Homenaje en la Cinemateca al desaparecido documentalista German Piffano






El pasado 11 de abril causó sorpresa en parte del sector cinematográfico y se lamentó profundamente el fallecimiento temprano del documentalista y antropólogo colombiano Germán Piffano.

La Corporación Colombiana de Documentalistas ALADOS Colombia realizará un merecido homenaje en la nueva Cinemateca Distrital.

Será el momento de recordar y rememorar su vida y obra que dejó varias producciones destacadas del cine no narrativo como el cortometraje “Pescador pacífico”, que hablaba de la reducción del recurso pesquero artesanal en el Golgo de Tribugá en Chocó; la serie “Errantes”, sobre mochileros por Latinoamérica; y el cortometraje “Tule Kuna, Cantamos para no morir”, que también escribió y que narraba el regreso del pueblo Kuna a tierras ancestrales en el corazón del Darién colombiano.

Su ópera prima representó un rotundo éxito que le valió varios reconocimientos entre ellos el Premio Macondo a Mejor Documental en el año 2015 y el de Mejor Ópera Prima en el Festival de Cine Latinoamericano y Caribeño de Margarita. Será justamente en este homenaje la oportunidad de repetir “Infierno o paraíso”, la historia que se centra en un adicto crónico al bazuco que lucha por doblegar sus demonios y rearmar su vida. Ese adicto era José Antonio Iglesias, ingeniero que profesión, que por esas malas jugadas de la vida terminó como habitante de la calle del cartucho durante más de una década.

Con esta proyección se reflexionará también sobre el quehacer documental en el país, a través de una conversación que moderada por Talía Osorio, contará con la participación de la productora Victoria Cedeño; el profesor, director y antropólogo Pablo mora; y el director Juan Carlos Isaza. Con ellos se recordará momentos de la vida y obra de Piffano.

“Los animamos a celebrar juntos lo que Germán nos dejó en vida, para reflexionar sobre el oficio del documentalista, ver aquello que, de no ser por él, no existiría para recordarlo. Realidades que ya hemos vivido, una y otra vez, y que si no despertamos, las seguiremos viviendo o volveremos a vivir. Germán no era un documentalista cualquiera. Germán era un inquieto, un intenso, que veía un poco más allá; que no se conformaba con la mirada rota, ni el mal olor de la miseria y que buscó mostrar el rostro detrás de la máscara. Que creía en el poder reconciliador de la mirada profunda, de la compenetración con el personaje, de la amistad por fuera del marco de la imagen”. Aseguraron desde la Corporación de documentalistas.

El cita para este homenaje en la Cinemateca Distrital será el próximo martes 25 de junio a las 7 de la noche.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram