Reseña de Jauja de Lisandro Alonso – Festival Cine de Cartagena 2015




Por: Juan Camilo Ardila Durante

En una odisea en medio de paisajes rurales de Suramérica se centra Jauja, la última película del director argentino Lisandro Alonso, la cual hace parte de la Competencia Oficial Ficción del FICCI 2015. Un largometraje que está lleno de planos bellísimos, pero de total vacío narrativo.

Viggo Mortensen es el protagonista de esta película de Alonso que es pura atmósfera. La historia se desarrolla principalmente en la Sudamérica rural del siglo 19, donde un capitán danés y un pequeño grupo de hombres están acampados. En un momento Ingeborg, la hija del capitán, se escapa con un soldado español y el padre enfurecido se pone en marcha para encontrarla. Y eso es realmente todo lo que ocurre.

Muchos cineastas, especialmente los que hacen cine experimental como Lisandro Alonso, buscan demostrar que el cine está más relacionado con la pintura que con la literatura. La película, si se ve solo como eso, definitivamente es una oda al tedio. Sin embargo, algunos críticos como los de Cannes, donde obtuvo buenos comentarios, piensan que debe verse como una serie de hermosas pinturas. Seguramente Jauja luciría mejor en un museo que en una sala de cine.

Y es que son casi dos horas de sucesivos y extensos planos generales en donde no transcurre nada. Los planos son estupendamente bien compuestos pero estáticos. Que aparezca al menos un primer plano es de los pocos anhelos de los espectadores que esperan con paciencia a que algo ocurra. Algo diferente. La escena en la que el protagonista toma una espada para matar a un personaje es lo más cercano a un momento de tensión.

En el estreno mundial del film, Mortensen expresó su esperanza de que el público disfrute de la película, pero su director dijo que “en realidad eso no le importaba”. Un punto de vista que queda muy claro en esta obra que es un bonito cuadro, pero que produce sensación de vacío absoluto. “Nos sentimos a la deriva”, decía un espectador del FICCI al salir del Teatro Adolfo Mejía. Su pesadez filosófica tiene tintes de simbolismo, pero está muy lejos Alonso de parecerse siquiera un poco a Buñuel.

Juan Camilo Ardila es director de AdondeirCartagena.com. Medio aliado de CineVista.





 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram