Reseña Crítica Película El Capitán América y el Soldado de Invierno


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




“Usted necesita AMBOS ojos abiertos”

La primera película del Capitán América resultó en una buena adaptación, con un buen superhéroe y un buen villano – dos elementos esenciales en un cómic -, que se ambientó en la Segunda Guerra Mundial y la Guerra contra los Nazis, con lo cual juegan con especulaciones políticas que le dieron un tono un tanto oscuro y siniestro. Pero esa primera entrega tuvo algo que ésta nueva película, la de El Capitán América y el Soldado de Invierno, definitivamente no tiene (o es reducido a dos o tres escenas cortas): me refiero al humor.

El audaz guión creado por la misma pareja de la primera, Christopher Markus y Stephen McFeely, es profundamente político y contemporáneo, absolutamente conspirativo, tremendamente denso y decididamente oscuro: instalación de un nuevo orden mundial, una absurda y pequeña élite toma decisiones por el resto de la humanidad, complejos programas secretos de control y destrucción masiva, hacen parte del catálogo de temas que se tocan en la película a lo largo de 2 horas 16 minutos. En la segunda película del superhéroe viejo con cuerpo de joven todo se intensifica.

Hay en Capitán América y el Soldado de Invierno una muy positiva combinación entre lo que es un film de superhéroes, que suele mezclar fantasía, ciencia ficción y acción, con las típicas cintas de espionaje, en donde el protagonista lucha cuerpo a cuerpo con los malos y resuelve todos los casos. Por ejemplo, cuando uno ve esta película se le viene a la mente el trepidante montaje de la serie Bourne o  la última de James Bond, Skyfall, pues de  hecho, hay una escena (Nick Fury sentado a oscuras en una silla de un apartamento) que bien les recordará la irrupción que James Bond hace – “reporting for duty”- en la habitación de la agente Q M, y así, en otro par de momentos.

Es que Chris Evans es un Bond con poderes que tras dos años de lo que aconteció en Los Vengadores, sigue vinculado con la agencia S.H.I.E.L.D., una agencia de espionaje por la que El Capitán América comienza a dudar una vez que Nick Fury (Samuel L. Jackson) pierde el control de las operaciones secretas en las que trabajaban, quedando todo en manos de Alexander Pierce (Robert Redford). Ante la lealtad de Chris Evans a Fury, se convierte en una amenaza para S.H.I.E.L.D. por lo que comienza a ser perseguido para ser liquidado. Aliado El Capitán América con la agente Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) y Falcon (Anthony Mackie), descubren que desde la Segunda Guerra Mundial se ha venido gestando un programa llamado HYDRA – como el nombre de la serpiente de múltiples cabezas de la mitología griega -, con ambiciones de tomarse el mundo. HYDRA en el film ha desarrollado un satélite espía que contiene un arma poderosa capaz de acabar a “potenciales enemigos”, unas 20 millones de personas a la vez. En adelante, Chris Evans y sus amigos se proponen destapar ante el mundo las verdaderas intenciones de esa división de S.H.I.E.L.D. y acabar con sus escalofriantes propósitos. Con la presencia de Red Skull en la primera, sabíamos que las diferentes “cabezas” de esta organización seguirían encaminando la historia de este superhéroe.

capitan-america-y-el-soldado-de-invierno-scarlett-johansson

Esta nueva película de Marvel Studios, la segunda sobre El Capitán América, es la mejor hecha de su universo hasta el momento, superando incluso a la muy comentada Los Vengadores. El guión es inteligente y cuán o más oscuro a lo que hizo Nolan con Batman (la comparación quizás no le guste a muchos pero es bien válida). La historia es redonda, llena de referencias, grandes diálogos, frases certeras, fiel al cómic y muy bien actuada, y eso incluye a Steve Rogers, quien es visto por algunos como un simple “Kent”. Contrario a eso, opino que ha terminado por ratificar que es un muy buen Capitán América.

La película si bien es densa por su carga de contenido, tiene grandiosas secuencias de acción, con unos lucidos efectos especiales. Otra de las cosas de destacar es que no hay discursos infantiles, o algún asomo de intervención de Disney, ahora que son los que las distribuyen (recuerden el desastre de Iron-Man 3). Definitivamente se trata de una película seria y adulta, finalmente tenemos aquí la participación de experimentados actores cuya presencia es notoria: Robert Redford, Samuel L. Jackson y Scarlett Johansson (fui testigo de cómo niños y algunos adolescentes salieron aburridos).

capitan-america-el-villano

Como una buena película de superhéroes debe tener un gran villano, espacio aparte se reserva para El Soldado de Invierno, el personaje que vimos congelado en Los Vengadores. Sebastián Stan es el actor que siguiendo el estilo de villanos tipo The Joker, interpreta al Soldado de Invierno, en cuerpo de Bucky, el mejor amigo del Capitán América. Esa relación inseparable y ambigua que suele haber entre héroe y villano se ve muy bien retratada con estos dos personajes. Ira y tensión, pero también emotividad se mezclan en las escenas en las que aparecen. El personaje que opera como punto de quiebre en este cómic a modo de thriller, es el de Natasha Romanoff/La viuda negra, que en manos de Scarlett Johansson no cae al punto de la caricatura, la comedia absurda o el chiste tonto.

Sobre el trasfondo
Todas estas historias creadas por Stan Lee tienen una enorme similitud con las historias que conocemos especialmente de la mitología griega y nórdica, que han sido audazmente  ligadas a  la realidad política o cultural de cada tiempo o futuro cercano. En el caso particular de esta película se vuelve a tocar el tema de la tecnología y de esa sospechosa necesidad por convencernos que para vivir en un mundo seguro debemos todos poner nuestro grano de arena, esto es, sacrificar la mínima privacidad a la que tenemos derecho, por el supuesto bienestar global. “El precio de la libertad es alto”, se dice en la película, en donde aparece la élite o los gobernantes tras la sombra que se cree gobierna al mundo.

resena-critica-pelicula-capitan-america-y-el-soldado-de-invierno

Para condimentar este tema y poner al espectador a debatir un poco, entonces aparecen frases contundentes como: “Esto no es libertad, es miedo” expresada por el Capitán América, o la del ambicioso Alexander Pierce: “con el propósito de construir un mundo mejor, a veces significa echar abajo el viejo”. Finalmente la gran metáfora de la película se resume cuando aparecía Baron Strucker diciendo: Hydra y S.H.I.E.L.D. dos lados de una misma moneda”.

Los que están detrás de esta gran y mayoritariamente equilibrada y creíble secuela del Capitán América en la dirección, son los hermanos Russo, Anthony y Joe, que ya están confirmados, por fortuna, para la tercera entrega de esta franquicia de Marvel Studios a lanzarse en el 2016.

capitan-america-y-el-soldado-del-invierno-chris-evans-robert-redford

Gran banda sonora de Henry Jackman, excelente montaje de Jeffrey Ford. No olviden que no son uno sino dos escenas post-créditos.

Ficha Técnica

  • Dirección: Anthony Russo, Joe Russo
  • Guión: Christopher Markus y Stephen MCFeely
  • Duración: 136 minutos
  • Reparto: Chris Evans, Robert Redfrod, Samuel L. Jackson, Scarlett Johansson, Sebastian Stan, Anthony Mackie, Frank Grillo, Cobie Smulders, Hayley Atwell, Emily VanCamp
  • Música: Henry Jackman
  • Montaje: Jeffrey Ford
  • Cinematografía: Trent Opaloch
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2014

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram