Horton – "Digo lo que siento y pienso lo que Digo"






Si lo prefieren, pueden escuchar la reseña aquí:

EN RESUMEN
Horton es una película divertida, relajada con un mensaje sencillo y contundente muy característico de las obras del Dr. Seuss, su creador, que trasmite el mensaje con una alta dosis de humor.

FICHA TÉCNICA
Calificación CineVista:
Director: Jimmy Hayward y Steve Martino
Género: Animación, comedia
Título Original: Horton hears to Who!

Guión: Cinco Paul y Ken Daurio; basado en el libro del Dr. Seuss
Doblaje original: Jim Carrey (Horton), Steve Carell (alcalde), Carol Burnett (cangura), Will Arnett (Vlad), Isla Fisher (Dra. Mary Lou LaRue), Amy Poehler (Sally O’Malley), Seth Rogen (Morton), Josh Flitter (Rudy), Jaime Pressly (Srta. Quilligan), Laura Ortiz (Jessica), Jonah Hill (Tommy), Jesse MacCartney (Jo Jo)
Duración: 1:28 Min

Trailer: En las voces originales
País: Estados Unidos

Año: 2008

SINOPSIS
Cuenta la historia de un elefante, llamado Horton, que un día escucha un grito de auxilio proveniente de una pequeñísima partícula de polvo que va flotando en el aire. Su imaginación le hace pensar que puede haber vida dentro de esa partícula y a pesar de que la comunidad de lo rodea no le crea y considere que ha perdido la razón, Horton está dispuesto a confirmarlo y a prestarles su ayuda.

RESEÑA CRÍTICA
Con casi un mes de comportamiento atípico, que semana tras semana hacía declinar las cifras de recaudo en taquilla en las salas de cine nortemaricanas y canadienses, Horton y El Mundo De Los Quién se convirtió en la cinta salvadora, pues ya se ganó el título de “Mejor Estreno del Año” al recoger alrededor de los 45 millones de dólares durante el fin de semana de su estreno tanto en Estados Unidos como en Canadá. Gracias a Horton, la cinematografía hollywoodense por fin despega y les da un respiro en el cumplimiento de la proyección, después de 3 meses de iniciado el año 2008.

El artífice de esta bella historia es el bien conocido por los ciudadanos nortemaricanos, el escritor Ted Geisel un hombre que usaba como seudónimo en sus obras “El Doctor Seuss”. Su legado incluye una serie de incontables tiras cómicas de tinte político, cuentos infantiles y para adultos y hasta películas cortas relacionadas con la guerra cuando formó parte del primer Departamento de Producción de Películas de la Armada de su país que lo llevaron a obtener un premio de la Academia en el año 1950, una década brillante en su carrera en donde produjo la mayoría de los éxitos recordados hoy día como: “Si yo dirigiera el zoológico” de 1950, “Súper Huevos Revueltos” de 1953 o “Cómo el Grinch se robó su navidad” del año 1957 que ha sido adaptado para cine y televisión en dos oportunidades; una en 1966 y la otra en el año 2000 con la participación protagónica de Jim Carrey. Esta última obra es considera un clásico de la literatura infantil y ahora del cine, que año tras año, igual como ocurre en Semana Santa, es película obligada en los canales de la televisión del norte.

No fue fácil llevar a la pantalla gigante esta película, gracias a la experiencia desafortunada que tuvo la esposa del escritor quien heredó su legado después de su fallecimiento en el año 1991, con la adaptación en cine de El Gato, un film del año 2000 interpretado por Mike Myers que no solo la esposa del Dr Seuss repudió, sino la crítica especializada debido a que poco o nada respetó el lenguaje y la esencia de este escritor, que no es otra cosa que el hecho de escribir con un lenguaje extremadamente sencillo, común, nada adornado y utilizando la mínima cantidad de palabras. Cada una de sus mayores obras se caracterizan por eso, pues después de leer una noticia en la que decían que los niños no leían por que no comprendían, hacerlos entender se convirtió en su principal objetivo. Así que realizar adaptaciones distintas no tiene sentido y justamente la película animada de Horton y El Mundo de los Quién, respeta y deja intacto este objetivo.

La cinta es supremamente sencilla tanto en su técnica que combinó elementos de la animación tradicional con otros altamente modernos, como en el mensaje que se pretende trasmitir. Es sin duda un film cuyo público objetivo son los niños pero que detrás de un mensaje simple se esconde muchos otros que se podrían aplicar perfectamente a la política, al racismo (tema por cierto, este escritor tocó varias veces en sus obras), la relación que lleva el ser humano con sus semejantes y general con su entorno.

De principio a fin, la cinta utiliza una alta dosis de humor con la que uno se siente confortable y con la que se llega más fácil al mensaje final que dicho en distintas palabras es: Todos los seres/entes del universo tienen y merecen un espacio que se debe respetar sobre todas las cosas. Un mensaje que se repesa en toda la película a través de otras reflexiones directas e indirectas. Directas como el hecho de aconsejar “decir lo que siente pensando primero en lo que se va a decir” y otras indirectas en las que se pone de manifiesto la soberbia del ser humano frente a un universo tan grande. Aquí los humanos no nos vemos identificados con el mundo de Horton, sino por el contrario con Villa Quién y es que así, somos frente al entorno que nos rodea, somos los “reyes” de una parte muy insignificante del universo y por tal razón, no vale la pena sacar a relucir nuestra gallardia. Otra lectura interesante es la de enseñar a los más chicos y recordarle a los más viejos que en el mundo hay una cantidad importante de seres indefensos que debemos respetar y ayudar, sean estos o humanos o no. Un mensaje también claro y contundente sobre el trato que le damos a la naturaleza y los animales que por las diferencias de código se ven enfrentadas a la crueldad humana.

El reparto de la película en las voces originales es otro de los atractivos de Horton que une, una vez más, a dos actores excepcionales para el género de la comedia, hablo Steve Carrel y Jim Carrey que por primera voz presta su voz en una cinta animada. Aunque en términos generales la estructura narrativa, el ritmo y la duracción son las apropiadas, lo cierto de Horton y El Mundo de los Quién es que no es la gran película y su extrema simplicidad en todos los aspectos la hacen parecer una historia débil y carente de la emoción necesaria para que el público realmente se comprometa con ella. Sin embargo no se le puede desconocer que es una película que nos deja un gran mensaje, que a pesar de haber sido escrita en los años 50 aún sigue encajando en la actualidad y es perfectamente adaptable a varios ámbitos de la sociedad.

Lo que más me gustó: El elemento cómico

Lo que menos me gustó: la excesiva simplicidad a veces es un defecto

Buena Suerte!!! Y no olviden ser ustedes mismos quienes le den una calificación a la película. Gracias.

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram