Reseñas Toro de Adriana Bernal y Ginna Ortega, la historia de un fotógrafo que hizo carrera desde la cárcel. FICCI 61




Toro hace parte de la sección DOCUMENTES (Hechos en Casa) del FICCI 61. Tendrá una segunda exhibición el sábado. 

“Aunque la foto sea mala cuenta una historia”. 

 

Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

Un viaje a la memoria de un lugar y una forma de visibilizar una época a través de su reconocimiento, añadiendo también una oportunidad de darle a una figura (su protagonista) la validación de su trabajo a través de aquello con lo que tanto sueñan los artistas: el éxito (aunque sea ínfimo), traducido en esa consideración de ser tomado como una celebridad, como una gloria de su trabajo. “Toro”, la ópera prima de Ginna Ortega y Adriana Bernal Mor es un trabajo significativo que también lleva consigo las banderas de la diversidad, la transformación y las segundas oportunidades.

El documental explora la vida del colombiano Hernando Toro Botero, un hombre que con su trabajo fotográfico ha levantado enormes pasiones y fanaticadas, sobre todo por lo que retrata y el particular lugar desde donde alguna vez trabajó: la cárcel modelo de Barcelona. En su juventud, Toro fue llevado a prisión desde donde retrató a una serie de personalidades que iremos descubriendo a lo largo del metraje. Ese viaje a las entrañas de su trabajo, que también se convierte en una completa sorpresa para el mismo artista, va ayudando a resolver una serie de preguntas que tienen Ginna Ortega y Adriana Bernal Mor, y que tienen que ver con la humanidad y la vida íntima de ese autor, y que está natural e íntimamente relacionada a ese trabajo fotográfico.

Las directoras de “Toro” están interesadas en traer a la luz el pasado de ese hombre tan cautivador, soez y enigmático, y se encuentran con la controladísima coraza que Toro insiste en mantener ciertamente inalterable, una coraza que varios cineastas han querido fracturar, y finalmente logran Ortega y Bernal, lo que además trae consigo una especie de moraleja que reza que el que persevera alcanza.

Y aunque lo anterior pueda parecer superfluo, moralista y evidentemente tonto, tiene mucho significado en un medio como el del cine en Colombia, donde por distintas razones muchos proyectos quedan inacabados o difícilmente llegan a ser realidad. “Toro” es entonces un triunfo de la voluntad y el esfuerzo que además nos regala la fortuna de conocer a un artista como Hernando Toro Botero, que sin un gramo de melodrama logra finalmente deshacerse de parte de esa coraza suya, dejando en evidencia no solo su sensibilidad, parte de su pasado, y algunas respuestas a una serie de preguntas. Toro termina dejándose ver con esa necesidad suya de ser reconocido como alguien distinto a un criminal, de ser admirado y finalmente lograr convertirse, o acercarse a lo que alguna vez soñó.

“Toro” no es particularmente una película que sorprenda por lo novedoso de su propuesta, pero se esfuerza en traer consigo no solo la búsqueda personal de sus directoras, también hace un viaje a la memoria de una época y a la de unos ciudadanos que alguna vez lucharon por escapar de la atrocidad a través de la cultura, liberándose de una dictadura a través de la armonía que traía la búsqueda de la identidad. De su identidad. Lo que alguna vez resonó en otra zona geográfica, en las paredes de una prisión, podrá resonar en el presente, crear un reflejo y una resurrección cultural contada a través del trabajo y la vida de un hombre que merece toda la atención.


Por Sandra Ríos (@sandritamrios)

Cuando el director mexicano Diego Quemada-Diez rodaba su película “La jaula de oro” se enfrentó a un cambio de protagonista. En un rodaje que tardó ocho años y se filmó por temporadas, cuando buscó de nuevo al personaje principal y lo enfocó con su cámara, supo que su mirada era distinta, que sus ojos ya no trasmitían la misma inocencia que estaba buscando. La poderosa razón era que aquel joven había probado lo que era matar. Esto lo contó el director en un masterclass que dictó cuando la película se lanzó en el país.

El gran personaje de esta historia me hizo recordar lo sucedido a esta producción, porque ocurre justo lo contrario. Su observación a los personajes que retrataba era distinta, como de aquellas que pueden romper fácilmente la barrera de los prejuicios, porque sencillamente comparte con ellos ese lado oscuro de la vida. Toro es un documental que cuenta la particular historia del fotógrafo colombiano Hernando Toro Botero, quien desarrolló su destacada carrera desde una cárcel en España, donde fotografiaba de forma bella a reos que iban revelando ante su lente sus cuerpos, sus realidades, su yo interno, sus desperfectos, su intimidad y que hasta se transformaban o develaban otras facetas . Y lo hacía desde su posición de recluso, como ellos.

Qué cómo llegó ahí, qué cómo le permitieron acceder a una cámara, realizar su increíble trabajo y que fuera visto y aplaudido por fuera de la cárcel, incluso por fuera de España, son cosas que va narrando este documental en el viaje de descubrimiento de un artista que emprenden sus directoras Adriana Bernal y Ginna Ortega, quienes saben que tienen a un gran personaje, con una historia que vale la pena ser contada. También vamos conociendo de la vida y obra del autor a través de la propia voz de Toro, porque como dice el fotógrafo, qué bueno que los homenajes o las revisiones puedan ser vistas en vida.

Es un documental que intenta recuperar la obra de un hombre y es tan sencillo como fresco por varias razones. Tiene la virtud de acercarnos al personaje con la verdad de quien lee un diario y también con la humildad de dos realizadoras que respetan a su personaje y lo dejan ser, incluso por momentos, sentirse que está en control de lo que ellas están documentando. Esa es otra de las fortalezas de este trabajo, la habilidad de permitir que la conversación y el tiempo fuera rompiendo la irreverencia y desparpajo de un hombre, y fuera esbozando su humanidad, su nostalgia, su vulnerabilidad, en esencia…. su yo. Todo eso sin melodramas, como una conversación larga, de tarde de café.

La suma increíble de fotografías que ha acumulado este artista dejan mostrarse un poco en Toro, a las que les hacen un muy agradable montaje visual, así como también lo es la música y una estupenda metáfora con las luciérnagas. Poco se debe contar de lo que ahí se narra, para que la experiencia de quien vaya a verla sea igual de satisfactoria.

Detrás de este fotógrafo y su historia de vida, pues hay una serie de mensajes que además del de los prejuicios pasan, en efecto, por el tema de las segundas oportunidades, la resiliencia, la capacidad de reinvención y por esas revisiones a las vidas privadas, incluso crítica, al mundo de las artes, que suele ser tan cruel e implacable con los mismos que la producen.

Los artistas tienen esa parte atractiva de ser, regularmente, muchos personajes en uno, de ser emotivos, emocionales, de vivir con intensidad y casi que de forma radicalista. La historia de Toro muestra a grandes rasgos eso, un largometraje de conexión y reivindicación que merece llegar a las salas de cine.

Ficha Técnica

  • Dirección: Ginna Ortega, Adriana Bernal Mor
  • Género: Documental
  • Duración: 75 minutos
  • Producida por: Jorge Caballero, Anna Giralt
  • Montaje: David Rojas, Ginna Ortega
  • Sonido: Nicolás Muñoz
  • Música: Imán Music
  • País: Colombia
  • Año: 2022

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Del revés 2 (Inside Out 2)


El reino del planeta de los simios


En las profundidades del Sena


Bad Boys: Ride or Die


Guerra Civil


Atlas


Tarot


El especialista


Hit Man. Asesino por casualidad


The Last Kumite


Furiosa: de la saga Mad Max


Garfield: la película


Los vigilantes


Baki Hanma vs. Kengan Ashura


Immaculate


The Legend of Catclaws Mountain


Boy Kills World


Mobile Suit Gundam SEED FREEDOM


Que el Día de la Madre te acompañe


Kali: Ángel Vengador



Próximos estrenos



Gru 4. Mi villano favorito


Un lugar tranquilo: Día uno


Bikeriders. La ley del asfalto


Huwad


కల్కి 2898 - ఎ.డి


Detonantes


What Remains


MaXXXine


Horizon: An American Saga - Chapter 1


Longlegs


Un asunto familiar


Superdetective en Hollywood: Axel F.


Fly Me to the Moon


Nurse Abi


Space Cadet


Ghost: Rite Here Rite Now


Daddio


Chestnut


Ghost: Rite Here Rite Now


Fly Me to the Moon


Thelma


ยูเรนัส


Hellhound


Boneyard