Sin Rastro / Rastro Oculto – Entretenido Proyecto Televisivo






Si lo prefieres puedes escuchar esta reseña aquí:

EN RESUMEN
Película entretenida que se deja ver perfectamente pero que su bajo recaudo pone en duda si realmente este proyecto era viable en cine.

FICHA TÉCNICA
Calificación CineVista:
Título Original: Untraceable
Director: Gregory Hoblit
Género: Thriller
Reparto: Diane Lane (Jennifer Marsh), Billy Burke, Colin Hanks, Joseph Cross, Mary Beth Hurt
Guión: Robert Fyvolent, Mark R. Brinker y Allison Burnett.
Duración: 1:40 Min
Página Oficial: Rastro Oculto

Trailer: Castellano
Año: 2008
País: Estados Unidos


SINOPSIS
El FBI cuenta con un departamento que se dedica únicamente a investigar y perseguir a los delincuentes que actúan en Internet. La agente especial Jennifer Marsh creía haberlo visto todo… hasta ahora. Un depredador cibernético cuelga torturas y asesinatos en su página web. El destino de sus prisioneros depende del público: cuantas más visitas registre su página web, más deprisa morirán las víctimas. Cuando el juego del gato y el ratón se convierte en algo personal, Jennifer y su equipo deberán lanzarse a una carrera contrarreloj para encontrar a este asesino.

RESEÑA CRÍTICA
Llegó el viernes pasado a cartelera esta película bajo el título Sin Rastro, cuyo estreno en España será a finales del próximo mes de Abril con el nombre de Rastro Oculto. El recaudo pobre, pobrísimo en taquilla de apenas 30 millones de dólares que no alcanza ni siquiera a superar su presupuesto, no le hace justicia porque sin ser la gran cinta, entretiene bastante es mucho más real y mejor trabajada que su referente más cercano, FIREWALL del año 2006. Recordemos que esta película fue protagonizada por Harrinson Ford quien interpreta a un veterano programador que debe enfrentar a un terrible hacker que hace de las suyas al burlar el sistema de seguridad de un importante banco. Recuerdo además, que muchos programodores fueron los primeros en descalificar esta cinta que contó con varios hechos irreales que la desvaloraron.

En esta oportunidad no hay un hacker de por medio, pero si un hostigador violento y descarnado que pone en jaque lo que sería en mi país, la Unidad de Delitos Informáticos de nada más ni nada menos que el FBI. La libertad en todos los aspectos que hasta ahora va implícita en la Internet es el tema que ocupa a los legisladores desde hace unos años y se ha intensificado después de la crisis del 11 de Septiembre. Estados Unidos es pionera no solo en seguridad informática, sino también en la creación de una normatividad precisa que contrarreste la oleada de delitos que se producen en la red y que es la mejor ventana hacia el mundo de estos impostores, gracias a la clandestinidad y el fácil acceso que ofrece. Propuestas claras de ley como el hecho de reconocer a la Internet como una herramienta de propagación de terroristas, hasta otras que a simple vista resultan más exageradas, como el hecho de considerar delito federal un correo enviado de forma anónima con contenidos que insinúen un ataque, son ejemplos de ello, pero que aún no son lo suficientemente consistentes ya que no se aplican en todos los Estados americanos y mucho menos en el resto del mundo.

La debilidad de la ley sobre el tema, es la base en la que se apoya esta cinta para aterrarnos con un sádico que posee una imaginación perversa, que encuentra una forma novedosa de obtener tráfico en la red y a su vez dar por saldado una venganza personal que lo atormenta y no lo deja vivir. En este aspecto, podría decirse que Rastro Oculto tiene otro referente cercano, hablo de la película Hostel

también del año pasado (su segunda parte), pues en ambas nos plantean los negocios oscuros que se realizan por la red con el tráfico ilegal personas que no está ausente de una realidad, por increíble que parezca. Es sin duda un elemento factible de los tiempos modernos que resulta efectivo a la hora de hacer un thriller. En general, un ritmo contínuo, un muy buen argumento, una buena historia, un montaje acorde y un guión que refleja la investigación sobre el tema es lo que principalmente caracteriza este film.

La pelicula tiene algo positivo. Su inicio hace suponer que todo será predecible y que no tendrá un factor sopresa que ofrecer; sin embargo al paso de los minutos y no muy lejanos, esta situación cambia y lo que parece evidente realmente no lo es. Sin Rastro no se preocupa por ocultar hasta su final el verdadero culpable, pero si se toma su tiempo en desmontar la telaraña de acontecimientos para darnos una explicación convincente de porqué estos suceden.

Y es convincente porque su director, Gregory Hoblit, trabajó con agentes especiales del FBI y su padre fue agente especial de esta misma entidad. Hoblit es el mismo director de la película Fracture del año anterior, que comentamos en CineVista y que como lo decía en aquél entonces, Hoblit es el especialista en toda clase de filmes que tengan que ver con líos jurídicos o judiciales, pues así lo demuestran los 5 filmes que tiene en su haber hasta el momento.

La credibilidad del argumento es tan evidente y se hace tan protagonista en en la trama que no hace destacar la actuación de sus protagonistas. No es precisamente que lo hagan mal, que se vean forzados, ni mucho menos que les falte fuerza; de hecho no incomodan pero tampoco son el pilar. Pudieron ser ellos, pudieron ser otros. La lista la encabeza Diane Lane, con esta su segunda película del 2008 después de Jumper que aún hace parte de la cartelera mundial y Billy Burke quién también actuó en Fracture y es un actor reconocido de series televisivas norteamericanas como “24” y “Wonderland”.

Incurre esta cinta en los típicos clichés de casos policiacos que le restan importancia y hacen preguntarse si realmente este proyecto debió darse para pantalla gigante. Ya son tantas las series buenas y complejas las que han elaborado los americanos para televisión, que creo que Rastro Oculto no les representó mayor novedad, a pesar que en teoría no debería discutirse su autencidad, al menos en cine y de ahí su floja taquilla. Autenticidad porque pone de manifiesto varias necesidades y falencias. Necesidades encaminadas a desarrolllar sistemas informáticos cada vez más poderosos que de forma ágil y eficaz detecten y controlen posibles situaciones como estás; que entre tanto loco hoy día, esta película podría incluso servirles de inspiración, y falencias como la falta de globalizar y poner en marcha una normatividad más precisa.

Lo Mejor de la Cinta: El argumento

Lo Peor: Poco pretensiosa, hace suponer que debió quedarse como proyecto para televisión

Buena Suerte!!! Y no olviden ser ustedes mismos quienes le den una calificación a la película. Gracias.

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram