Reseña “El agua” de Elena López Riera – Otro fascinante debút




 Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

El 2022 es el año del cine español, según la gran mayoría de medios de comunicación de ese país. Los titulares y posts en redes sociales no dejan de hablar de lo mismo. Podría parecer que caen en un lugar común y que tienen un relato unificado y repetido hasta el hastío, no obstante, y luego de haber tenido el privilegio de ver varios de los estrenos españoles del año (no tantos como quisiera, eso sí), podría decir que esos medios no están siendo chovinistas, ni haciendo un favor gratuito a la industria que de por sí está muy jodida (como en gran parte del mundo). Es más, la exaltación mediática, más que necesaria, es casi que esperanzadora.

Entre los estrenos más sonados y recientes está “El agua”, ópera prima de Elena López Riera (Orihuela, Alicante), una película que es una suerte de homenaje a la cultura oral de su pueblo y a su legado cultural (el de ella). Un legado que, además, viene de boca de las mujeres que la rodearon.

Luego de verla, me gusta pensar que es una película que es también una revisión casi filosófica en la medida en que, para hablar de la madurez, o el inicio al camino de la madurez, usa el agua como elemento de cambio. Así como el filósofo Tales de Mileto quiso encontrar en el agua el principio básico de todas las cosas, López Riera encuentra en el mismo elemento el principio de una nueva vida, de un nuevo amanecer, aquí personificado en una adolescente que deja muy en claro al comienzo de la película que está harta de todo, de ese pueblo en el que siente que se ahoga y del que planea irse.

“El agua” cuenta la historia de Ana, una adolescente que vive con su madre y su abuela, y como toda joven de su edad, como sus amigas y amigos, pretende exprimir hasta el límite el tiempo del verano, andar a sus anchas. Ser libre a su modo. La familia de Ana y toda la gente del pueblo está expectante a la tormenta que amenaza con inundar el lugar. Pero eso no es todo. Entre las conversaciones de la gente del pueblo corre la creencia popular de que con las tormentas y desbordamientos algunas mujeres desaparecerán como parte de su destino, porque tienen “el agua adentro”. Entre la espera y el ocio del verano, también recorren otros comentarios menos místicos, más bien llenos de juicio: Ana pertenece a una familia con la que es mejor andarse con cuidado, una familia y unas mujeres a las que mirar con suspicacia. Entre tanto, Ana empieza a interesarse en José y viceversa…

Elena López Riera arma con su debut una película atmosférica, de esas que se toman el tiempo de explicar y narrar con lujo de detalles el contexto del lugar en el que ocurre la historia. La directora se toma el tiempo para acercarnos al misticismo de Orihuela, para olerla, sentirla, envolvernos en la magia que desprende. Para hacernos sentir uno más de esos jóvenes que ven el día acabar sin más, que les incomoda seguir trabajando en lo que siempre han trabajado sus padres, que solo esperan divertirse, que quieren algo más pero no saben exactamente qué es, y probablemente se solucione saliendo de ese pueblo.

Con este debut la directora deja ver un interés político en relación a la figura femenina y a la necesidad de sumar en aquello de querer descentralizar los relatos cinematográficos contándose desde lugares periféricos, en zonas rurales, o espacios urbanos que normalmente no tienen mucho protagonismo ni en el cine, la TV o la publicidad masiva. En pocas líneas, “El agua” es otra muestra de cine diverso, ya no solo porque quien dirige es una mujer, también porque busca otras formas de narrar, alterar las fórmulas y eso que en el cine más tradicional es sinónimo de correcto.

Con “El agua” López Riera deja ver un cautivador trabajo en el manejo de las tensiones familiares, un detalle sumamente importante en el argumento, pues es crucial no solo para narrar la desesperada búsqueda de su protagonista, también para ir dejándonos saber por qué aquello que pertenece a una familia a la que miran con suspicacia y qué es exactamente eso que tanto asusta y genera interés y desprecio a los hombres del pueblo. Tales tensiones nunca resultan ni en extremo subrayadas, ni histéricas. Me parece que la directora sabe aprovechar los registros que resultan de mezclar la inexperiencia de una actriz natural (Luna Pamiés) que es fresca, auténtica y convincente, con la eficacia de Nieve de Medina y la pericia de una actriz como Bárbara Lennie, que da vida a un personaje magnético, acaso la representación de una generación que casi llegó a ser del todo libre, que casi llegó a algo, a crearse la satisfacción que siempre soñó y parece no haber logrado, y que aquí funciona como alto contraste a la protagonista, a Ana, recordándole lo urgente de tomar una decisión con respecto a lo que tanto desea, y escapar así del hastío.

Con “El agua”, Elena López Riera no inventa absolutamente nada, sabe tomar y hacer funcionar lo que ha aprendido y aprehendido de su pueblo, su educación cultural y emocional. Experimenta mezclando, o intentando que convivan, el documental con la ficción, y algo de la crónica. En medio del relato de ficción, que juega mucho con herramientas del documental, nos encontramos con algunas mujeres del pueblo que nos cuentan qué es eso de tener el agua adentro, qué significado tiene para ellas ese mito popular y qué tanto se lo creen. También hay espacio para las imágenes más crudas y material amateur y experiencial relacionado a la tragedia de las inundaciones, brindándole a la película una capacidad estética y cercana al público. En varias entrevistas, López Riera ha sido insistente en dejar claro que lo suyo – el trabajo en el audiovisual – no pertenece a un conocimiento de academia, si no a sus búsquedas personales, al juego con la cámara.

“El agua” es sin lugar a dudas el sofisticado resultado de esa búsqueda y una muy interesante forma de seguir actualizando esa suerte de género que se ha hecho muy popular en los últimos años: el coming of age. “El agua”, que pude ver en el marco de La Semana del Cine de la Universidad de Lima (Perú), es una de las propuestas más interesantes y complejas del año, y quizás uno de los pocos debuts españoles más arriesgados, originales y, sobre todo, significativos. Creo que sobra decirlo, pero desde aquí es una ultra recomendada.

Ficha Técnica

  • Dirección: Elena López Riera
  • Guion: Elena López Riera, Philippe Azoury
  • Duración: 104 minutos
  • Reparto: Luna Pamiés, Bárbara Lennie, Nieve de Medina, Alberto Olmo
  • Género: Drama, Coming of age
  • Producida por: Pepe Andreu, Alejandro Arenas, David Epiney, Rafel Moles, Eugenia Mumenthaler, Sylvie Pialat
  • Cinematografía: Giuseppe Truppi
  • Montaje: Raphaël Lefèvre
  • País: España
  • Año: 2022

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Black Adam


La mujer rey


Paradise City


R.I.P.D 2: La rebelión de los condenados


Black Panther: Wakanda Forever


The Minute You Wake Up Dead


Lilo, mi amigo el cocodrilo


Smile


Robo Entre Ladrones


Medieval


Emily la estafadora


Fall


Terrifier 2


La peli del fútbol


Tadeo Jones 3: La Tabla Esmeralda


Secuestro en directo


Jeepers Creepers: Reborn


Sin novedad en el frente


La guarida


Enola Holmes 2



Próximos estrenos



Avatar: El sentido del agua


El Cuartel Secreto


El gato con botas: El último deseo


Babylon


The Whale


El peor vecino del mundo


The Mean One


Call Me Papi


I Wanna Dance with Somebody


Matrimillas


Reposo absoluto


크리스마스 캐럴


La (Très) grande évasion


Nos frangins


Los crímenes de la academia


Archipel


Entre las higueras


Il nous reste la colère


The Wizard Hunter: The Hunt for Evangelion Crowley


Kanun, la loi du sang


To the End


Falcon Lake


Commune Commune


Soutien de famille


Maestro(s)


Must Love Christmas


Mourir à Ibiza (un film en trois étés)