Adam Long de Escuadrón de la muerte comenta sobre su personaje






Dan Krauss decidió llevar a la ficción su impactante documental The Kill Team (2013) ganador en su categoría del primer premio en el Festival de Cine de Tribeca. La de ficción la tituló igual y también dejó en ella la reflexión profunda sobre los desmanes y absurdos que se producen en la guerra.

Ambas producciones están inspiradas en el grupo de cuatro soldados que asesinaron a civiles afganos durante la guerra de Afganistán de forma cruel y despiadada.

En el Escuadrón de la muerte, la película, Andrew Briggman es un soldado que entra en un conflicto moral cuando descubre que sus compañeros, bajo el consentimiento de su superior, participan en el asesinato de civiles. Cuando decide informar sobre los hechos, se da cuenta del peligro que corre.

Uno de esos soldados, Rayburn, es interpretado por el actor británico Adam Long, uno de los involucrados en el macabro plan de matar civiles inocentes como parte de una especie de rito de iniciación, dejando al descubierto comportamientos sociópatas. Su personaje es complejo y en él recae la pérdida completa del sentido de moralidad. De hecho en un punto el personaje dice que una vez se difumina el “pensamiento de lo que es correcto e incorrecto es fácil matar a cualquiera”.

Justamente para Adam Long ahí radicó lo más retador en esta película: “Yo creo que lo más difícil fue intentar separar mi propia moral, mi propia posición sobre cómo veo el mundo y compararlo con mi personaje, especialmente en las escenas donde yo debía pelear contra lo que yo estaba sintiendo como persona, porque lo que recreamos no era correcto y realmente fue muy difícil cuando estábamos ahí asesinando gente”. El actor británico también explica que mientras que en documental el espectador “lidiaba con toda la historia y el caso atroz, en la película son puestos a debatirse en qué harían o cómo actuarían si estuvieran en una situación así o son forzados a ella. Eso, pienso, eleva su narrativa”. 

Escrita y dirigida por Dan Krauss, otro de los aspectos que le dan realismo a la película son los diálogos que, contrario a lo que se pensaría, tuvieron mucho espacio para la improvisación: “Considerando que Dan fue quien escribió y dirigió The Kill Team, él estuvo siempre muy abierto a la improvisación lo que, pienso, ayudó mucho en las escenas, al saber que podíamos reaccionar de forma más espontánea”, nos comentó al respecto Long.

Como suele suceder con las películas de guerra, los actores se someten a extenuantes fases de preparación. El actor británico al respecto compartió para CineVista: “Quise hacer un tipo de entrenamiento como si me estuviera preparando para ir a pelear en la vida real, así que durante dos semanas hice una inmersión que también involucró la parte mental y táctica. Me levantaba a las 6 de la mañana y levantaba mucho peso, luego iba a descansar, dormía poco, me levantaba y seguía mi entrenamiento y así por dos semanas seguidas”.

Escuadrón de la muerte se encuentra actualmente en cartelera.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram