Crítica Película: Aliens Vs Depredador 2: Requiem






 
LA FICHA TÉCNICA

Calificación de CineVista:
Título Original:
Aliens Vs Predator 2: Requiem
Directores: Colin Strause y Greg Strause.
Género: Ciencia-ficción
Reparto: Steven Pasquale (Dallas), Reiko Aylesworth (Kelly O’Brien), John Ortiz (Morales), Johnny Lewis (Ricky), Ariel Gade (Molly)
Guión: Shane Salerno; basado en los personajes de “Alien” creados por Dan O’Bannon y Ronald Shusett; y en los personajes de “Depredador” creados por Jim Thomas y John Thomas
Duración: 01:26 Min

País: Estados Unidos
Año: 2007

LA SINOPSIS
Dos razas enfrentadas, Aliens y Depredadores, llegan a la tierra a una pequeña localidad donde van sembrar el terror. Los lugareños deberán sobrevivir como puedan, ya que ellos están en medio de una guerra en la que los tiranos son los extraterrestres.

LA RESEÑA CRÍTICA
No hay mucho por decir respecto a esta cinta que resulta una más de las infinidad de copias desafortunadas que se le han hecho a la primera versión y que en nada supera a la realizada por Ridley Scott en 1979; “Alien El Octavo Pasajero”, que se ha convertido tal vez en su más promisorio trabajo y que se ha quedado, además, en la mente de sus seguidores, a parte, por supuesto, de Gladiador del año 2000 y American Gangster nominada a mejor película en los Globo de Oro este año entre otras nominaciones, hablando en términos más recientes. Triste ver como han pasado 29 años, con mucha más tecnología y la capacidad de lograr más realismo en los efectos especiales, la forma como se destruye la buena imagen que estos dos alienígenas poseen.

Alien Vs Depredador 1 estrenada en el verano de 2004 hacía suponer desde aquel entonces, que su futuro no iba para mucho pues la historia y las luchas entre estos dos seres nos hacían imaginar lo contrario. Aparte de ello el bajo recaudo de aquel entonces; 171 millones de dólares lo confirmaban. Sin embargo y gracias a los exitosos resultados de las historietas, novelas y videojuegos entorno a ellos, se elabora esta segunda versión que ha consiguió recoger poca más de 76 millones de dólares.

La participación de uno de los seguidores más aficionados de AVP como los son los hermanos Strause, Colin y Greg, en nada mejoraron y justificaron su aparición. Ellos son los directores de la película y se estrenaron justamente en la dirección cinematográfica gracias a su gran conocimiento y cariño por estos personajes. Los hermanos Strause son reconocidos en el mundo del cine gracias a la empresa de efectos especiales que poseen y que ha contribuido en importantes proyectos como 300 del año pasado, Los X-Men: la decisión final y los 4 fantásticos. Sin embargo, y a pesar de tales antecedentes los efectos en esta película son muy deslucidos.

Inevitable se hace el hecho de comparar estas dos versiones y ante tal desaliento y desazón con lo que la película se construye, se hace mucho más preferible su primera parte. El problema en ambas es la historia y su guión, pero en la versión número 2 estos defectos se acentúan. La trama es realmente tonta, necia, alternando una historia de adolescentes un poco torpe y muy poco creíble. Muchos son los vacíos que tienen y muchos son los clichés que se manejan a lo largo de su corta duración de 1:26 Min, no solo clichés en personajes e historia, sino también en sonido.

La simplicidad con la que fue construida la película y la falta de visión y de poca intencionalidad la convierten en una versión carente de emoción, de acción y de verdadero clímax. Ni siquiera la novedad que se incorpora en la cinta de mostrarnos un androide que combina ambos seres; un predalien, logra hacer vibrar a los espectadores. De hecho, hay situaciones tan absurdas en la cinta y vacíos tan evidentes que en varias ocasiones escuché risas. Todo esto con un manejo de cámara a la velocidad de la fórmula 1, que no permite que el espectador detalle y aprecie fielmente a los dos combatientes, obviamente incrementado con el ambiente que quisieron crearle de oscuridad, lluvia y bruma en medio de un pequeño pueblo de Colorado llamado Gunnison Colorado, aunque la filmación real se realizó en Vancouver, Canadá.

El deseo por hacer de esta franquicia un éxito con películas de bajo costo, ha hecho que se adquieran actores de bajo presupuesto también, que no aportan experiencia a la historia y que por el contrario empañan los pocos resultados que puedan tener. A este punto lo que logra salvarse pasando no más la “raya” son: la música por un lado que se asemeja en buena medida a sus antecesoras y el respeto por ser fieles a los personajes anteriores, que es algo que si se debe al gran conocimiento que los hermanos Strause tienen de AVP.

La ambientación aunque no ayudó a los personajes en cuanto apreciación, como les decía anteriormente, es adecuada, a diferencia de su ritmo que es un vaivén que va y vuelve en el transcurrir de los minutos. Tras su inicio se le da mucha vuelta a la acción, lo que es reflejo evidente de la falta de guión y cuando el clímax hace su aparición, la acción es obvia y demasiado insulsa. El espacio dramático apenas es el ajustado, centrándose en un pequeño pueblo de Colorado, ahondando de este modo en su desventaja y justificando así su desenlace final.

Aliens Vs Depredador 2 en mi opinión no debió ser más que un proyecto para televisión y mucho menos debió haberse creado la posibilidad de generarse una tercera parte de esta historia. Los hermanos Strause desahuciaron toda posibilidad; al menos en la mayoría de su público, de que esto suceda.

Lee Comentarios de Otros Bloggers sobre la película

Poder Friki dice: “Resulta sorprendente que una película pésima como la primera “Alien vs Predator” resulte muchísimo mejor que su secuela. Esta segunda parte carece del menor argumento. Es una sucesión de tiros y escenas escabrosas”.

Uruloki dice: “…es un film plano, sin más pretensión que entretener al público que quiere ver acción, combate y generosas dosis de casquería. Además, visto lo visto, es infinitamente superior en este sentido a su predecesora, la por momentos muy casposa Aliens Vs. Predator (2004) de Paul W.S. Anderson, donde la acción brillaba por su ausencia y en la que el miedo a la MPAA hizo que se estrenara con una indigna PG-13 para este tipo de películas”.

Esimio Incomprendido dice: “Hay películas malas, malísimas y AVP2 o Alien versus Predator requiem. Es una cinta tremendamente mala, pero si su par es la anterior está por arriba”.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram