Iron Man: Con una Historia de Hierro






EN RESUMEN:
Iron Man es el primer estreno más esperado de la temporada que no desilusionada, por el contrario es un muy buen abrebocas que nos deja listos y con ganas de ver pronto sus secuelas.

FICHA TÉCNICA
Calificación CineVista:
Director: Jon Favreau
Género: Acción, ciencia-ficción
Guión: Mark Fergus, Hawk Ostby, Art Marcum y Matt Holloway; basado en los personajes creados por Stan Lee, Larry Lieber, Don Heck y Jack Kirby.
Reparto: Robert Downey Jr. (Tony Stark/Iron Man), Terrence Howard (James Rhodes), Jeff Bridges (Obadiah Stane), Shaun Toub (Yinsen), Gwyneth Paltrow (Virginia “Pepper” Potts), Faran Tahir (Raza), Jon Favreau (Hogan)
Duración: 2:11 min
País: Estados Unidos
Año: 2008

 

SINOPSIS
El hombre de hierro nos revela sus orígenes. Tony Stark es un inventor y empresario fabricante de armas multimillonario. Ahora, deberá enfrentarse a su propio pasado después de sufrir una accidente con una de sus propias armas. Tony Stark descubre su verdad y equipado con una armadura de última generación, se convertirá en el “Hombre de Hierro” con el que intentará combatir la maldad.
RESEÑA CRÍTICA
Aún se desconoce la taquilla lograda durante estos dos primeros días de estreno del Hombre de Hierro, pues aún falta presentarse en varios países incluyendo Estados Unidos en donde este fin de semana se centrará la atención. Iron Man es la primera cinta producida totalmente por sus creados, la Marvel, que siempre habían participado como coproductores u otorgando licencias en los proyectos anteriores. Esta nueva estrategia les permitirá incluir a estos superhéroes en otras de sus películas. Recordemos que Marvel es reconocida por cualquiera, por producciones de la talla de la exitosísima Spiderman y Los 4 Fantásticos entre otros, con las que ha logrado un recaudo aproximado de 4.900 millones de dólares en taquilla alrededor del mundo. Esta es también la primera vez que se lleva a la pantalla gigante a este superhéroe con más de 40 años de historia aunque si ha tenido varias apariciones en televisión. Una de esas primeras apariciones fue en 1981 cuando “actuó” como invitado en la serie de dibujos animados “El hombre araña y los Superamigos” y ya se prepara una nueva serie animada que tendrá a este superhéroe como personaje central y cuyo estreno está previsto tras el lanzamiento de esta película. Inicialmente serán 26 capítulos lanzados primero en DVD y posteriormente presentados en televisión.
Iron Man es la historia de un personaje salido de la imaginación, entre otros, por el reconocido guionista Stan Lee y co-creador de historias muy conocidas como Hulk, X-Men, Spiderman y otros. Tras el Hombre de Hierro está la figura de Tony Stark, un inventor, un empresario multimillonario que a sus 21 años de edad hereda la industria de su padre. Stark según cuentan está inspirado en el magnate norteamericano Howard Hughes, un aviador y empresario que se distinguió por su gran apariencia física, lo polifacético, lo excéntrico y por su famosa frase: “Todo el mundo tiene un precio”.
 
La primera parte de Iron Man, porque desde un inicio se conoció que tendría secuelas y además quedó claramente ratificado en una de sus escenas, se preocupó mucho por contar de muy buena forma el origen del superhéroe. En la mira no solo estuvieron los fanáticos del cómic sino también aquellos que hasta ahora no lo conocían; aspecto que le da una mayor universalidad y la hace mucho más disfrutable. El hombre de Hierro, a diferencia de la mayoría de superhéroes, posee unas características muy especiales con las que el público fácilmente se compenetra y se siente identificado. El hombre detrás de este alter ego, es un hombre imperfecto, bien terrenal, una especie de adonis (en su connotación moderna) o “Tony” como su nombre con doble sentido, que descubre su propia verdad y modifica la realidad “imperfecta”, usando su mente creativa para crear a un superhéroe con el que puede ayudar a la humanidad y resarcir de este modo, el mal que ha causado. Tony Stark viene siendo el Dr. Heikell a la inversa. El primero se hace bueno con su alter ego, mientras que el segundo lo es en su persona original. En esta primera parte solo se descubren algunos de sus defectos, pero en términos generales la historia es muy fiel. Claro esta que se hicieron adaptaciones a la época para darle más realismo como el hecho de que ahora ya no es un héroe anticomunista, ya el contexto no es Vietnam sino Afganistán y de la acción en las calles de Nueva York, se trasladó a la Costa Oeste o el desierto en los Ángeles California y su origen no comienza a los 21 años cuando sus padres fallecen, sino que vemos un héroe que ronda los 40 años. Cambios muy bien manejados que no afectan en nada la esencia del Hombre de Hierro.
 

La película durante su generoso metraje (ya es la regla, no la excepción), se toma todo el tiempo necesario para contarnos como es que Tony Stark se “despierta” de su realidad, como reacciona ante esta realidad y que inventa para cambiarla. Paso a paso de forma amena, divertida, graciosa sin ser la avalancha de chistes flojos y mal contados de otras películas, nos muestran todos los pormenores de la construcción de su armadura. Podemos ver entonces, lo que ellos llaman el Modelo I que en los primeros años del cómic se conocía como “armadura gris”, hasta llegar al modelo III mucho más elaborado y de color vivo. Armadura que por cierto, representó un reto para los creadores y para Robert Downey, el actor detrás de Tony Stark y su alter ego. Downey primero necesitó de un gran entrenamiento físico con largas jornadas de gimnasio y muchas horas de levantamiento de pesas, no solo para lucir a la altura de su personaje, sino también para cargar con una mole elaborada a escala real que tardaba de 30 a 40 minutos ponerse, de hecho necesitaron elaborar una segunda armadura de goma para permitirle al actor facilitarle su movilidad. Cosa muy parecida a la que le ocurrió a Jeff Bridges quien interpreta al malvado Obadiah Stane, ya que su armadura de Iron Monger terminó pensando unos 400 kilos con una altura de 3 metros.

La buena dirección de Jon Favreau recordado en mi país básicamente por películas como Zathura y Break-Up o Separados con Jennifer Aniston ambas del año 2006, se combina con un muy buen reparto. La elección de Robert Downey (lo vimos el año pasado en Zodiac) es realmente especial, este papel parece haber sido realizado a su justa medida y él sin dudarlo, le imprime mucha naturalidad, energía y un carisma gigantesco. Gwyneth Paltrow, también lleva muy bien acabo su papel de cómplice de Tony Stark, amiga, empleada fiel y enamorada silenciosa. Su interpretación me parece casi calcada a la de Kirsten Dunst como Mary Jane, la eterna enamorada del Hombre Araña. Los movimientos, los ademanes, el tono de la voz, el vestuario son muy similares. Finalmente Jeff Bridges logra sorprender por su cambio físico que casi lo deja irreconocible con una interpretación espontánea sin ningún tipo de exageraciones, pero si perversa y malvada.

Tal como decía Downey Iron Man goza de una gran historia, su trama es dinámica, su historia es divertida, su tecnología perfectamente combinada con la tradicional, sin excesos de efectos computarizados, es histórica, fiel al original, bien narrada y sencilla pero no simplista. No se pierdan esta gran película y no se pierdan los créditos en su parte final pues hay sorpresa. Descúbranla y nos cuentan de qué se trata.
 

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram