Click en el banner para más información


Click en el banner para más información

Reseña Ready Player One, la realidad virtual y la magia del cine


Por Camilo Bohórquez
Twitter: @cabobe


“Como muchos de ustedes, yo solo vine para escapar, pero encontré algo mucho más grande que a mí mismo. ¿Estás dispuesto a luchar? Ayúdanos a salvar El Oasis”. – Wade Watts

 

La realidad virtual, un mundo imaginario creado a través de objetos e imágenes generadas por computador donde una persona puede interactuar con ellos, es un concepto que ha sido utilizado en varias películas del género de ciencia ficción. Por ejemplo en Tron se permitía acceder e interactuar en el mundo de los programas de computador y en Matrix era utilizado para mantener a los humanos en un mundo falso, mientras en la realidad eran simples baterías para un mundo controlado por máquinas. En la vida real, en los últimos años, la realidad virtual ha buscado convertirse en la gran innovación tecnológica en el tema de videojuegos y entretenimiento. Hay grandes avances pero aún existen grandes retos como dar mayor sensación de inmersión, hacer que sea un producto masivo y definir los verdaderos alcances y utilidad de la misma.

En 2011 llegó a las librerías “Ready Player One”, primer libro del novelista Ernest Cline que se convirtió en un gran best-seller. Parte de lo que buscaba esta novela era exponer las grandes posibilidades a futuro y en el mundo real del tema de la realidad virtual. “Ready Player One” en vez de exponer conceptos complejos y oscuros, enfoca el uso de la realidad virtual en algo tan simple como un punto de escape de nuestra realidad y como forma de entretenimiento.

El mundo virtual de esta novela se llama “OASIS” y es todo un universo de experiencias donde no existen límites a la imaginación. En “OASIS” las personas pueden hacer y ser lo que quieran, tal cual, ni más ni menos: Escoger ser, quizá, ¿atlético?, ¿una guerrera?, ¿un superhéroe? o ¿tener el cabello rubio?, ¿tal vez ser una princesa? o por qué no, ¿un robot? Todo eso suena espectacular, pero este mundo de posibilidades también hay consecuencias… Si tienes acceso a ser lo que quieras ser, logrando en ese mundo virtual lo que consideramos ser feliz, ¿qué estás dispuesto a sacrificar en el mundo real?… Y si una sola persona u organización fuera dueña de ese mundo virtual, ¿sería dueña del mundo real?

Es el año 2045, el mundo real tiene serios problemas de pobreza, sin embargo, todos tienen acceso a “OASIS, un universo virtual que representa un escape para tan difícil realidad. El creador de “OASIS”, James Halliday, ha muerto pero antes de su muerte deja tres llaves ocultas en el mundo virtual que ha creado. Quien encuentre las 3 llaves se convertirá en el nuevo dueño de “OASIS”, incluyendo toda su fortuna. Millones de jugadores a la par de la empresa “IOI”, que busca solo intereses económicos, participan en constantes carreras en busca de la primera llave, pero nadie lo ha logrado. Wade Watts, un joven huérfano ha investigado por años la vida y obra de Halliday, quien era un ingeniero programador amante de la cultura de la década de los 80´s. Wade logra descifrar el misterio de la primera llave y al obtenerla se convertirá en foco de atención no solo de “IOI” sino de personas que buscan un cambio social a partir de lograr ser los nuevos dueños de “OASIS”. Allí inicia la aventura de este personaje.



Warner Bros. se hizo oportunamente con los derechos de llevar el libro a la pantalla grande y Ernest Cline, el autor, participó en la elaboración del guion de la película que tuvo que ajustarse debido a un gran problema que en el libro no parecía tan grave; dado que tenemos un mundo virtual donde todo es posible y el creador de este mundo es un amante de la cultura pop, “Ready Player One” es una novela llena de referencias al mundo geek, desde música, televisión, pasando por cómics y anime, hasta videojuegos y películas, y donde estas referencias hacen parte esencial de la trama. Era un universo de referencias tan amplio e importante en la novela que parecía casi imposible que lograra materializarse, pero en 2015 se anunció que el aclamado director Steven Spielberg tomaría las riendas del proyecto y viendo lo que logra la película fue la mejor elección posible.

Esta producción de aventura y ciencia ficción logra como el libro ser un hermoso y gran homenaje a íconos de la cultura popular no solo de la década de los 80, y es que claro, no se esperaba menos de un mundo en el que puedes ser lo que quieras como sucede en “OASIS”. A este momento es imposible contar todas las referencias y apariciones de personajes que existen en “Ready Player One”: tenemos a King Kong, vehículos como el DeLorean de “Back To The Future”, Hello Kitty, Joker, El Gigante de Hierro y un T-Rex. Logos muy conocidos como el de los Thrundercats o Batman, referencias a personajes de Marvel, de Mortal Kombat y de Street Figther. También personajes de películas de terror en acción como Freddy Kruger, incluso hay toda una escena homenaje a una gran película de culto que hace preguntarse ¿cómo lo hicieron? Es realmente impresionante y abrumador. La película transcurre un 70% en el mundo de realidad virtual y el trabajo técnico y de efectos especiales es único, se ve tal cual como un mundo virtual, un videojuego, no un falso intento de realismo, lo cual tiene lógica con la película y esto se agradece. Es una explosión de imágenes para la memoria e incluso escenas imposibles que robarán gritos de sorpresa y emoción en la audiencia, y que está acompañada de una banda sonora perfecta con tonos que también hacen referencia a otras películas reconocidas y canciones de los 80.

La parte técnica es de aplaudir, pero por esa misma cantidad de homenajes y referencias existía el miedo a que fuera una película plana de solo efectos especiales y referencias. ¡No podíamos estar más equivocados! Ernest Cline así como Steven Spielberg quisieron dar un gran homenaje a la cultura geek y todo lo que adoramos de ella. Cline y Spielberg se alejan de los clichés y ridiculizaciones, tristemente establecidas por varias series de televisión y películas, y a través de la aventura de Wade conocemos la vida del creador de “OASIS” (gran papel de Mark Rylance como Hallyday), personaje con el que fácilmente se pueden identificar los geeks, los nerds, los ingenieros, los fans de la cultura popular, los que no son los populares, los que no tienen tantas habilidades sociales (pero si un gran corazón) y los que buscan siempre ser fieles a sus convicciones y sentimientos, aunque nadie más los comprenda. Ese trasfondo de la película muestra a la audiencia lo difícil que puede llegar a ser una vida donde se es rechazado o incomprendido, los arrepentimientos y ser aquel que no logra conectarse y sentirse parte del mundo real.

La fusión de homenajes a la cultura geek, preguntas sobre los alcances de la realidad virtual, la forma en la que puede afectar e incluso alejarnos del mundo real y la representación de los miedos y frustraciones de los marginados por sus gustos y forma de ser (en este caso los geeks), hace de “Ready Player One” un gran largometraje, muy recomendable no solo para los aficionados por la tecnología y la informática, sino también para todo público. Ready Player One tiene un gran trabajo de Steven Spielberg que nos emociona como niños y abre nuestra imaginación a un universo aún algo lejano pero no imposible, llenándonos de alegría y sensaciones únicas como las que sentimos la primera vez que vimos en la gran pantalla una bicicleta volando a la sombra de la luna, un cazador de tesoros escapando de una roca gigante, o un T-Rex persiguiendo una camioneta. Steven Spielberg sabe qué es la magia del cine y le agradecemos este viaje a un mundo virtual de fantasía y magia que a veces necesitamos tanto en nuestra realidad.

Ficha Técnica

  • Director: Steven Spielberg
  • Guion: Ernest Cline, Zak Penn
  • Duración: 140 minutos
  • Reparto: Tye Sheridan, Olivia Cooke, Ben Mendelsohn, T.J. Miller,, Simon Pegg, Mark Rylance
  • Cinematografía: Janusz Kaminski
  • Montaje: Michael Kahn, Sarah Broshar
  • Música: Alan Silvestri
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2018



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram