Octubre, la película que representa a Perú en los Oscar se estrena en Colombia – Reseña


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




 

Octubre, dirigida por los hermanos peruanos Daniel y Diego Vega, ganó el premio “Una Cierta Mirada” en Cannes, una sección de este prestigioso festival de cine que destaca las propuestas innovadoras y auténticas.

Octubre es el mes de la procesión del Señor de Los Milagros en Lima, representando el punto más alto de la religiosidad de esta ciudad. La ópera prima de los hermanos Vega está enmarcada en medio de esta temporada, siguiendo de cerca la vida de Clemente, un prestamista que lo cambia todo por dinero, incluido el sexo.

Sin embargo, el nacimiento de su nuevo hijo, fruto de la relación con una prostituta, cambiará la mirada de este hombre frente al mundo. Octubre tuvo un gran recibimiento por parte del público y la crítica en los festivales de Cannes, Toronto y San Sebastián.

Los personajes grises, esos que para nada son buenos pero tampoco se les puede tildar de malos, suelen caer en situaciones patéticas producto del usual aislamiento en el que casi siempre los sitúan. Esta es una característica que le gusta trabajar mucho a directores como Pablo Larraín (Chile),  y de igual forma lo plantean estos dos hermanos con este  largomentraje en el que un hombre solitario debe cuidar a su recién nacido después de que su madre, una prostituta con la que solía encontrarse, lo abandonara en su casa.

Estos dos realizadores le apuestan a los planos fijos para seguir a Clemente, quien es incapaz de olvidarse del bebé y consigue quien pueda cuidarlo mientras él sigue su trabajo como agiotista, actividad que ya nos ayuda a descifrar mucho de su personalidad.

Mientras Perú sigue la tradición religiosa de una de las festividades más importantes, los dos hermanos ponen al descubierto una de las tantas historias que pueden tejerse en un barrio popular. Entre tanta solemnidad hay historias soterradas como la de una mujer devota al Señor de los Milagros que sabe que no solo rezando logrará que Clemente le entregue su amor, así que es consciente que al “señor también hay que ayudarle”, aunque el método vaya en contravía de su mandato.

Otro de los aspectos interesantes del film es que está arraigado a las costumbres de su país sin caer en el folclorismo. Prueba de ello es el cuidado para mantener un acento lo más neutral posible.

El final es abierto y más que abierto, quiere brindar una sensación de esperanza y positivismo que para mí en los personal,  se quedó un poco corto. Ese es el gran detalle de esta película muy bien lograda, narrada con precisión y soltura y de impecables aspectos técnicos.

La película ganó premio especial a mejor dirección en la versión 2011 del Festival Internacional de Cine de Cartagena.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram