Mommy del joven Xavier Dolan podría llevarse “fácilmente” el Palma de Oro






Xavier Dolan tiene apenas 25 años y es en la actualidad una de las nuevas figuras importantes del cine canadiense. Con la nueva película que compite en Cannes en la competencia oficial ya suma cinco largometrajes. En este festival ha estado desde su debut.

Dolan se define como un director que le gusta hablar del amor, pero el amor desde todas sus perspectivas, desde todas sus formas. El amor en la juventud, el de la transexualidad o incluso la homofobia.

En esta nueva película vuelve a referirse al amor de madre – ya lo había hecho en su recomendado debut “I killed my mother” (2009) -, esa figura tan entregada a la que lo hijos regularmente no aceptan con la misma incondicionalidad que ella. Eso sí, Dolan ha aclarado que ambos largometrajes son opuestos, pues la primera se aborda a través de la conocida crisis de la pubertad, mientras que la última es más existencialista.

En “Mommy” conocemos a una mujer luchadora, viuda, que se ha quedado soltera y que se encuentra agobiada con la custodia a tiempo completo de su conflictivo hijo de 15 años, que padece del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Cuando están intentando poner fin a su impredecible relación, aparece una joven madre para ofrecer su ayuda. Juntos encontrarán un nuevo sentido del balance y la esperanza se recupera.

Aunque la naturaleza de esta historia es oscura, la parte exterior, lo que el espectador aprecia, el entorno de estos personajes, Xavier quiso plasmarlo de forma más cálida, sobrecargando su film de mucha luz, de intensos amarillos. Con ello ha querido ratificar que detrás de todo, hay un cuento radiante de amor, de valor y amistad.

“No veo sentido de hacer películas sobre perdedores…Tengo cierta aversión por cualquier documento artístico que pretenda retratar a los seres humanos a través de sus fracasos. Pienso que los seres humanos no deberían ser definidos por las dificultades y las etiquetas, sino por sus sentimientos y sueños. Es por eso que quise hacer una película acerca de ganadores, lo que sea que ocurra al final, y espero de verdad, haber conseguido por lo menos eso”. Explica el realizador sobre la intencionalidad de esta nueva película.

Muy concurrida estuvo la rueda de prensa tras la exhibición de la película, que tuvo a casi toda la producción presente. Una buena frase para definir la emoción que ha producido este largometraje en Cannes, es la pronunciada en Time: “La película que estábamos esperando”. Otros han señalado que esta poderosa historia sobre una madre que sufre y ama podría llevarse fácilmente el preciado Palma de Oro.

Jason Gorber escribió para Twitch Film: “Mommy es sencillamente genial, desde ya una de las mejores películas del año. Con efectos visuales fantásticos, uso excepcional de la música y actuaciones que son tan duraderas como memorables. Es cine internacional de primera clase que merece llegar al mayor público posible”.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram