Vals con Bashir – Reseña






Por Sandra M. Ríos U.
LEGÍTIMA ODA HERÓICA – RESEÑA
Con más de 15 reconocimientos entre ellos Mejor Película Animada, Mejor Documental, Mejor Película de Habla No Inglesa, Mejor Director y Mejor Guión en premios tan importantes como Los Globo de Oro, los BAFTA, La Asociación Internacional de Cinéfilos y la Asociación de Críticos de los Ángeles, llega este viernes a la cartelera colombiana, para fortuna de los verdaderos fanáticos del cine, la cinta israelíta Vals con Bashir, un filme único dentro del género político y la animación gracias a la forma como el director aborda un hecho histórico que vivió en carne propia. Interesante su propuesta personalísima acerca de la Masacre de Sabra y Chatila utilizando la animación a manera de documental como arma poderosísima para exorcizar sus propios demonios.

Ari Folman su director, a los 19 años de edad formó parte de las Fuerzas de Denfensa Israelíes que actuaron en la Masacre de palestinos en los campos de concentración durante la Guerra del Líbano de 1982. Esos campos creados por las Naciones Unidas en las afueras de Beirut se llamaban Sabra y Chatila y su objetivo no era otro que el de albergar a los exiliados palestinos en donde convivían alrededor de 14.000 civiles. Pero tras el asesinato del presidente del Líbano, Bashir Gemayel, el 14 de Septiembre de 1982 atribuída al gobierno de Israél quien daría la orden, se procedería por este mismo gobierno a ocupar al siguiente día el oeste de Beirut y rodear el campamento de refugiados por las Fuerzas de Defensa a las que pertenecía este director.

Dos días, 16 y 17 de Septiembre de 1982 fueron suficientes para que sistemáticamente se violara, torturara y finalmente se asesinara a niños, mujeres, hombres, ancianos y hasta caballos y perros indefensos, sin piedad. Este genocidio declarado así por la ONU, cobró la vida de alrededor de 3.000 personas, aunque la cifra nunca se ha terminado por confirmar en su totalidad. Este terrible evento marca la vida de este director que a la llegada de sus años cuarenta comienza a tener un sueño recurrente en el que ve a mujeres llorando vestidas con túnica negra divagando por las calles. Un sueño perturbador que lo inquieta y lo invita a exorcizar sus propios temores que años atrás había borrado a forma de blindaje, algo con lo que cualquiera se siente absolutamente solidario. Y entre los episodios profundamente dormidos en el interior de su ser, se encontraban en especial aquellos relacionados con esta masacre.

Así que no cabe duda que la creación de este biopic (siempre pensada audazmente para ser un filme de animación), fue toda una terapia de sanación que tomó cuatro años para su realización. Las conversaciones que vemos de este personaje son reales, fueron 90 minutos de entrevistas con antiguos compañeros de armas los que dieron la partida inicial para la creación de un documental animado. Animación muy bien lograda considerando que la película se hizo con un presupuesto de tan solo 1.5 millones de dólares.

La perfecta mezcla entre realidad y ficción que plantea Folman se magnifica gracias a las imágenes con las que se apoya para contar un relato lleno nubosidad por la falta de conciencia verdadera. Que buena decisión la de utilizar este recurso que no resultaría tan impactante y emotivo si se hubiese hecho como verdadero documental. Aquí la animación nos sirve a manera de transición dentro de la vida de este hombre, para poder transportarnos al interior de su confusa mente y lograr así entender más didácticamente el oscuro panorama que divisa su alma.

Y decía que es transitorio porque este largo recurso -faltaba menos que fuera corto, considerando que ante todo fue un gran proceso psicológico experimental -, cambia en su parte final con una serie de imágenes reales que nos demuestran, sin un ápice de palabras, el horror por el que debió atrevesar. Para el director el final es su momento de gloria, es el despertar su mente blanco, las imágenes llegan como punto final de su proceso de perdón. Para los espectadores son los momentos más amargos, tristes, irritantes y desoladores que nos bajan de la pequeña atmósfera de irrealidad en la que sutílmente nos había sumido Folman para no aburrirnos, para no inmiscuirnos demasiado.

No hay duda que los pocos antecedentes del cine animado que hay en su país (la primera animación es del año 61), le permitieron a este director trabajar con absoluta libertad. Vals con Bashir no tiene obstáculo, ni mancha alguna en cuento a “calco” se refiere. Este documento, pues para mí así hay que verlo, es además una legítima oda heróica que enaltece la naturaleza humana y su capacidad de reinvindicarse.

Calificación CineVista:

FICHA TÉCNICA
Director y Guionista: Ari Folman
Duración: 1 Hr 30 Min.
Género: Animación, biopic, drama
Producción: Ari Folman, Yael Nahlieli, Serge Lalou, Gerhard Meixner y Roman Paul
Música: Max Richter
Montaje: Nili Feller
Dirección artística: David Polonsky
Página Oficial: http://www.golem.es/valsconbashir/
Países: Israel, Francia y Alemania
Año: 2008

SINOPSIS
El ex soldado israelí y animador Ari Folman, plasma en este film animado, el horror del que fue testigo en 1982 durante una matanza de miles de refugiados palestinos por parte de la milicia cristiana.

TRAILER

Otras Películas del Director

  • Clara Hakedosha (1996) – Ganadora del Premio del Público en el Festival de Berlín.
  • Made in Israel (2000) – Esta cinta es un cuento futurista acerca de la búsqueda del último nazi.

Buena Suerte!!!


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram