Reseña Nuestras batallas de Guillaume Senez


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios


Lidiar con las presiones laborales en un entorno actual donde son más las exigencias que las buenas condiciones para el empleado y lidiar con las cargas familiares son el eje de esta historia tan humana.

Nuestras batallas es el segundo largometraje del director belga Guillaume Senez, que obtuvo cinco galardones (los premios Margritte) otorgados por la Academia de Cine Belga.

En la película seguimos la historia de Olivier, un buen trabajador, un supervisor que hace todo lo que debe e incluso más para que todos cumplan a cabalidad su trabajo y se empeña en luchar contra la injusticia laboral. Entre tanto, su esposa abandona un día el hogar y lo deja solo con los dos hijos que tienen. Desde ese momento debe hallar la manera de encontrar el equilibrio para soportar la cargas en ambos entornos y asumir sus nuevas responsabilidades.

Hay varios aspectos que cobran relevancia en esta sencilla y armónica película: primero está la decisión de un punto de vista neutral entorno a las problemáticas modernas del mundo laboral y los desafíos de cómo se conforman y se sostienen las familias hoy en día. Si bien la película expone situaciones cuestionables, deja que sea el espectador quien asuma, si lo quiere, el rol de juez. Eso se evidencia en la ausencia de detalles más allá de los hechos o las situaciones mostradas. Segundo, está el hecho de revertir los roles tradicionales de madre sacrificada-mujer heroína y padre irresponsable-hombre villano. Aquí quien se va es la mujer, sin conocerse sus motivaciones reales y el que asume el compromiso con los hijos es el hombre.

Nuestras batallas es un título conmovedor y empático con el ser humano, cine hiperrealista e intimista, de sólida narrativa que habla de la paternidad, de un hombre en crisis enfrentando el mundo de hoy y esa capacidad de sobrellevar la pérdida y replantearse lo que es, lo que sabe, lo que cree y conoce para reinventarse y seguir asumiendo la vida. La lucha con el yo de cara a lo que lo rodea. Este es un drama que más que trágico muestra una realidad de forma honesta y sin prejuicios.

Buen diseño de producción y fotografía para mostrar y separar con planos abiertos y cerrados lo que es la inmensidad y caos del ambiente laboral y el absorbente entorno privado y familiar. Muy buena actuación del francés Romaín Duris, el protagonista.

Ficha Técnica

  • Director: Guillaume Senez
  • Guion: Guillaume Senez
    Género: Drama
  • Duración: 95 minutos
  • Reparto: Roman Duris, Laure Calamy, Laetitia Dosch, Lucie Debay, Basile Gunberger, Lena Girad Voss, Dominique Valadie, Sarah Picard, Cédric Vieira
  • Sonido: Fabrice Osinski
  • Montaje: Julie Brenta
  • Producción: David Thion Martin, Philippe Martin, Isabelle Truc
  • País: Bélgica, Francia
  • Año: 2018




 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram