Click en el banner para más información


Click en el banner para más información

Reseña Venom: Grata bienvenida al universo simbionte.


Por Camilo Bohórquez
Twitter: @cabobe


En el Universo de Marvel el héroe más amado y querido por los fanáticos es SpiderMan, cuyos derechos cinematográficos pertenecen a Sony Pictures y parte del éxito de este personaje radica en el gran y poderoso catálogo de villanos a los que debe enfrentarse: desde científicos locos, a gánsteres despiadados. Dentro de este importante catálogo existe un ser de otro mundo, un parásito simbionte que necesita un huésped para sobrevivir y que tiene personalidad bastante violenta y despiadada, misma que adoptan los huéspedes a los que se une y razón de su extrema peligrosidad. Venom, concebido inicialmente como un gran villano, actualmente es uno de los más importantes antihéroes de Marvel Comics.

Sony Pictures ya nos presentó a Venom en el mundo del cine en la tercera película de la trilogía de SpiderMan dirigida por Sam Raimi, pero lamentablemente el guion de la película junto a la saturación de villanos y situaciones ridículas hizo de SpiderMan 3 una película odiada por muchos, principalmente por no haber hecho justicia a este personaje. El tiempo ha pasado y actualmente Sony Pictures tiene una alianza con Marvel Studios que permitió que el personaje de SpiderMan hiciera parte del Universo Cinematográfico de Marvel junto a los Vengadores, sin embargo, Sony Pictures sigue siendo propietaria de los personajes asociados a SpiderMan en el cine y quiere hacer su propio universo siendo el primer paso esta película, Venom, que por ahora ni se niega ni se confirma su relación con el SpiderMan de SpiderMan: Homecoming ni con las películas de Marvel producidas por Disney.

Venom nos cuenta la historia de Eddie Brock, un periodista investigativo originario de Nueva York, pero radicado ahora en San Francisco, que busca siempre la verdad a toda costa, lleva una vida feliz tanto en lo personal como en lo laboral, sin embargo, su camino se cruza con Carlton Drake, un importante genio científico dueño de una gran corporación que busca dar un paso más allá buscando vida en el espacio, aunque sus métodos sean poco éticos. La ambición de Eddie Brock lo llevará a arriesgar todo lo que quiere y a su vez a encontrarse con un parásito extraterrestre bastante tóxico y peligroso, que a su vez brinda increíbles habilidades a su portador. Eddie y el simbionte extraterrestre deberán unir fuerzas en pro de salvar al mundo.



Uno de los principales temores de esta película era cómo estructurar una historia de origen de Venom sin SpiderMan, quien siempre hace parte de su origen en los comics, sin embargo, el guion se las ingenia para que no sintamos esa necesidad de ver a SpiderMan ni ninguna otra conexión. Venom está hecha como una pieza independiente, no tiene guiños o referencias a nada más que al tema de los simbiontes, raza a la que pertenece el parásito Venom, por lo que al día de mañana se podría negar o confirmar conexiones de Venom con otras películas de Marvel y ello no afectaría en nada lo visto en esta película, lo que en parte es bueno porque permite que Venom sea en esa entrega la única estrella.

Al ser una pieza independiente la historia es sencilla pero entretenida, no aburre ni tiene tiempos muertos, su fortaleza principal es sin lugar a dudas su protagonista, Tom Hardy, quien hace muy buena labor mostrándonos varias facetas de Eddie Brock a lo largo del largometraje. Respecto a este punto donde más se destaca es en la interacción con el simbionte Venom, es una relación curiosa y muy divertida de ver ya que la entidad Venom de esta película tiene una personalidad agresiva e impulsiva, personalidad que Eddie Brock intenta controlar y realmente dan ganas de ver más aventuras de Venom con Tom Hardy como protagonista.

Lo demás está bien, actuaciones que no son memorables pero cumplen, efectos especiales justos, tenemos buenas escenas de acción con Venom incluyendo persecuciones por las calles de San Francisco, pero a lo que le faltó algo más de trabajo fue en la parte final de la película, una banda sonora que no trasciende pero tampoco la afecta, un villano acorde a una historia de origen y combates que pudieron estar mejor filmados. Eso sí, están bien dentro de todo; tiene sus momentos de comedia pero muy ligera que ni tan siquiera están cerca del tono que manejan las películas de Marvel Studios, pero son lo suficientemente buenas para ayudar al ritmo de la película.

Tal vez lo que afecta a Venom aparte de su simpleza en el guion es su edición, hay momentos que proponen un tono de humor negro, situaciones más maduras, lenguaje más adulto y escenas más violentas que, o se ven cortadas o pasan muy rápido, tal vez en pro de buscar la clasificación “apta para mayores de 7 años” dada en Estados Unidos, aunque en lo personal creo se debió mantener para Latinoamérica la clasificación “para mayores de 13 años”. Respecto a este tema de la edición donde más se siente es en una escena cerca al clímax de la película donde la entidad Venom cambia su motivación de repente, dando una explicación demasiado acomodada que deja dudas en la audiencia y la sensación de que algo, en la sala de montaje, se perdió de esta escena o de la historia de fondo del simbionte Venom.

Las expectativas con Venom eran algo bajas para muchos pero la película sale bien librada y no es el desastre que algunos pronosticaban, hay varias cosas por mejorar si quieren expandir este tipo de historias, pero la película cumple con ser suficientemente entretenida, es agradable y Tom Hardy se gana su espacio como Venom. Además, brinda un muy buen acercamiento a este personaje y logra dejarnos con ganas de ver más (y con mayor razón con la primera de las dos escenas poscréditos de la película). Esperamos que logre sus objetivos en taquilla y en dado caso de una secuela, ojalá esta sea más arriesgada y agresiva como lo es este supervillano.

Ficha Técnica

  • Director: Ruben Fleischer
  • Guion: Jeff Pinkner, Scott Rosenberg, Kelly Marcel
  • Duración: 112 minutos
  • Reparto: Tom Hardy, Michelle Williams, Riz Ahmed, Soctt Haze, Reid Scott
  • Música: Ludwig Göransson
  • Cinematografía: Matthew Libatique
  • Montaje: Maryann Brandon
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2018

 




 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram