Reseña Crítica de El Francotirador (American Sniper). Una obra menor de Clint Eastwood


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




“Hay tres tipos de personas: ovejas, perros lobos y pastores”.

American Sniper es la última producción dirigida por el veterano Clint Eastwood, que está ambientada en la incursión estadounidense a Irak, una obra menor de este cineasta que sorprendentemente ha alcanzado una atención inesperada. La película es una adaptación del libro autobiográfico con igual titulo publicado en 2012.

Con el discurso de ayer de Obama, en el que se evidenció un desescalonamiento de la presencia estadounidense en Irak tras los atentados del 11 de septiembre, insistiendo en que tan solo quedan 15 mil de sus efectivos en la zona, la película patriótica de Eastwood queda bastante obsoleta.

El Francontirador, que estará en cartelera el próximo 29 de enero, se inspira en la historia real de Chris Kyle, un marino que se convirtió en el francotirador más letal durante toda esta etapa de incursión estadounidense a territorio iraquí – y según datos oficiales en toda su historia militar. Las cifras registran que acabó con más de 150 miembros de Al-Qaeda-, al punto de ser una especie de leyenda entre sus colegas y ser apodado como “El demonio de Ramadi”.

Ese militar es interpretado por Bradley Cooper, un hombre que tiene una amorosa historia familiar, pero que en su trabajo es implacable aniquilando al enemigo, eso incluye niños que son usados o que, como lo denunció la UNICEF hace una década, utilizan las armas como juego. La película se vale esencialmente del contraste tan marcado entre las dos vidas que llevó Chris Kyle y de los traumas, ya abordados en otras ocasiones, que genera en los soldados las largas estancias en zona de combate.

El Francotirador no va más allá de eso y su discurso se queda corto y muy descontextualizado. Eastwood es un buen director y sus habilidades hacen que sea un producto de consumo masivo entretenido (como en efecto ha ocurrido recaudando tan solo en USA casi 121 millones de dólares. Su presupuesto fue de la mitad), pero sus pretensiones hay que verlas con cuidado: la reiteración trillada de la apología a la guerra, la ratificación ligera entre quiénes son los buenos y quiénes los malos, y la justificación de la presencia de los estadounidenses en un territorio que a su juicio se convirtió en el fortín de Al-Qaeda (aquella teoría de que toda la población los custodiaba).

El asunto de los niños, por ejemplo, tomando armas para acabar con americanos, no ofrece un contexto multilectura, sino que peligrosamente se vende como que los pequeños (por desgracia) también hacen parte de sus amenazas (reforzando eso que lo que los soldados viven allá es muy duro), además de poner el sentido de “humanidad” del lado estadounidense, olvidando casi que por completo la otra parte del conflicto, es decir, las víctimas del lado iraquí, un pueblo que tiene gente inocente que también sufre y que incluye a niños que, jugando en sus barrios, destapan, entre otras cosas, las temidas bombas racimos (las que muy bien recrearon en “The Hurt Locker”).

Aunque la película se basa en la historia verdadera de este francotirador – que paradójicamente fue asesinado en USA -, aduce de un verdadero sentido crítico y sí de mucha glorificación y de un deseo (quizás inconsciente) de reclutamiento militar – sobre todo ahora que se ha reactivado una nueva amenaza, ISIS: algunos soldados y familiares se quejan de la guerra absurda, pero su protagonista siempre está ahí para mostrar valor y coraje y seguir fiel a la causa, así su propia familia se desmorone. Bradley Cooper hace un papel con mucho carisma, pero se le queda corto en profundidad (este aspecto se escapa de su culpa) y matices (totalmente de él). Lo curioso es que este personaje está bastante lejos a lo que bien logró en Silver Linings Playbook con la que recibió mucho menos atención y en la que sí demostró su capacidad actoral.

La polémica escena del bebé


Hay otra cruel contradicción en American Sniper. Eastwood parece querer mantenerse en el terreno de lo realista, no obstante y absurdamente utiliza en una escena un bebé de plástico. No se trata de una escena de una sola toma o de una ligereza que solo puede ser detectada por los más atentos. A Bradley Cooper lo podemos ver en una escena completa, interactuando con este muñeco al igual que lo hace su sufrida esposa, interpretada por Sienna Miller (también en un papel agradable). Una escena de esa naturaleza saca a cualquiera del realismo pretendido en esta película y sería, en todo caso, una razón poderosa para no nominar a esta película en categorías como la de mejor largometraje del año y mejor actor. En redes sociales hay tantos comentarios al respecto que ya hay un hashtag como tendencia (#FakeBaby).

La otra versión de la historia
Chris Kyle es vendido en esta producción como un héroe por el que se pedía una importante suma en Irak por su cabeza, pero quienes han leído el libro (un bestseller según la revista Time) dicen que el francotirador tenía una personalidad compleja – apenas lógico comprendiendo la naturaleza de su profesión – y que no le temblaba la voz para decir que todos los que mató se merecían su destino y que incluso hubiese podido acabar con más. Kyle no demostró arrepentimiento alguno en sus páginas y lo terminó diciendo: “Cuando Dios me confronta con mis pecados, yo creo que ninguna de las muertes que tuve durante la guerra estén dentro de ellos”. Las guerras generan todo menos claros héroes y villanos, pero la visión conservadora de Eastwood obvia cualquier “defecto” del lado estadounidense.

El Francotirador (American Sniper) obtuvo seis nominaciones en los Premios Oscar: mejor película, actor, montaje, guion adaptado, mezcla de sonido y sonido. En salas a partir del 29 de Enero.

Ficha Técnica

  • Director: Clint Eastwood
  • Guion: Jason Hall
  • Duración: 132 minutos
  • Género: Drama, biopic
  • Reparto: Sienna Miller, Bradley Cooper, Luke Grimes, Max Charles, Jake McDorman
  • Cinematografía: Tom Stern
  • Montaje: Joel Cox, Gary D. Roach
  • Música: Joseph DeBeasi, Clint Eastwood
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2015

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram