las emociones.

6. Diferencias entre  novela y adaptación

Se conserva en esencia la dicotomía y la ciclotimia del personaje, su carácter revoltoso y colorido, pero funcionalmente se cambió varias cosas porque necesitaba entenderlas. Por ejemplo el tema de la voz en off y la alegoría con el cine fueron cosas que fueron apareciendo y no estaban dentro de la novela.

7. El trabajo con los actores 

No soy excéntrico en mi trabajo con los actores, ni tengo una preferencia. Soy convencional y nada pretencioso. Me gusta confiar en ellos, me gusta participar del proceso creativo, pero especialmente me gusta comprender que cada actor es distinto, entonces no hay una fórmula sino que cada actor requiere de una serie de condicionamientos particulares, así mismo me gusta mucho escuchar e ir viendo cómo se desarrolla e ir probando cosas distintas. Soy lógico y funcional, permito que se cambie un diálogo, por ejemplo, siempre y cuando lo que se esté diciendo sea mejor de lo que está escrito y, siempre y cuando, corresponda a una necesidad del personaje y no del actor mismo.

8. El final mágico

El cierre con el padre parte del conflicto de este personaje que vemos en la película. Sabiendo que el problema de ella es un chico, considero que el tema en sí es mucho más profundo. Normalmente nos obsesionamos con las cosas y eso destapa como un volcán algún problema más complejo, en este caso la sensación de abandono desde que Virginia era una niña, su necesidad de reafirmación, de aprobación, pero sobre todo de encontrar a alguien que resolviera sus necesidades afectivas. De esa manera pude entender la historia y pude hacer un cierre lindo para el personaje, que no era de recompensas monetarias sino de la posibilidad de cerrar el ciclo de abandono que ha había tenido en su vida, viéndola a ella desde su perspectiva más infantil e inocente .

Imágenes de apoyo tomadas de la redes sociales de la película.


Facebook Twitter Google
 << 53 veces compartido


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook