Toni Erdmann, comedia ganadora del premio de la crítica 2016 en Cannes






Cuando Inés, una mujer de negocios de una gran compañía alemana con sede en Bucarest, ve como su padre aterriza sin premio aviso, ella no oculta su exasperación. Su vida perfectamente organizada no sufre ningún desorden, pero cuando su padre le hace la pregunta de si es feliz, su inhabilidad para responderla es el inicio de un profundo cambio. Este molesto padre en su intento por restablecer la relación con su hija y sacarla de su entorno laboral se inventa el personaje Toni Erdmann.


 

Maren Ade es la directora alemana de esta película y una de las favoritas exhibidas este año en Cannes. De hecho, la FIPRESCI (Federación Internacional de Críticos de Cine) le ha entregado ayer el Premio de la Crítica 2016. Aren, que ha escrito y dirigido todos sus proyectos (dos cortos y tres largometrajes) ya ganó el Gran premio del jurado de Berlín en 2009 por su película “Everyone Else”.

La comedia (de más de dos horas de duración) se robó los primeros aplausos efusivos del festival y durante la rueda de prensa se coincidió en que Toni Erdmann se convierte en la mejor comedia alemana en años. La directora comentó que en el proceso de escritura pensó en todos esos temas tan emocionales que rodean las relaciones entre padres e hijos, como también las “agresiones secretas” que estas ocultan.

Inés es interpretada por Sandra Hüller (Requiem), cuya interpretación ha sido aclamada, expresó que durante los cinco meses de rodaje gastó mucho tiempo con su compañero el actor Peter Simonschek (Winfried, su padre) para crear una relación cuyos vínculos se notaran naturales. Hüller confesó que mantener todo el tiempo juntos los llevó a crear esa tensión que en ocasiones se ve reflejada en la película con indirectas que resultaron de los nervios y cansancio en la vida real.

La recepción en Cannes

La prensa como The Telegraph es uno de los medios que han señalado como esta es una comedia imprescindible teniendo en cuenta los 110 años de historia del género. Robbie Collin sentenciaba en su crítica: “No solo el humor alemán existe, sino que podría salvar su vida”. En la web WeGothisCovered.com hablaban de su forma: “A veces la comedia puede ser el único camino hacia la honestidad y es a menudo el instrumento para suavizar las verdades cortantes. En Toni Erdmann, el humor de todo tipo es el fundamento de la visión humanista de su directora. Es una de las mejores comedias, sino la mejor, de la década hasta ahora”.

Por esa misma línea Screen Daily la inundó de calificativos: “Sorpresiva, refrescante, hilarante e incómoda, la directora Maren Ade deslumbra con su nuevo largometraje”.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram