Reseña Hereditary (El Legado del Diablo) de Ari Aster


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


La principal intención del director Ari Aster con Hereditary era incomodar al espectador en todos los niveles posibles y lograr convencer a esos fanáticos del horror gustosos de propuestas más extrañas, ambiciosas y que buscan romper códigos y límites.

Después de realizar seis cortometrajes todos moviéndose entre la comedia, el drama y los misterios, debutó este año en Sundance con “Hereditary”, una película que explora el horror desde los rituales, sacrificios e infaustos legados de generaciones en una familia.

Es inevitable y ya lo ha confirmado el propio director, la referencia a la dura y polémica “Dogville” del siempre provocador Lars Von Trier, en aspectos como la puesta en escena, cercana de momentos al teatro, y las molestias que produce. En Hereditary – el título en español de El Legado del Diablo es tan trillado como tontamente descriptivo, justo lo contrario a las pretensiones de Aster -, la historia inicia con un fallecimiento, el de la mamá de Annie Graham, la protagonista (muy bien actuado por Toni Collette), quien es madre de dos hijos adolescentes que viven junto a su esposo en una gran casa donde ella tiene un cuarto reservado para hacer complejas y hermosas construcciones en miniatura y casas de muñecas que juegan un papel en la película más allá de ser su actividad profesional y servir de fascinantes decorados en su hogar.

Esa muerte es el inicio de una pesadilla para los Graham, quienes comienzan a develar un terrible secreto de familia que los afecta directamente y del que intentarán escapar. Saltarse lo inevitable provoca la muerte de otro miembro de la familia y desde ese entonces nada es igual y las incógnitas que se van tejiendo no son tan fáciles de responder.



Hereditary es de esas películas ideadas para que el espectador vaya muy lentamente encajando las piezas, ahí inicia uno de sus desafíos, sobre todo en espectadores acostumbrados al horror de sobresaltos fáciles, impacientes por moverse de sus sillas, tras puertas que se azotan y ventanas que se abren solas como suele ofrecer Hollywood. Ari Aster, de hecho, juega con este tipo de audiencia, llevándolo primero al drama, mostrando la cotidianidad de una familia que vive un duelo que poco a poco se torna en un misterio que no se deja adivinar del todo y que de momentos se puede clasificar entre lo extraño y lo absurdo (aunque su nivel de extrañeza en todo caso es positivo). Recurre también a la comedia en ciertos momentos de más espanto, esos donde el miedo es implícito, no evidente, y el drama es sobrecogedor.

Hereditary es una experiencia aterradora, por aquello de sentir esa afinidad y cercanía con una familia presa de algo ajeno a ellos mismos, por ese pensar que todos en algún momento podemos ser objetivo de un loco ritualista o de algún conjuro. También es divertida en algunos absurdos que plantea (aunque no todos funcionan) y es tensa porque somete al espectador a una confusión permanente, en donde hace pensar que no es lo que parece, pero al final resulta que sí, es decir, una historia que termina disfrazando las convenciones del género del horror satánico con su ritmo y personajes tan erráticos. Los protagonistas (los padres y los dos hijos) tienen un gran desempeño, no solo por lograr el tono en los diversos géneros que se mueve la historia, sino la impredecibilidad de sus comportamientos y resolución de situaciones. En el reparto también participan Gabriel Byrne (como el padre) y Ann Dowd (una mujer que conoce a la familia).

Ari Aister hace en términos generales un buen debut, con algunas fallas en el ritmo producto de querer llevar a los espectadores a terrenos inesperados que, en todo caso, no son graves ante la satisfacción de ver una propuesta más arriesgada. Ya en el pasado, este director había impactado con “The Strange Things About The Johnson’s” (ver aquí), un cortometraje bastante recomendable, por la línea de lo extraño e incómodo sobre incesto, en una molesta relación de poder, dominación y chantaje de hijo a padre, y sobre esos miedos y secretos de familia que paralizan, a la que de cierta manera ésta su ópera prima se acerca en varios sentidos.

Notas:

  1. El montaje de la película fue todo un desafío y de ahí algunas escenas que no encajan del todo con el resto de la historia. El corte inicial duraba tres horas y mucho del drama que el director quiso mostrar fue finalmente eliminado.
  2. El diseñador de modelos en miniatura que cuentan parte de esta historia estuvieron a cargo de Steve Newburn, y que son otro de los aspectos fascinantes  y enigmáticos de Hereditary.

Ficha Técnica

  • Director: Ari Aster
  • Género: horror
  • Guion: Ari Aster
  • Duración: 127 minutos
  • Reparto: Toni Collete, Alex Wolf, Ann Dowd, Gabriel Byrne
  • Cinematografía: Pawl Pogorzelski
  • Montaje: Jennifer Lame, Lucian Johnston
  • Música: Colin Stetson
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2018



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram