Entrevista a Javier Fuentes-León – Director de Contracorriente






Por Sandra M. Ríos U.
Este 23 de Abril se dará el estreno comercial en Colombia de Contracorriente, la película que aborda la temática LGBT a través de una historia de amor poco convencional y de paso plantea los dilemas por los que atraviesa esta comunidad cuando por presiones o temor no se atreven a develar su verdadera identidad sexual. El colombiano Manolo Cardona y el boliviano Cristian Mercado son los protagonistas de este agitado romance. Su director y guionista es el realizador peruano Javier Fuentes-León. El guión de esta historia contó con la supervisión de John August guionista de Tim Burton y el director de programación del Festival de Cine de Sundance, John Cooper.

La película ha sido ganadora del World Cinema Audience Award en el Festival de Cine de Sundance, el Sebastian Award en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián y el premio del público tanto en el Festival Internacional de Cine de Miami como el de Cartagena. Ahí tuvimos la oportunidad de conversar un rato con el director de Contracorriente, su ópera prima.

  • ¿Cuál es la intencionalidad de la película?

Mi intención ante todo fue presentar una historia de amor entre dos hombres como parte de las historias que vemos comúnmente. Mi idea era ponerla en el mismo nivel que las historias que regularmente conocemos entre un hombre y una mujer. Yo creo que el amor entre dos hombres o el amor entre dos mujeres es parte de la condición humana y ambas son muy válidas. Mi intención era poner en las pantallas una historia de amor que fuera capaz de conmover, que a pesar de que la gran cantidad de personas que fueran a ver una película como esta, no se sintieran identificados con ella, a la final pudiera primar la humanidad que existe detrás de ese amor.

  • ¿De dónde surge, qué o quién lo inspiró para crear una historia de amor entre dos hombres?

Realmente no me basé en nadie, salió de mi imaginación. La película es sobre un pescador, yo no soy pescador, no estoy casado y tampoco tengo hijos; es decir, no es autobiográfica; sin embargo, muchos de los dilemas y mucho del crecimiento personal del personaje principal los he vivido yo.

  • ¿De ahí entonces a que se sienta real el amor que viven estos dos personajes y que se sienta cercano tanto el cariño como los dilemas por los que pasan?

Sí, hay en la película una sensibilidad, hay una experiencia de vida propia que es parecida. En ese sentido estoy yo en la pantalla si lo vemos desde este punto vista. Puedo decir entonces que la trama de Contracorriente es un invento pero en su fondo hay experiencias personales.

  • ¿Contracorriente puede leerse también como una radiografía de lo que atraviesan los gays cuando ocultan su verdadera identidad sexual?

Yo investigué y trabajé mucho en el guión con el fin de tratar de ser emocionalmente honesto; es decir, me preocupé para que la película tuviera una verdad emocional que para mi era lo realmente importante. Tenía claro que de nada iba a servir que la película tuviera una locación bonita o actores buenos sino existía una verdad en la historia. No sé exactamente como logré trasmitir esto, pero como decía hay mucho de mi sensibilidad y por ahí espero haber logrado conmover a través de esa sinceridad.

  • ¿Hay una considerable cantidad de escenas entre los personajes centrales cargadas de erotismo que aunque bien manejadas podrían verse como un recurso para atraer público?.

No. Yo confieso que sentí miedo al realizar una película como ésta en un país como Perú donde aún hay homofobia y machismo. Me preocupaba; por ejemplo, como iba a reaccionar el equipo técnico a este tipo de escenas, pero la realidad todos fueron caballeros, respetuosos e inclusive admiraron el trabajo de estos dos actores, el equipo los felicito mucho.

  • ¿Qué tan complejo fue filmarlas?

Había cierta tensión y expectativas en la forma como se iba a manejar este tipo de escenas porque como saben ambos actores no son gays. Entonces nos tocó generar el ambiente perfecto para que realmente se sintieran cómodos y en donde se redujo muchísimo el equipo técnico para que estuviera la gente exclusivamente necesaria y vieran lo meramente necesario. Pero al final de cuentas a la hora de filmarlas fue todo muy rápido y bien.

  • ¿Porqué la idea de no presentar una imágen fantasmagórica del personaje interpretado por Manolo Cardona, quizás para hacerlo más natural y acercarlo al espectador?

Si justamente. El hecho de poner un fantasma en la película ya era suficiente. No imaginaba filmarlo además con todos estos efectos y con un maquillaje especial. Esa pregunta me la hacían mucho desde antes de comenzar. Mucha gente me preguntaba como iba a filmar este personaje y siempre les contesté que pensaba filmarlo tal cual como si el personaje estuviera ahí. Hay algo que hay que tener en cuenta y es que la película se ve desde los ojos de Miguel, el enamorado de Manolo en Contracorriente y para él, Santiago está ahí igual que antes de su accidente.

  • ¿Después de los festivales de Sundance, Cartagena y Miami a dónde más se dirige la película?

Seguimos un largo recorrido, nos han invitado a Estambul, a Suiza, Eslovaquia, Australia. Vamos a muchos países. Colombia la podrá ver a partir del 23 de Abril y después se estrenará en Perú.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram