Reseña Gente de Bien de Franco Lolli – FICCI 2015


Por Sandra Milena Ríos y Carolina Morales
info@cinevistablog.com - yoyo_morales@hotmail.com




 

Cine familiar y vital del cine colombiano.

El cine colombiano respira todavía, nuevos creadores y nuevas historias que siguen en busca de un lenguaje propio, cercano a unas problemáticas ya conocidas de nuestro país, pero explorándolas en otros niveles y evitando los lugares comunes. La ópera prima de Franco Lolli, representa uno de nuestros conflictos más latentes pero al mismo tiempo más silenciosos o disimulados; la lucha de clases. El largometraje si bien es un drama, opta por una narrativa dinámica que permite que conozcamos a los personajes desde múltiples facetas, como lo hacemos con Eric, el gran protagonista de esta historia y un pequeño de tan solo 10 años de edad que se mostró muy emocionado en el marco del Festival de Cine de Cartagena. Gente de Bien es cine familiar y vital del cine colombiano.



La película cuenta la historia de Eric, un niño de diez años que, como todos los de su edad, juega, ríe, baila, pero también sufre por no tener lo que a otros iguales a él les sobra. Gente de Bien es una película que se centra en la visión de este pequeño y en cómo se va descubriendo en un entorno social al que no pertenece. Cuando su madre sale de viaje en busca de un mejor trabajo, Eric tiene que vivir con su padre, un hombre más bien carente de espíritu y energía, pero que logra sostenerse gracias a su trabajo como carpintero en la casa de una familia de clase alta.  Eric llega a esa familia a disfrutar de un mundo distinto al suyo, a interactuar con otros niños que no tienen carencias, a confrontar los contrastes.

El cine que ha planteado Lolli con esta película apela a la simpleza, al intimismo y a la cotidianidad, características que a veces se confunden con falta de movimiento. Este no es el caso de Gente Bien, una película singular, familiar, con la que el espectador muy fácilmente se conectará, porque habla de una búsqueda personal (la del mismo director) de un hijo hacia su padre con el que antes no había tenido ningún tipo contacto. Además tiene unas actuaciones muy bien ejecutadas, que incluye a una sola actriz profesional (Alejandra Borrero) y su protagonista, el pequeño Brayan Santamaría, que resulta encantador.

La historia se destaca por su naturalidad que, con fuertes ingredientes dramáticos, evita a toda costa el truco para ablandar el corazón del espectador, caer en lo sensiblero, en melodramas innecesarios y,  por el contrario, tiene una buena dosis de humor y mucha honestidad. Como ocurre en la vida misma; la gente aprende a vivir con sus dramas. Gran reconocimiento a la dirección de actores, convirtiendo a Eric en el centro de esta historia bien contada y reflexiva, pero al mismo tiempo bastante entretenida.

Gente de bien compitió en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes, además de haber sido elegida como Mejor película de la edición dieciocho del Festival de Cine de Lima, entre otros reconocimientos.

No se pierda este estreno del cine nacional en salas a partir del 21 de mayo. Cine realista que lo cautivará.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram