Click en el banner para más información


Click en el banner para más información

Reseña de Candelaria, una película sobre el amor liberador a la tercera edad


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


“El alma también puede reír cuando se acepta la muerte”

 

Candelaria transcurre en Cuba en medio de la decadencia de un país, misma que atraviesa la pareja de adultos mayores Víctor Hugo y Candelaria. De algún modo Cuba se las ha arreglado para sobrevivir al bloqueo económico impuesto por Estados Unidos desde inicios de los años sesenta y así mismo lo ha hecho esta pareja a la monotonía y el paso de los años.

Después de hacer su premiere en Venecia, de participar en Toulouse y estrenarse con éxito en salas argentinas, llega a la cartelera colombiana la tercera película del director Jhonny Hendrix Hinestroza.

En una Cuba noventera, Candelaria trabaja de noche como cantante y de día como aseadora en un hotel de La Habana donde un día encuentra una videocámara que toma en secreto y se la lleva para la casa, generando el dilema si devolverla o venderla para comer mejor. Ese aparato tecnológico los comienza a conectar de otra manera y en esa dinámica de descubrir cómo usarla crean pequeños videos con los que renace su apetito sexual. La videocámara se pierde y llega a manos del mercado negro donde descubren qué han estado haciendo estos esposos. Sus travesuras sexuales les dará oportunidad de resolver sus necesidades y el devenir de la trama nos contará cuál es el destino de la pareja.

La historia de Candelaria nos lleva al erotismo y el amor liberador en la tercera edad a través de un giro inesperado, que cambia un poco el tono de las películas con personajes en esta etapa de la vida y la vuelve más divertida y juguetona. Si bien, en varias ocasiones permanece una sensación de estar dentro de una serie de situaciones muy poco probables, el carisma y energía de la dupla de actores termina llenando ese vacío. En todo caso, Hendrix ha creado una película de buen espíritu, generosa con sus personajes y una temática que suele presentarse bajo una sola perspectiva: la de la desesperanza y la crueldad de la senectud y el fin de la existencia.



La película que es una comedia y romance, no olvida el drama que implica la aceptación de la enfermedad y la nostalgia que produce los asuntos de la muerte, y en eso el director plantea una perspectiva sabia y realista. “El alma también puede reír cuando se acepta la muerte”, le dice en un bello momento Víctor Hugo a Candelaria. Los actores cubanos Verónica Lynn y Alden Knight, esencia del largometraje, hacen un gran trabajo para interpretar una pareja de esposos creíbles y carismáticos cuyos sentimientos fluctúan entre la emoción, la diversión, los miedos y la tristeza con el deterioro evidente de su cuerpo y la crisis de su país.

Hendrix construye una película de momentos refrescante y por momentos melancólica, de gente capaz de sacar lo mejor de sí a pesar de las tragedias propias y ajenas. De personajes al que el entorno los termina marcando y redefiniendo. Candelaria es una película caribeña, con un tono particular, y luminosa gracias al paisaje y la música. En lo que se queda corta es en el trasfondo sociopolítico en el que se da, porque se llena de subtextos obvios.

Ficha Técnica

  • Director: Jhonny Hendrix Hinestroza
  • Guion: María Camila Arias, Abel Arango, Carlos Quintela
  • Duración: 88 minutos
  • Género: drama, comedia, romance
  • Reparto: Alden Knight, Verónica Lynn
  • Montaje: Anita Remon
  • Fotografía: Yarara Rodríguez
  • Arte: Celia Ledón
    Año: 2018
  • País: Colombia, Argentina, Noruega, Alemania, Cuba



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram