Abel – Reseña (FICCI 2011)


Por Sandra Milena Ríos y Carolina Morales
info@cinevistablog.com - yoyo_morales@hotmail.com


 

Este año los asistentes al Festival Internacional de Cine de Cartagena pudimos apreciar la que se convierte en el primer largometraje de Diego Luna como director, si se tiene en cuenta que este rol ya lo había tenido, pero su primer título J.C. Chávez, se trataba de un documental sobre la carrera y vida personal del boxeador mexicano Julio César Chávez.

Así, Abel es la primera película de ficción dirigida por este joven y talentoso actor que nos sigue sorprendiendo, ahora con su capacidad para escribir y dirigir. Una película que hace parte de las galas del FICCI 2011.

Abel fue escrita por Diego Luna y Augusto Mendoza y retrata la historia de un niño muy especial que vive retraído y alejado de la realidad de su familia. Su madre y sus dos hermanos se adaptan al mundo construido por él, donde se apropia de la identidad de su padre, haciendo que esta historia transcurra a través de situaciones divertidas pero al mismo tiempo dramáticas y conmovedoras.


La película fue filmada en Aguascalientes, y ganó el premio Horizontes Latinos del Festival de San Sebastián. Esta película no es lo único de Diego Luna que se podrá apreciar en el FICCI, pues también se tiene la gala de Revoluciones, una serie de cortos de varios directores, entre los que se encuentran Luna y Gael García Bernal, y que busca analizar cómo ven actualmente los jóvenes mexicanos el concepto de revolución.

Comentario Sandra M. Ríos

A muchos nos despertaba curiosidad ver el primer largomentraje con sello exclusivo de Diego Luna, quien a pesar de su buena reputación como actor, se le reservaban las dudas sobre el trabajo que pudiera realizar en este aspecto.

Definitivamente después de ver Abel, queda uno bastante más que satisfecho considerando que su drama, en varias ocasiones, busca provocar la lágrima del espectador de forma directa a través del caso de un niño que tiene un problema similiar al del autismo.

La historia es muy simpática, contada con mucha soltura, dinamismo y buena dosis humor que oculta a ratos, ese componente melodramático de solución efectista.

La actuación del pequeño Christopher-Ruiz Esparza es el complemento perfecto que termina dándole a Luna lo justo que se necesitaba para funcionara la historia y que como dato adicional, se sabe que no es autobiográfica pero si está inspirada en él mismo tras perder a su madre a muy corta de edad y ser visto, por su padre, como adulto desde muy pequeño.

Comentario Carolina Morales

Aunque muchos lo intenten, muy pocos actores pueden ser directores. En contados casos el resultado de este cambio de rol resulta favorable, ya lo vimos con Ben Affleck que para muchos lo hace mejor como director que como actor. Este no es el caso de Diego Luna, un hombre que nos ha encantado con sus actuaciones y que ahora nos deleita también con su capacidad para dirigir y para escribir.

Abel es el resultado de un guión maravilloso, muy bien escrito y con una idea muy bien desarrollada. Christopher Ruíz-Esparza interpreta a Abel, esta es su primera película. Este niño prácticamente es el espíritu de todo el filme, un factor más para aplaudir a Luna, porque dirigir también implica el manejo correcto de los recursos, y en este caso, este director supo manejar y aprovechar las cualidades de cada uno de los actores participantes en esta película.

Abel, es una película basada en un drama familiar traumático, pero contado de una forma cotidiana y muy divertida.





 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram