Reseña Ant-Man: El Hombre Hormiga


Por José Ubillus Vivar
pepeubillus@yahoo.com




El Hombre Hormiga, con un presupuesto menor al de otras producciones de Marvel, dominó la taquilla en Estados Unidos

La editorial norteamericana de comics Marvel se ha convertido con su imaginación ilimitada en un icono para crear superhéroes. La pantalla grande con los efectos especiales los populariza a manera de grandes referentes del cine de acción y aventura.

Historias sin límite de fantasía como la del “Hombre hormiga/Ant-Man” muestran un nuevo personaje que, mediante el uso de un traje de especial tecnología, tiene la facultad de reducir su tamaño, conservar su agilidad y fuerza y realizar proezas en complicidad con las hormigas.

Scott Lang (Paul Rudd), es un ladrón que desea regenerarse por amor a su pequeña hija. En su vida aparece el Dr. Hank Pym (Michael Douglas), quien lo convierte en un ser con poderes poco comunes, dispuesto a luchar contra el mal y los retos que impone el tic tac del reloj para cumplir sus misiones.

Buen papel del veterano Douglas,  como un adusto científico y personaje con gestos y expresiones de humor negro, que causan hilaridad. También protagoniza Evangeline Lilly como la temeraria hija de Pym, que se convierte en el apoyo inicial de Scott.

Ant-Man: El Hombre Hormiga, es un largometraje que no permite espacio para el aburrimiento y coloca en la palestra a este héroe, junto a los ya populares Spiderman, Capitán América, Iron Man y Hulk, entre otros.

En Colombia la película se encuentra en cartelera y ya acumula 458.540 espectadores.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram