Cine Latinoamericano



Reseña Vento seco de Daniel Nolasco – No apta para fachos ni frágiles mentales



Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

En el catálogo de un festival de cine nacional escribía el crítico y periodista colombiano, Pedro Adrián Zuluaga, que “nunca hasta ahora los personajes LGBTIQ+ habían hecho mella profunda en las narrativas del cine y la televisión mainstream…” y que además de celebrarse tal logro “conviene empezar a ser visto con ojo crítico”, y no puedo estar más de acuerdo con tal afirmación. Para reforzar su tesis, Zuluaga citaba uno que otro producto disponible en plataformas masivas como Netflix, donde abundan representaciones de sexualidades alternativas a partir de unas tendencias (salvo una que otra excepción) complacientes, algo baladí, y con atractivos visuales similares a comerciales de bombombunes.

También escribía Zuluaga que los giros más radicales de representación están ocurriendo en otros escenarios, y el de la región latinoamericana es precisamente uno de ellos, sobresaliendo Brasil, desde donde recientemente han aparecido propuestas como Sol alegria de Tavinho Teixeira, Breakwater de Cris Lyra, Tinta bruta de Filipe Matzembacher y Marcio Reolon, o A rosa azul de Novalis de Gustavo Vinagre y Rodrigo Carneiro, todas completamente disruptivas y ciertamente auténticas. Lo más reciente del brasileño Daniel Nolasco, Vento seco, se adjunta a la interesante lista previa. Una obra que reflexiona sobre los prototipos y cuerpos hegemónicos, y al tiempo establece una vinculación desafiante en un país que ha virado al conservadurismo y la mojigatería de la mano de un despreciable gobernante.

Seguir leyendo


Reseña Familia de Medianoche de Luke Lorentzen. Mirada a un México desolador. – Especial Premios Ariel 2020



Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

“¡La realidad debería estar prohibida!”, aseveraba una editora de novelas rosa en la magnífica “La flor de mi secreto”, cuando Leo (Marisa Paredes), su escritora estrella, había tomado repentinamente un giro más negro. Y puede que esa editora tuviera algo de razón. El mundo ya es lo bastante sórdido para entregarnos por completo a proyectos o – como en este caso – a películas que usan la realidad o la denuncia como cierto o único motor. Quizás falle algo dentro de mí, porque tales películas (salvo algunas excepciones) me interesan sobremanera, independiente de su calidad o el sinsabor que muchas dejan tras su final. En el caso de Midnight Family (Familia de Medianoche) la sensación es positiva. La criatura cinematográfica de Luke Lorentzen, que a veces parece abordar el humor negro, es una interesante propuesta que pone en evidencia a un país que adolece de un sistema de salud – y por ende, de un gobierno – competente.

Seguir leyendo




Película Río Sucio hace preestreno virtual en Costa Rica y Colombia



A partir de hoy y hasta el 30 de septiembre el director costarricense Gustavo Fallas hace el preestreno de su segundo largometraje “Río Sucio” de manera virtual.

La película cuenta en su reparto con la participación de la actriz colombiana Gladys Alzate y la coproducción de Milagros Producciones.

Seguir leyendo


Reseña Asfixia de Kenya Márquez. Las batallas diarias de la mujer – Especial Premios Ariel 2020



“Hasta los ángeles se equivocan”

 

En esta edición de los Premios Ariel 2020 aparece en un mar de cine de género ligero, lleno de lugares comunes, regulares actuaciones, deficientes direcciones y producciones que parecen más bien series, una película sencilla y de belleza infinita. Su título es Asfixia y es la única nominada en la categoría a Mejor Película dirigida por una mujer, Kenya Márquez.

La película hace parte de una trilogía donde la directora quiere abordar temas sobre la violencia de la mujer, la discriminación y la corrupción, que arrancó con “Fecha de caducidad”, su ópera prima, y ha continuado con esta.

Seguir leyendo




Entrevista a Toto Vega. “La película habla de rebeldía femenina en medio de la represión”. Cuando los hombres quedan solos



“Esto hace que la película hable de rebeldía femenina en medio de la represión”.

 

En el año 2013, el director Fernando Martínez realizó el rodaje de “Cuando los hombres quedan solos”, su segundo largometraje tras “¿Por qué quebró McDonalds?”, un documental que le contó al mundo las razones por las que la gigante de la comidas rápidas había fracasado en Bolivia y debió cerrar sus sucursales tras cinco años de presencia desde 2002.

Su segunda película está inspirada en la última dictadura boliviana, ejercida por Luis García Meza Tejada entre 1980 y 1981, pero no se abordó desde el documental sino desde la ficción. El rodaje concluyó a finales de 2013 y a las pocas semanas falleció producto de un infortunado accidente casero. Viviana Saavedra, la productora ejecutiva retomó el proyecto años después y lo estrenó el año pasado en su país. En sus palabras al diario El País de España, comentó que la producción “retrata el golpe de Estado a partir de la toma del Palacio de Gobierno y recrea algunos hechos y personajes de la época. Esto sin lugar a duda llamará la atención para refrescar la memoria y dar a conocer a las nuevas generaciones de estos acontecimientos que no deben quedar en el olvido”.

Seguir leyendo


Reseña Esto no es Berlín de Hari Sama. La tediosa escena underground en el México de los ochenta. – Especial Premios Ariel 2020



En los últimos tres o cinco años abundan las películas que hablan de esa transición de la adolescencia a la adultez y que de paso sirven como excusa para mostrar las complejidades de las relaciones entre padres e hijos, la nostalgia de una época, la aceptación o rechazo de la identidad, o la crítica social o política de lo mínimo que cambia una sociedad a lo largo de los años. Ha habido en esa larga lista de títulos resultados notables como el caso de “Lady Bird, “Boyhoood“, “Dope” o “Las ventajas de ser invisibles“, pero así también de larga es la lista con aquellas que no pasan de la fórmula.

Sucede bastante con “Esto no es Berlín” del director Hari Sama, una historia que tiene muchos elementos personales y de vivencias del director, pero que sorprende con sus 12 nominaciones en los Premios Ariel 2020.

Seguir leyendo


Reseña El complot mongol de Sebastián del Amo. Otra tontería. – Especial Premios Ariel 2020



Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

Recuerdo con claridad mi infancia en compañía de productos creados por Televisa, esa compañía mexicana archifamosa que me parece que hace mucho – décadas, quizás – anda de capa caída. Mis días de infancia y primera juventud transcurrieron entre esos melodramas televisivos de mediana calidad pero mucha intensidad, y programas de entretenimiento sostenidos a punta de chistes flojos, estereotipos, amarillismo, y cómo no, machismo por los cuatro lados de la pantalla. Y recuerdo todo esto luego de ver El complot mongol, una película de Sebastián del Amo que aspira a cuatro galardones en los Premios Ariel 2020, y que es todo un despropósito. Carente de todo sentido. Una tontería desde donde se le mire.

Seguir leyendo


Diana Patiño, la productora detrás del León de Venecia de Entre tú y Milagros de Mariana Saffon



Entre tú y Milagros de Mariana Saffon ha vuelto a poner al cine colombiano en el foco de la industria a nivel mundial. El pasado domingo, se llevó el máximo galardón, el León de Venecia, en el Festival Internacional de Cine de Venecia en la categoría Horizonte de cortometrajes. Es esta la primera vez que una película colombiana obtiene tal reconocimiento en el festival más antiguo del mundo.

El premio fue entregado por la presidenta del jurado, la cineasta francesa Claire Denis, después de evaluar un total de doce producciones participantes, donde la de Saffon era la única Latinoamericana.

Seguir leyendo


Reseña Ya no estoy aquí de Luis Fernando Frías. Un cholombiano en Nueva York. – Especial Premios Ariel 2020



Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

La historia inicia en Monterrey, México. Ulises, un joven que parece no superar los 18 y dueño de un estilo bastante peculiar, se despide de su madre. Luego lo alcanza una chica, ¿su novia?, quien le entrega un reproductor de música a modo de regalo de despedida. Nos enteramos luego que su viaje, como no, es a Estados Unidos (Nueva York) y no es precisamente uno de placer. Ni siquiera es planeado. Tampoco es el “paradisiaco” Manhattan a donde cae. Es el multicultural y caótico Jackson Heights al que Ulises llega absorto, y a trabajar en lo que surja, sin un solo conocimiento de inglés y el desdén y la burla de quienes parecen sus compañeros de trabajo. Luego hay un juego de tiempos narrativos y geográficos para explicarnos por qué todo lo anterior. Y me gusta esa ambigüedad con la que se narra y la socarronería de su autor cuando de contexto político se trata. Más tarde nos ubica en un barrio popular, de vuelta en Monterrey, y en donde Ulises y su grupo de amigos hacen parte de una tribu en la que bailan cumbias y hay una cierta estética, una imagen contraria a lo que los latinoamericanos tenemos como imagen de quienes hacen cumbias o vallenatos. Pura contracultura.

Seguir leyendo


Usted no hace mas que improvisar. Sufrir no siempre es malo