Al final del espectro, película colombiana – Reseña


Género : Drama
Dirigada por : Juan Felipe Orozco

Reparto : Noëlle Schonwald
Silvia de Dios
Kepa Amuchastegui
Manuel José Chávez
Carlos Serrato
Julieth Restrespo

País Origen : Colombia


Esta ha sido la primera vez que el cine colombiano, con ya varios años de trayectoria, toma el riesgo de realizar una película “diferente”, al típico tema de TODAS las películas colombianas, es decir, películas basadas en “nuestra cruda realidad”. Ya hemos visto toda clase de películas – casi buenas, regulares y malas – donde el narcotráfico, las drogas, las “groserías” y la burla hacia nosotros mismos son los protagonistas.

Debo confesar que este ha sido uno de los principales motivos por los cuales me “aburre” ir a ver cine colombiano, sin embargo, cuando el año pasado vi los cortos de esta película, cambié radicalmente mi percepción, me “atreví”, sin verla, a darle una precalificación positiva, solo por el hecho de asumir el riesgo de hacer algo totalmente diferente, algo más “hollywoodense”. Hasta recuerdo que esperé con “añoranza” el día de su estreno. Era algo increíble para mí, el día esperado, el día del “por fin” comenzaremos hacer películas distintas. Pero por desgracia, esta película resultó ser algo peor que un fiasco. Por mucho, esta ha sido la peor película que he visto en mi vida. Una película en donde me cuesta mucho poder explicar su argumento. Es una colcha de retazos, con imágenes distorsionadas, con una iluminación perversa, con actores que pese a su trayectoria en Colombia, no hacen un gran aporte a la historia, una historia que es demasiado pobre. Nunca suelo dormirme en una película, por mala que esta sea, pues esa es la idea del cine, ir a verlo, pero esta película me produjo un terrible sueño y unas ganas enormes de salirme. Lo peor, es que igual sentimiento lo percibí entre los demás espectadores. Espectadores jóvenes, pues la película se estrenó en temporada de vacaciones -es su target-, y desafortunadamente, ni siquiera logró cautivar este público de personas que suelen cautivarse por este género de películas, de hecho y sin exageración, al final, fue terriblemente abucheada.

No sé qué respuestas plantearme ante semejante decepción, siempre hablamos que el cine colombiano es bajo de recursos, pero definitivamente me rehúso a creer que esta es la única causa de este filme. Aunque si ha de ser cierto que no debieron haber tenido muchos recursos para llevarla a cabo, esto se aparta del argumento y la realización de la película. Sé que a este punto y para los que no han tenido la fortuna de verla, se estarán preguntando: ¿pero realmente de qué se trate esta película para ser catalogada de perversa? Aclaro antes de contarles la sinopsis de ella, que por cierto, está bien “definida”, pero solo en el papel porque nada tiene que ver con la realidad de la filme.

Si la han visto, si la van a ir a ver, si la van a alquilar (sería lo mejor, y eso), espero me envíen su opinión.

Sinopsis
Cuenta la historia de Vega, interpretada por Noëlle Schonwald, quien sufre de “Agorafobia” (sensación de angustia ante los espacios abiertos) debido a un momento difícil que vive con su novio (José Manuel Chávez). Esto la conduce a alejarse y encerrarse en un viejo apartamento conseguido por su padre (Kepa Amuchastegui) en donde suceden cosas extrañas que la llevan a vivir momentos de pánico, al igual que la rara obsesión de una de sus vecinas (Julieth Restrepo) y quien resulta ser una pieza importante en esta historia.

PD: Ahh, lo único bueno es que se hará una versión en la que participará la gran actriz Nicole Kidman. Mucho habrán de cambiarle para mostrar algo muchísimo mejor.