El cineasta Víctor Gaviria recibirá máxima distinción de la Gobernación de Antioquia






En el día de ayer el gobernador de Antioquia encargado, Luis Fernando Suárez Vélez, anunció que el departamento ha decidido entregar la máxima distinción al cineasta colombiano Víctor Gaviria. Se trata del Escudo de Antioquia en la categoría Oro. 

El reconocimiento se hará a través de un programa especial transmitido por TeleAntioquia el próximo 23 de agosto a las 5:00 de la tarde.

En el anuncio que fue divulgado a través de su red social de Twitter indica que el reconocimiento es entregado al “director, escritor y gestor de destacados festivales de cine” en la región. Víctor Gaviria dirige  en la actualidad el Festival de Cine de Jardín que se lleva a cabo por estos días y también la Cinemateca Municipal de Medellín.  Es igualmente desde el año pasado miembro de la Academia de Cine de Hollywood encargada de otorgar los famosos Premios Oscar.

Luis Fernando Suárez expresó adicionalmente que: “Víctor ha sido uno de los más grandes directores de cine en Colombia e inspiración para los nuevos directores que vienen surgiendo con muchísimo talento. Su cine nos ha mostrado las más grandes inequidades y violencias que aún tienen un departamento y un país como el nuestro”. 

Este año precisamente se cumplen 30 años tras el estreno de su ópera prima “Rodrigo D No Futuro”, que además se convirtió en un hito histórico al ser la primera película colombiana en ser seleccionada en la competencia oficial del Festival de Cine de Cannes y competir por la Palma de Oro, en una edición, la número 43, que tuvo como presidente del jurado al importante cineasta italiano Bernardo Bertolucci (1941-2018).

Víctor Gaviria es reconocido internacionalmente como el cineasta más influyente de la cinematografía colombiana. Nacido en Medellín es además psicólogo, poeta, escritor y gestor cultural.  Su segunda película, “La vendedora de rosas”, lanzada ocho años después de la primera, le permitió regresar al Festival de Cannes, en la misma competencia oficial y con Martin Scorsese como presidente del jurado. El tercer largometraje “Sumas y restas” (2005) fue selección oficial en el Festival de Cine de San Sebastián y recibió numerosos reconocimientos como el Premio a la Mejor Película Iberoamericana en los Premios Ariel de México y el Premio del Jurado en el Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse. Su cuarto largometraje fue producido en la pasada década (2017), La mujer del animal, un retrato sobre la violencia intrafamiliar y de género.

El cine de Víctor Gaviria bebe del neorrealismo italiano y del cine de realidad, llevando la idea de mostrar con autenticidad las condiciones sociales a unos niveles de verdadera honestidad y crudeza, difuminando constantemente la línea entre lo narrativo y lo documental, dándole un mayor sentido al preferir trabajar con actores no profesionales que, además, han estado estrechamente ligados a las historias que cuenta. La crudeza de lo que ha filmado, la ausencia de adorno de la violencia, ha permitido crear su propia narrativa, con la que más allá del impacto que generan las imágenes fuertes, evidencian un alto  nivel de sensibilidad y humanismo por los que se mantienen en la marginalidad, permitiendo con sus películas ahondar en los conflictos sociales más oscuros y reflexionar sobre problemáticas como la desigualidad, las drogas o la criminalidad. Sin duda ha sido un retratista innato de la degradación y condiciones más paupérrimas del ser humano,  que conllevan a tomas de decisiones profundamente cuestionables, pero también ha sido un retratista de nuestros tiempos y de nuestras violencias y conflictos urbanos como país.

Como escritor y poeta, Victor también ha sido destacado, ganando el Concurso Nacional de Poesía Eduardo Cote Lamus por “Alguien en la ciudad también perplejo” en 1978 y el Premio Nacional de Poesía de la Universidad Nacional de Antioquia por “La luna y la ducha fría” un año más tarde.  A los largometrajes se le suman los cortos y documentales “Simón y el mago”; “Los polizones de la nueva colonia”; “Los músicos”; “Que pase el aserrador”; “Los habitantes de la noche” y “Buscando tréboles”.  

Desde la Gobernación de Antioquia lo destacan como un “trabajador incansable del arte y la cultura”, como un “gigante y el más importante del cine colombiano”. 

Víctor Gaviria ya se encontraba en la preproducción de su quinta película, Sosiego, en la comuna 13 de Medellín, pero la pandemia obligó a su suspensión. El rodaje daba inicio el 6 de julio  y entre tanto se encontraban en los talleres de preparación del casting preseleccionado, también estaban interviniendo la locación principal.  La película contará la historia de Bernardita, una madre soltera cabeza de familia y en condiciones de pobreza que debe batallar con sus propios demonios y tiene tres hijos por los que lucha y sufre. Uno pertenece a un ejército paramilitar, otra es prostituta y la menor ha dejado los estudios y permanece en la calle con sus amigas. Buscando no perpetuar sus tragedias, decide cuidar a sus nietas y bautizarlas con la fe de encontrarles unos buenos padrinos que cambien su destino.  

La idea ahora es retomar en febrero de 2021 y dar inicio al rodaje en junio, sin embargo, la producción ha aprovechado el confinamiento para realizar trabajo de mesa con el diseño de producción y el guion. 

 


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram