Entrevista a Carlos César Arbeláez director de Los Colores de la Montaña


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




Como cada lunes, se conocieron las cifras de la taquilla del fin de semana en Colombia y entre la siempre surtida oferta de películas comerciales de Hollywood, aparece Los Colores de la Montaña, un largometraje colombiano, ópera prima de Carlos César Arbeláez que alcanzó los 53,492 espectadores durante su primer fin de semana, ubicándose en la tercera posición.

La cifra más allá de un resultado positivo, se convierte en un hecho esperanzador, no solo porque mejora su panorama para las siguientes semanas, sino porque estamos hablando de un film que no es comedia, género con el que se suelen alcanzar cifras increíbles en la industria nacional. Se trata, por el contrario, de un largometraje enternecedor pero dramático sobre la visión de unos pequeños niños que se ven enfrentados a una cotidianidad dura y difícil de asimilar.


  • ¿Cómo nace la historia de esta película?

La historia era muy sencilla. Yo realmente lo que quería hacer era un cortometraje que se llamaba “Detrás de la Montaña” sobre un niño que quería saber que había detrás de una montaña y comencé hacer las distintas versiones del guión. En esa re-escritura, la realidad del país se me fue metiendo pero en ese momento era algo impensable rodar un largometraje en el campo.

  • ¿Qué fue entonces lo que lo convenció de retomar ésta historia y pasar de un corto a un largometraje?

Definitivamente fue cuando vi la película “A través de los Olivos” de Abbas Kiarostami. Después de verla, quedé maravillado y fascinado, me hizo cambiar el pensar y me convencí de que uno si podía narrar una película en el campo colombiano que resultara bonita, que le llegara al público, que fuera actual, que representara una sensiblidad mía como director, a pesar del hecho de no ser campesino, y así fue como empecé a adaptarlo de nuevo como largometraje.

  • Me decía que del corto hizo muchas versiones, ¿del largometraje cuántas?

Yo hizo como diecisiete versiones y de esas, una casi se rueda en el año 2004, pero el productor Jaime Osorio (Maria, llena eres de gracia, La virgen de los sicarios), se enfermó y falleció, así que la película se estancó de nuevo. Ya en el 2006, un amigo la reencauchó y volvimos a comenzar desde el casting puesto que los niños para quien trabajé la historia, ya se habían crecido. Luego rodamos en el 2009 con muchas dificultades por el tema de la crisis mundial, pero finalmente la terminamos y eso me tiene muy contento.

  • El cine nacional cuando toca realidades complejas de ver no goza del apoyo del público, sin embargo, este largometraje ha sido bastante bien recibido, prueba de ello es una anécdota que tuvo en Cartagena, ¿cuál es?

Estando en Cartagena, en el festival,  mi hermana quería comprar un collar, así que la acompañé a una joyería y me recibieron como si fuera una especie de héroe nacional, todos los de la joyería me felicitaron, me decían que la película era muy hermosa y conmovedora.

  • ¿Ese recibimiento en Cartagena lo anima a pensar que la gente responderá cuando entre en cartelera a partir del 11 de Marzo?

Eso me tiene muy contento porque yo sé que la película le ha ido muy bien con el público, porque el problema ahora con el cine colombiano es que no se está conectando con la audiencia que dice que no quiere ver cine de nuestro país.

  • Lo curioso en su caso, es que la película aborda también el conflicto de nuestro país.

Sí, eso es algo que me preguntan mucho, pero esta película tiene otra mirada. Definitivamente la mirada de los niños le ha dado otro ambiente, le ha dado una sensibilidad distinta.

  • Ya me decía que la película fue pensada para conectarse con la audiencia a través de una historia sensible. ¿Así y todo, lo noto sorprendido con las primeras reacciones del público general?

Sí, absolutamente, porque es una película pequeña que rodamos en 4 semanas sin prácticamente luces, de hecho con una sola luz, que por cierto, se nos quemó al tercer día de rodaje por un aguacero. La película tiene actores naturales y todo eso la llena de detalles, que de funcionar como lo está haciendo, el resultado sería muy gratificante.

  • Usted es paisa pero independientemente a esto, la película tiene herencia de Victor Gaviria, ¿está de acuerdo con ésta apreciación?

Bueno, yo he sido un autodicta porque yo a la única película a la que he ido, es a la mía, pero sí, yo pienso que Victor si ha influído y así  lo he reconocido en otras ocasiones.  Gaviria es un cineasta muy importante y él que ha estado más cerca a mí y a mi ciudad. Yo he trabajado con muchas personas que han trabajado con él y por ese lado, es que me ha llegado su influencia. A mi de él me gusta mucho unas obras que no son tan conocidas pero son muy de mi tierra, muy regionales y más poéticas como “Simón el mago” y “Los músicos”.

  • Éste es un film social que le da voz a unos niños, ¿es un llamado para no olvidarnos de los más pequeños?

Claro, si la película no hubiera sido desde la perspectiva de los niños, yo nunca habría contada esta historia, no me interesaba. Truffaut decía que los niños traen automáticamente la poesía y yo estoy convencido que eso es lo que le está haciendo falta al cine nacional. Es encontrar las imágenes que brinden cierta poesía y estos niños naturales, sí que le dieron poesía y naturalidad a la historia.

  • ¿De dónde salió el pequeño protagonista, que por cierto déjeme decirle que es genial y hace un trabajo grandioso?

Hernán Mauricio Ocampo es un niño que me ha impactado mucho y aportó mucho más de lo que pensé a esta película, su vida es muy difícil y después de la película ha tenido momentos muy complicados.

  • ¿Qué le sucedió?

Es un niño de Sonsón, tiene una hermanita y su padres.  Al papá a los pocos días de terminado el rodaje, lo operaron de un tumor cerebral y quedó paralizado de un lado. Ante esta situación, yo le conseguí un trabajo en un canal local de Medellín donde le están pagando un salario mínimo y ahora la familia depende de ese ingreso y el de su madre, para poder sobrevivir. Esas son las realidades de este país. Yo espero que  a él se le ayude a salir adelante pues tiene un gran talento y una sensibilidad muy grande.

  • ¿Cómo fué la preparación para que al final estos niños no se intimidaran con las cámaras y actuaran tan naturales?

Detrás de eso hay una historia muy bonita, puesto que yo me llevaba  todos los niños los fines de semana a jugar. Eso me causó muchos problemas con la producción pues no solo era llevarse a los niños, sino por supuesto, a sus padres. En medio de los juegos yo entonces les proponía escenas que no estaban en el guión o escenas parecidas a las que estaban en la película porque nunca les pasé el guión original. Ellos solo sabían el tema general.

  • ¿El tema general para que reaccionaran naturalmente ante las situaciones planteadas?

Sí, porque cuando le das el guión a un niño, lo que usualmente ocurre es que quien lee la historia o ayuda a prepararlo, es un adulto que va haciendo su propia interpretación de la historia y le dice la forma de actuar.

  • La película ya ha ganado varios premios, ¿cuáles son?

Ganamos el premio de cine en construcción en Francia y con solo ese, yo pensé que ya habíamos salvado este trabajo, pero después vino el premio de San Sebastián y acabamos de ganar otro premio en el festival de cine de Rusia que se llama “Spirit of Fire” en el que ganamos la espiga de plata. Yo no soy de los que creo que una película que gana 10 premios es mejor que la ganó 8 o nada, pero no deja de ser importante para la cinematografía nacional y para mi, como director.

  • ¿Cuántos festivales lleva, que sigue para la película?

Ya nos acercamos a los 30 festivales, ya la hemos vendido en más de 20 países y la vamos a estrenar en Francia con 40 copias, es decir, en 40 teatros en simultánea, que no se si es la primera película colombiana que llega a estrenarse en ese país con tantas copias. Precisamente la acabamos de vender, también, a Canadá y previamente la habíamos ya vendido a Polonia, Suiza, Estados Unidos y Puerto Rico.

Leer la reseña de la película aquí:

http://www.cinevistablog.com/los-colores-de-la-montana-resena-ficci-2011/


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram