Reseña Un día lluvioso en Nueva York – 40 años después, Woody Allen sigue con el amor totalmente íntegro hacia la ciudad






Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

Isaac Davis, el protagonista de Manhattan (1979) y alter ego de Allen (por supuesto), trastabillaba con el texto inicial de su libro mientras veíamos aleatoriamente imágenes de la ciudad a la que le rendía homenaje. Al final, y después de varios intentos, decidía simplemente manifestar que “New York was his town. And it always would be”. La simpleza de esa frase igual es monumental y diciente. 40 años después, Woody Allen sigue con el amor totalmente íntegro hacia la ciudad y esta vez pasa a revestirla de melancolía e imparable lluvia con una película que ha titulado A Rainy Day In New York. Ese título no puede ser más sugestivo.

La sensacionalista cacería de brujas y esos inquisidores señalamientos no han impedido que el acorralado Woody Allen haga su proyecto anual, que nos ha llegado con un año de atraso, pero con la genialidad intacta, el cinismo y ese humor negro tan eficaz.

Gatsby (Timothée Chalamet) es un joven que no ha tenido preocupaciones en su vida: ha tenido todos los privilegios que se le pueden dar a alguien y aun así posa como si la vida realmente le hubiese castigado. Quizás es esa sensación de que no tiene nada claro y solo se entretiene con banalidades. Su novia, una chica de nombre Ashleigh (Elle Fanning), parece un poco más jovial que él y está fascinada con la oportunidad de entrevistar a un afamado y admirado director de cine en Manhattan (Liev Schreiber). Mientras Gatsby solo piensa en mostrarle la ciudad, la chica planea todos los detalles de la experiencia que ella jura le cambiará la vida. ¡Y efectivamente así lo hace! Manhattan puede cambiarle la vida a cualquiera. Allí pasa de todo y todo es que Ashleigh termine envuelta en líos ajenos de crisis creativas y de pareja. Mientras tanto, el acongojado Gatsby se aburre hasta el cansancio y deambulando por la ciudad se va reencontrando con una serie de disparatados personajes, como ese excompañero de clases tan pretencioso como insoportable, su hermano y el peculiar problema con su esposa, la sarcástica hermana menor de su exnovia (Selena Gómez) y a una espléndida prostituta que confrontará a la madre de ese chico y termina llevándonos a una improbable pero grandiosa conversación entre madre e hijo. Toda una proeza.

Allen nos cuenta todo esto con su inconfundible estilo. Totalmente imperturbable y con una narrativa ágil y auténtica, demostrando impresionante maestría. Ha resuelto que Vittorio Storaro le acompañe una vez más y la experiencia es fulgurante y poética. Le acompañan también un reparto impresionante, donde Elle Fanning está soberbia, y Chalamet se sigue dejando ver como un intérprete prometedor. Selena Gómez también me gusta.

Un día lluvioso en Nueva York es además un ejercicio anacrónico. Sus protagonistas millenials parecen metidos en otra época: se transportan en taxis en vez de hacerlo en carros de Uber, se hospedan en hoteles en vez de usar Airbnb y la ansiedad de sus rutinas no incluye estar atentos de las redes sociales. Demuestra que su autor tiene una profunda nostalgia y puede hablar de cosas actuales y vigentes sin importarle si es muy verosímil o demasiado ficticio todo ese espacio en el que se mueven sus atribulados y enérgicos personajes que hablan tanto de él y de lo que parece estar moviéndolo por dentro.

Me parece admirable que se haya sobrepuesto a todo el juicio moral, que a sus 87 años siga saliendo al ruedo y llevándonos a esa cita con su cine. Sería lamentable que el repudio y todo ese boicoteo que se puso de moda (aun cuando la justicia lo declaró inocente) nos quitara el placer de gozarnos lo que salga de su cabeza. Que nos lo quite la inaplazable muerte, pero jamás la malograda opinión pública.

Ficha Técnica

  • Dirección: Woody Allen
  • Guion: Woody Allen
  • Duración: 92 minutos
  • Género: Comedia romántica
  • Reparto: Timothée Chalamet, Elle Fanning, Selena Gomez, Jude Law, Diego Luna, Liev Schreiber
  • Montaje: Alisa Lepselter
  • Cinematografía: Vittorio Storaro
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2018

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram