Luca Guadagnino, el director de Call Me by Your Name, estrena en MUBI el corto The Staggering Girl






El director italiano Luca Guadagnino después de estrenar en Cannes el cortometraje “The Staggering Girl”, se dispone a lanzarlo a partir del 15 de febrero en la plataforma MUBI. La producción fue hecha en colaboración con el director creativo de la marca de moda Valentino.

El corto de drama está protagonizado por Julianne Moore y tiene una duración de 35 minutos.

El cineasta de “Call Me by Your Name” y el remake “Suspiria” vuelve a trabajar con el cinematógrafo Sayombhu Mukdeeprom en una historia donde Moore interpreta a Francesca, una problemática hija expatriada de la aclamada pintora germano-romana Sophia Moretti, quien se está quedando ciega. Francesa regresa a Italia para convencer a su madre que se vaya con ella a Nueva York, pero la visita revive los fantasmas del pasado.

Piccioli fue el creativo detrás de la colección otoño-invierno 2018-2019 de la famosa casa de moda, que tuvo un éxito rotundo en la pasarela de París y fue la que se convirtió en la fuente de inspiración de esta historia. “Es la primera vez que la moda me inspira para una historia y no al revés. La idea era usar la alta costura como si fuera un texto literario”, ha explicado Guadagnino, quien además comentó que otra de las intenciones con esta producción era la de probar cómo la moda puede llegar a ser capaz de contar historias.

La historia fue escrita por Michael Mitnick, guionista esencialmente de teatro que cuenta, con esta, con tres créditos en el cine sumando a The Giver (2014) y The Current War (2017). A Moore la acompaña la actriz y modelo Mia Goth (A Cure for Wellness), la directora de ópera Marthe Keller y el actor Kyle MacLachlan.

A pesar de que la plataforma MUBI la adquirió rápidamente para su distribución global y la atención mediática recibida en el Festival de Cannes, el experimento entre moda-cine e historia no caló entre la prensa que reconoció los momentos en que Guadagnino intenta homenajear al cine de Woody Allen o Dario Argento, pero que se desvanecen por la falta de coherencia y  vacíos narrativos. En los cuadernos de cine Caimán comentaron: “Este cortometraje de 37 minutos alcanza un desenlace que deja un poso de arbitrariedad, pero también de una cierta servidumbre al componente publicitario que inevitablemente tiene la obra. Y, a pesar de todo, en su desarrollo previo se despliega un ejercicio peculiar y sugerente: la incorporación de distintos referentes, que van desde Woody Allen hasta David Lynch o Dario Argento, al imaginario de Guadagnino, con sus personajes cultos de villa italiana bañada por una luz casi tangible. Por más que las rupturas de la linealidad y las continuas dislocaciones no alcancen la densidad lynchiana (para ello habría sido necesario un libreto mucho más rico y, probablemente, más largo), el experimento no queda exento de interés por lo que tiene de búsqueda y de la habitual sensorialidad del realizador italiano”.  


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram