Reseñas La caja de Lorenzo Vigas, paternidades tardías y retorcidas. – FICCI 61




La segunda película del director Lorenzo Vigas, “La caja”,  se estrenó en el  Festival de Cine de Venecia y participa en la sección “Ficciones de Allá” en el FICCI 61. El domingo tendrá una segunda proyección en este evento.

 

Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

Lorenzo Vigas vuelve al tema de las paternidades ausentes, los huecos emocionales, las tragedias familiares y las cargas incómodas, aquí de una manera mucho más evidente, con una enorme caja que hace las veces de féretro, manifiesta el peso de la ausencia y da el nombre a la película. Si en “Desde allá”, su ópera prima, ponía el ojo en lo no demasiado evidente, aquí hace lo contrario y funciona muchísimo.

“La caja” narra el viaje de un adolescente mexicano, Hatzín, que va en búsqueda de los restos de su padre, luego de que unas fosas comunes fueran descubiertas en el norte del país. Regresando a casa (Ciudad de México) y cargando con la incómoda caja, Hatzín observa a Mario, un hombre que luce como su padre y decide confrontarlo. El hombre, sorprendido, le afirma que no es la persona que busca, pero Hatzín es terco y comienza a ir detrás de él. Lo persigue, lo incomoda y le hace ver una necesidad por evadir su propia vida, sus compromisos y su familia, que al parecer solo consta de una abuela. Mario trabaja como reclutador de personas para una maquila y entonces le ofrece un trabajo.

A partir de esta oportunidad, comienza a crearse una relación entre Hatzín y Mario, una relación que para el adolescente parece finalmente emular lo que no tuvo ante la desaparición de su padre. El vacío emocional empieza a sobresalir y a hacerse evidente la necesidad de un cariño. Aunque parece convencido de que Mario no es precisamente la persona que busca, logra crear el vínculo que luego lo hará hacer cosas que nunca imaginó. Al tiempo, para Mario es una completa sorpresa la habilidad que empieza a mostrar Hatzín en el trabajo al que ha encomendado, encontrando en él alguien confiable para sus futuros planes en el negocio.

Lorenzo Vigas no solo narra la búsqueda y tragedia familiar de ese niño, también pone el foco en el drama de las personas desaparecidas, el crimen organizado y la explotación laboral, unas líneas narrativas que nunca llegan a empañar la historia principal ni a competir con ella. El guion de Lorenzo Vigas es menos austero que el de su ópera prima, una película que fácilmente lo puso en el radar por haberse llevado el León de Oro. Con “La caja” se deja ver como un escritor más maduro y confiado cuando de narrar historias complejas se trata.

“La caja” se filmó en 35 milímetros, lo que la convierte en casi toda una rareza en medio del largo reinado del cine digital y por supuesto un trabajo para disfrutarse, que permite apreciar esa voluntad de búsqueda por el detalle y por dejar ver lo positivamente grandilocuente que resulta fotografiar esos paisajes desérticos que traducen parte del espíritu de esta película, y en la que a pesar de las atrocidades que cuenta, termina por ser un trabajo donde tiene espacio la esperanza y la luz, aunque sea a punta de golpes.


Por Sandra Ríos (@sandritamrios)

Hay que empezar hablando de esta película por la decisión de Lorenzo Vigas de rodarla en 35 milímetros con cámaras panavisión. Un disfrute de cara a la experiencia que puede llegar a tener el espectador frente a la gran pantalla – yo ya no recuerdo cuál fue la última película que vi en salas en este formato – y que le da otra dimensión, porque sin duda potencia su historia que está bastante relacionada con el entorno.

La caja se ambienta en un lugar desértico, de típicos paisajes extraídos de los westerns, a donde llega un jovencito en busca de los restos de su padre que aparentemente han sido hallados en una fosa común. De ese padre que ha permanecido ausente para él le entregan una caja. En su viaje de retorno, divisa por los vidrios del bus a quien cree es su padre, así que lo hace detener, aborda al sujeto y lo llama por el nombre de su papá con toda convicción, pero el hombre se niega. Hatzín está seguro que sí es su progenitor y decide perseguirlo, quedarse a su lado.

Así comienza una relación de paternidad tardía e improbable, de un juego de roles donde cada uno intenta encajar en la vida del otro, pero que la fuerza de las circunstancias y el paso de los años ha dejado hondos vacíos que tarde o temprano van saliendo a flote.

La historia de “La caja” se va desgranando lentamente, pero con solidez, en una intriga dramática que marca un descenso que pasa de lo conmovedor a lo incómodo, lo angustioso y perturbador. Lorenzo Vigas relata una historia muy compleja y la llena de muchas capas, porque además de la relación gris, turbia, de un padre y un hijo, hay otras tramas del entorno de estos personajes: violencia, explotación laboral, injusticias, muerte, impunidad y degradación social, que también los termina definiendo y determinando su accionar.

Esos paisajes agrestes, polvorientos, de climas extremos, donde se moviliza Hatzín, son un espejo de los enormes vacíos con los que ha crecido y los serios problemas a los que se va enfrentando en tan poco tiempo y de forma inesperada, que revelan la distorsión que tiene frente al deber ser de un padre y la necesidad de recibir el amor del mismo, siendo un hijo.

De paternidad tardía a paternidad retorcida pasa esta película que no es otra cosa que una contundente crítica social a ese eslabón desaparecido para tantos niños, al estado de las cosas, volviendo la mirada de la sociedad al núcleo de las familias. Es curioso cómo “La caja” lo logra en sus propios términos: sin ser evidente al denunciar, sin recurrir a forzar un impacto con el espectador pese a las atrocidades que ahí suceden, con una economía absoluta de los diálogos y con un ritmo pausado.

Estupendo cierre el que le da Vigas a sus historias sobre la paternidad. Seguramente será esta una de las mejores películas que este año se vean en el FICCI.

Ficha Técnica

  • Dirección: Lorenzo Vigas
  • Duración: 92 minutos
  • Género: Drama
  • Guion: Paula Markovitch, Lorenzo Vigas
  • Reparto: Hatzín Navarrete, Elián González, Hernán Mendoza, Cristina Zulueta
  • Cinematografía: Sergio Armstrong
  • Montaje: Pablo Barbieri Carrera, isabela MOnteiro de Castro
  • Diseño de producción: Daniela Schneider
  • Música: Mauricio Gonzo Arroyo
  • Países: México, Estados Unidos
  • Año: 2021

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Del revés 2 (Inside Out 2)


El reino del planeta de los simios


Bad Boys: Ride or Die


En las profundidades del Sena


Guerra Civil


Atlas


Tarot


El especialista


Hit Man. Asesino por casualidad


Furiosa: de la saga Mad Max


Garfield: la película


Los vigilantes


The Last Kumite


Baki Hanma vs. Kengan Ashura


Immaculate


Biónicos


The Legend of Catclaws Mountain


Boy Kills World


Telma, la unicornio


Kali: Ángel Vengador



Próximos estrenos



Gru 4. Mi villano favorito


Un lugar tranquilo: Día uno


Bikeriders. La ley del asfalto


Huwad


కల్కి 2898 - ఎ.డి


Detonantes


What Remains


MaXXXine


Horizon: An American Saga - Chapter 1


Longlegs


Un asunto familiar


Superdetective en Hollywood: Axel F.


Fly Me to the Moon


Nurse Abi


Space Cadet


Ghost: Rite Here Rite Now


Daddio


Chestnut


Ghost: Rite Here Rite Now


Fly Me to the Moon


Thelma


ยูเรนัส


Hellhound


Boneyard