Película El Violín – Muy auténtica






Calificación Cinevista:
Género: Drama
Director: Francisco Vargas Quevedo
Reparto: Ángel Tavira (Don Plutarco), Dagoberto Gama (El capitán), Fermín Martínez (El teniente), Gerardo Taracena (Genaro), Mario Garibaldi (Lucio).
País: México
Año: 2005
 
Si lo prefieres, escucha el Artículo Aquí:
— —- —- —- — 


SINOPSIS:
Don Plutarco (Ángel Tavira), su hijo Genaro (Gerardo Taracena) y su nieto Lucio (Mario Garibaldi) llevan una doble vida. Por una lado, son humildes músicos rurales, y por el otro, apoyan activamente al movimiento guerrillero campesino contra el gobierno opresor. Cuando el ejército invade el pueblos los rebeldes deben huir y abandonar las municiones.

Esta película independiente ya dejó las carteleras de los cinemas más populares de mi país, pero por fortuna está devuelta en la Cinemateca Distrital de la capital colombiana y gracias a ello le dedicaré unas notas a este filme que no había tenido la oportunidad de ver, a pesar de su rotundo éxito mundial y de que muchos ya la conozcan.

El violín primer largometraje de su director y guionista, fue cortometraje inicialmente. Esta es una cinta por sobre todas las cosas “auténtica” que consolida el nombre de México como uno de los mejores cines latinoamericanos del momento, a pesar del poco apoyo que se le da a sus representantes. Sin embargo, esta falta de apoyo ha hecho a su vez que cada película se convierta en un super reto para demostrar a sus contradictores las buenas herramientas creativas con las que cuenta dicho país. De hecho, esto es lo que más motivó a Vargas a realizar esta cinta y se convirtió en una obsesión el demostrar que si se puede hacer buen cine, de buena calidad, que guste al público en general y con un presupuesto escaso.

Como lo mencionaba en la sección de noticias de CineVista semanas atrás, esta película ha logrado recoger más de 30 premios y a hoy ha recorrido medio globo terráqueo con un impresionante éxito. Los premios van desde Mejor Actor, Mejor Guión, Mejor Fotografía, hasta Mejor Película. A la cabeza de todos estos galardones está el otorgado por el Festival de Cannes en el 2006 con el premio a Mejor Actor en la sección “Una Cierta Mirada”. Entre otros festivales está el de San Sebastián, el de Kerala en India, el Iberoamericano de Huelva en España, el de Gramado en Brasil y para no extender más el listado e ir más lejos en el Festival de Cine de Bogotá, se reconoció con el premio a Mejor Fotografía y Mejor Guión este año.

La película lejos de mostrar una violencia agresiva y tosca, nos muestra, de forma cruda, una historia real con una exquisita riqueza en la trama y fotografía. El blanco y negro es el recurso destacado con el que se envuelve cada una de las escenas de la película y se convierte en un detonante impresionante y por demás impactante del suspenso que minuto a minuto se refleja en ella, gracias también, a su ritmo “In Crescendo” que es vital y muy bien manejado. Pero estos no son los únicos aspectos favorables de la cinta, pues las actuaciones son también memorables, en especial la de su personaje principal, Don Plutarco, interpretado por Ángel Tavira, un músico, campesino y orfebre que desde niño y por tradición familiar nació con el don y el gusto para tocar el violín y que a pesar de un accidente a los 13 años que lo dejaría manco de su mano derecha, no le impidió continuar disfrutando su gran pasión y como lo vemos en la cinta, en la vida real se hizo la forma para seguir haciéndolo. Tavira en una oportunidad anterior ya había tenido contacto con el mundo del cine, gracias a un documental llamado “Tierra Caliente” que realizó con el mismo director de esta cinta, Francisco Vargas Quevedo, por tal razón, diré sin temor a equivocarme, que esa primera experiencia con el mundo cinematográfico le hizo obtener la “cancha” necesaria en este asunto para asumir el reto de realizar esta película con una grandiosa naturalidad.

El violín a pesar de la cruda y dolorosa realidad que maneja, no lejos de una realidad que existió o que aún existe en muchos países del mundo dentro de los grandes conflictos sociales en los que nos vemos involucrados, tiene un trasfondo hermoso, cargado de significado y reflexión. Su director hace desde este violento panorama de la historia mexicana, un llamado a la lucha por los ideales, la paciencia, la compostura y la entereza de los seres humanos, cualquiera que sea su condición, su raza, su educación y su “estirpe” a la hora de enfrentarnos a situaciones adversas. A lo largo de la historia siempre existieron, existen y existirán en los peores casos esos “héroes” que nos dejan una gran lección de vida y se convierten en un motor para seguir adelante, no sin antes dejar en su camino una huella muy grande para el resto de la humanidad. De ahí lo valiente de su cinta.

Para los que aún no la han visto en mi país, vale la pena que la disfruten aprovechando su retorno en la Cinemateca Distrital y para los que están en otros países y aún no la conocen, ojalá les llegue para que la puedan disfrutar.

Lo Mejor de la Película: El actor principal y la fotografía.

Lo Peor: La duración.

¡Buena Suerte!!!! Y no olviden ser ustedes mismos quienes califiquen la película. Gracias.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram