Entrevista a Sergio Cabrera, director de Todos se Van. Estreno 2014


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios


Fotos:  Andrés Cordoba
Sergio Cabrera da la impresión de ser un hombre apacible, conservando la postura incluso cuando el rodaje tiene tropiezos que se salen de sus manos; el clima, el sonido ambiente.  Es fascinante volver a ver este reconocido personaje en su silla de director, mirando en pantalla la filmación de una de las escenas de su próxima película.  En 1998, después de estrenar Golpe de Estadio, una declaración de amor político, como él mismo lo llama, lo llevó a alejarse del cine.  “Hacer cine es muy complicado”.

La política lo trasladó a España y allá fue donde se cocinaron las películas  “Perder es cuestión de método” del año 2004 y ésta su última producción: TODOS SE VAN, un adaptación de una novela cubana que transcurre en la década de los ochenta y que llegó a sus manos por casualidad. El retorno al cine con este proyecto pequeño, intimista, se le debe a sus familiares y amigos, más que a él mismo.

Esta es su primera película de corte más independiente, no obstante, el experimentado director deja en claro que esto no tiene porqué interferir con el movimiento y el entretenimiento. Un aspecto que es de resaltar sobre todo en estos tiempos en los que los realizadores nacionales le siguen apostando a las historias pequeñas, poco convencionales, sin contar con la respuesta masiva del público.  Lo cierto es que en lo que Cabrera se involucra, hay casi un éxito garantizado. Un cineasta que tiene muy claro lo que quiere contar, pero a su vez tiene muy claro cómo contarlo de manera que sea atractivo para el espectador.

En uno de los descansos del rodaje de esta producción (en Sopó, Cundinamarca), Sergio nos atendió y reveló algunos detalles de esta película. Esto fue lo que nos contó:

entrevista-sergio-cabrera-todos-se-van3

 

  • Hace rato no dirigía. Hay directores que dicen que su ausencia se debió a que no hallaban la historia adecuada. ¿Cuál fue su caso?

En el caso mío se juntaron dos factores; uno, en el año 98 hice mi última película que fue “Golpe de Estadio”, un film que fue para mi una declaratoria política y decidí dedicarme a este tema. Me presenté como candidato a la Cámara, salí elegido, y mi vida cambió mucho, así que abandoné totalmente los proyectos que tenía y que ocupan mucho tiempo.

Yo abandoné todo por la política y esta fue una gran decepción para mí al encontrar que ese espacio no era lo que yo esperaba y encima de todo, empezaron una serie de amenazas que me hicieron salir del país e irme a España donde comencé de cero, entonces me dediqué a la televisión donde hice dos películas muy buenas e interesantes y dirigí una serie de mucho tiempo.

Ya en el 2004 cogí fuerza para dirigir “Perder es Cuestión de Método”, pero hacer cine es muy difícil, entonces volví a la televisión, y hace cinco años comencé a trabajar en este proyecto y me ha tomado todo este tiempo llegar a este punto.

  • ¿Cómo fue el encuentro con la novela de Wendy?

Yo leí el libro casi que por casualidad porque me lo regalaron de cumpleaños y me encantó, se lo recomendé a varias personas, entre ellas a Laura Martel (co-guionista de la película) y como dos años después estando en un festival, hablando de cine y literatura con el actor Jorge Perrugoría (Lynch), muy amigo mío, le pregunté que por qué la historia tan bonita de Wendy no había sido adaptada, y él me dijo que esa película no la podía hacer ningún cubano, que debía hacerla un extranjero y que ese extranjero podía ser yo (risas). Yo le expliqué que no, que a mi me gustaba hacer cine colombiano, pero el comenzó a insistirme y ahí mismo llamó por teléfono a Wendy que estaba en La Habana, nosotros estábamos en España. Me pasó a Wendy al teléfono y ella me dijo que le encantaba la idea, que conocía mi obra.

  • Se trato entonces de un contacto muy espontáneo.

Sí (risas), pero ahí no pasó realmente nada. Mi esposa (Silvia Jardim) me había insistido mucho que volviera al cine, a pesar que yo le había dicho que no pensaba volver porque hacer cine es muy complicado y pues estaba muy cómodo haciendo televisión en España, yo estaba haciendo la serie “Cuéntame”, pero mi esposa escuchó la conversación y me vio entusiasmado con el proyecto, entonces a escondidas mías negoció con la agencia literaria que representa a Wendy, compró los derechos de la novela y me los regaló.

entrevista-a-sergio-cabrera-todos-se-van

  • Entonces es cómplice de la película y en buena parte a quien le debemos tenerlo de regreso

Le debemos el 100% (risas). Silvia llegó con el contrato y todo, sin que yo me hubiera enterado. Ya con esos derechos, que valen mucho dinero, me dije, vamos a trabajar en esto, y comencé con mi amiga Laura Martel a trabajar el guión, después se nos unió Ramón Jimeno y empezamos a armar el proyecto y a enamorarnos de él. En cine,  uno debe enamorarse del proyecto como se enamora de quien va a ser su esposa, porque toma tanto tiempo y exige tanto esfuerzo y sacrificio.

  • ¿Hubo alguna participación de Wendy en la adaptación?

No, yo tuve total libertad. Ella siempre me expresó su disposición para colaborarme en lo que sea, pero normalmente en una adaptación se tienen dos caminos; o trabajas con el autor o sin él, pero a medias yo creo que no debe funcionar mucho, y ella cuando terminamos el guión, yo se lo envié,  y me escribió súper emocionada, diciéndome que le había gustado mucho, que le había encantado, me hizo un par de sugerencias pequeñas.

  • ¿Qué tantas licencias se han tomado de su historia?

Muchas. Para arrancar, solamente estamos adaptando la mitad de la novela, que la novela cuenta la infancia y la adolescencia de la protagonista.

 

  • La película se centra en la infancia.

Sí, en la niña, pero la historia de la niña es relativamente corta en el libro, o más que corta, lo que cuenta el libro son momentos precisos con frases literarias que ha tocado convertir en acciones, y para que funcionen, ha tocado hacer un montón de conexiones, de inventarse personajes y situaciones, todas muy en el espíritu del libro.

A mi Wendy cuando me escribió, me decía que le había tomado por sorpresa lo que le envié, pero que se identificaba con todo. Fue una carta muy bonita. No recuerdo con precisión los términos, pero me decía que le había sorprendido mucho la forma como habíamos recreado las cosas que generan en ella reflexión en el libro.

  • ¿Cuánto tiempo se tomaron en el desarrollo de guión?

Nos tomó cuatro años.

  • ¿Y cuántas escrituras?

Llevamos como 11 escrituras.

  • ¿De verdad?

Sí, porque primero escribimos la historia completa y claro, cuando lo vimos dijimos, aquí hay dos películas. Ahí fue cuando decidimos concentrarnos solo en la infancia, pero nos concentramos en la infancia pensando que íbamos a rodar en Cuba, entonces nos tomamos muchas licencias de tipo urbanístico, por así decirlo, pero después nos dimos cuenta que rodar allá iba a ser muy complicado y cambiamos el rodaje para acá, entonces tocó reescribir para adaptar con mayor precisión las locaciones de Colombia.

entrevista-sergio-cabrera-todos-se-van5

  • Las adaptaciones de libros son complicadas porque uno como lector siente temor de qué tan cercano queden

En ese sentido hay un tema a favor y es que la novela no es muy conocida, no es un betseller, entonces hay ahí muchas más posibilidades de relajarse en el momento de adaptar, por un lado. Por el otro, esta ya es la tercera adaptación que yo realizo, entonces he adquirido experiencia en cómo lograr que uno se desapegue del libro y volar.

Yo estoy muy contento de esta adaptación. Cuando se pueda ver, yo creo que no va a reemplazar al libro, es como un complemento, porque la idea de adaptar no es que vea lo que leyó en el libro, es otro cosa. Estamos construyendo un universo alrededor del libro.

  • Bueno, la diferencia con lo que ha hecho hasta ahora es que esta es una película intimista. Eso es nuevo para usted.

Sí, pues hacía mucho tiempo y lo había dicho varias veces, tenía muchas ganas de hacer una película pequeña, una película de actores, porque las películas corales son muy complejas en el sentido que a veces un actor lo construyes con dos escenas y ya, pero en un proyecto como este es muy agradable poder trabajar en la construcción de los personajes.

Me gusta mucho eso, algo que no riñe con que la película no sea espectacular. Yo pienso que el cine debe ser un espectáculo y debe tener momentos emocionantes y escenas de acción. Yo no renuncio a eso por el hecho de hacer una película pequeña. Es que una virtud de esta novela, y por lo tanto del film, es que yo he sido todos los personajes (risas), yo he sido Manuel (papá), Eva (mamá), yo he sido Nieve (la hija).

  • Para finalizar. La protagonista es una niña cubana que nunca había salido de su país. ¿Qué vio en ella para apostarle a ese desafío de traerla?

Bueno, para empezar a excepción de Indira Serrano, todos los actores son cubanos (no todos venidos de Cuba). Yo la escogí porque me gusta como actriz y quería una cuota colombiana, pero también quería que la protagonista fuera de allá. Yo hice pruebas con niños colombianos, hubo unos niños interesantes, en la película hay como seis niños, pero hicimos también un casting en Cuba, se presentaron 40 niñas y de esas seleccioné 10 y luego tres. A mi me cautivó Rachel, porque tiene una vida interior muy intensa, cuando se pone frente a la cámara, la mirada, su expresión tiene como una melancolía natural que debe tener el personaje. Es algo que ella construye porque realmente es una niña muy alegre, pero en los momentos en que se concentra; hay momentos de silencio, ella tiene muchas acciones donde no habla, sino que mira y escribe, lo hace muy bien.

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Godzilla y Kong: El nuevo imperio


El reino del planeta de los simios


Un padre ideal


Jefe de Estacion


Dune: Parte dos


Kung Fu Panda 4


Cazafantasmas: Imperio helado


Abigail


Atrapados en el abismo


La idea de tenerte


Garfield: La película


파묘


Rebel Moon (Parte dos): La guerrera que deja marcas


Migración. Un viaje patas arriba


Immaculate


Madame Web


Oppenheimer


Civil War


Dune


Spy x Family Código: Blanco



Próximos estrenos



Furiosa: De la saga Mad Max


Del revés 2 (Inside Out 2)


Culpa tuya


Balinsasayaw


Bad Boys: Ride or Die


Atlas


Kinds of Kindness


Kulong


Los vigilantes


El exorcismo de Georgetown


Marvel Studios Assembled: The Making of X-Men '97


範馬刃牙VSケンガンアシュラ


Bikeriders. La ley del asfalto


Himas


De naturaleza violenta


Ezra


Mahal ko ang Mahal Mo


Sight


Summer Camp


Sous la seine


Marcello Mio


Daddio