Entrevista a Daniel Auteuil, protagonista del thriller íntimo “Adiós, señor Haffmann”. – Estreno




El actor Daniel Auteuil le ocurre lo mismo que a Liam Neeson, quienes además de cierto parecido físico y de haber empezado sus carreras en los años setenta, todos quieren trabajar con él. Su extensa carrera cubre más de 60 títulos, sin contar las cuatro películas que ha dirigido.

Por primera vez comparte rodaje con Gilles Lellouche en la nueva película de Fred Cavayé, “Adiós, Señor Haffmann”,  que llega esta semana a la salas de cine. Se trata de dos personajes que ante la llegada inminente de los alemanes, hacen un pacto que cambiará sus destinos y el de una tercera persona. 

Descrita por su director como un thriller íntimo, la película fue un éxito de taquilla en Francia el año pasado, donde fue muy bien recibida por su emotividad. Rodada en tiempos de pandemia y cierres, el actor cuenta detalles de su participación en esta producción que es una adaptación de un libro, también llevado al teatro.

  • ¿Quién es Joseph Haffman al inicio de la película?

Es un hombre cuyo único objetivo es salvar su vida y la de su familia. Es perseguido, está en peligro y toda la situación se le viene encima. Pero yo diría que, en el fondo, su propósito es el mismo que el de François (Gilles Lellouche): Ambos hombres están obsesionados con sus hijos. Los hijos que Haffmann espera volver a ver y los que François espera tener.

  • ¿Cómo describirías lo que ocurre entre ellos dos? 

Es una relación en la que la dinámica de poder cambia inmediatamente. Es lo que me gustó cuando leí el guion por primera vez. El trato que el señor Haffmann intenta hacer es salvaje. Pero eran tiempos salvajes y nada era normal. No había nada “normal” en su comportamiento. Era la ley de la supervivencia. La guerra y el peligro crean un contexto en el que reaccionas como puedes a la violencia loca que te rodea. Cuando Haffmann sale del sótano, “se hace el loco”. No puede aguantar más, porque hay un momento en que las personas perseguidas quieren rebelarse, aunque se jueguen la vida. Así es como lo viví… ¡o como lo actué!

  • La película se filmó básicamente en un solo set y se centra enl a intimidad de los tres personajes. ¿Tuviste algún tipo de impresión, ahogo, por estar en un lugar encerrado, claustrofóbico?

En absoluto. Hay ejemplos maravillosos como GARDE À VUE (EL INVESTIGADOR) de Claude Miller, donde Lino Ventura y Michel Serrault se enfrentan en una habitación durante toda la película. Es más bien un desafío para los directores, que para los actores, pues ellos necesitan encontrar más ideas para las tomas y pues rodamos en un estudio. Cuando era joven, prefería rodar en exteriores, pero algunas películas funcionan mejor en estudio. ADIÓS, SEÑOR HAFFMANN es una de ellas. Estamos más concentrados en estos personajes que se ven obligados a cavar dentro de sí mismos y Fred Cavayé (leer también entrevista al director) afina las cosas hasta el último minuto, no deja de agilizar su escritura, elimina más de lo que añade, reduce y corta hasta el hueso. Es sorprendente porque da a los actores más espacio para dejarse llevar delante de la cámara.

  • Haffman es un personaje poco hablador, dice lo estrictamente necesario. ¿Disfrutaste actuando con tantos silencios y miradas amenazantes?

No particularmente. Toca interpretar lo que me dan. ¿Qué puedo decir? Estoy solo en un sótano. Es cierto que ha menudo me preguntan esto, sobre todo por “Un corazón en invierno” de Claude Sautet. A menudo he oído: “No dices mucho, excepto tus ojos”. Pero cuando vi la película, me di cuenta de que hablaba todo el tiempo. 

  • Es la primera vez que actúas con Gilles Lellouche. Cuéntanos de la experiencia. 

Sí, y acepté la película porque sabía quiénes eran mis compañeros. Fue maravilloso ser testigo del entusiasmo de Gilles, de su método, de su búsqueda, de sus preguntas… Fluye con una energía que ahora debo intentar conservar. Todo el mundo en el set estaba muy absorto, concentrado. Había mucho gusto en hacer lo que estábamos haciendo. Eso ya es bastante bueno,¿no?

  • Sara Giraudeau, la otra protagonista de la película, ha comentado sobre su extrema calma en el set de rodaje. ¿Siempre te mantienes en ese estado o era más como parte de la preparación de tu personaje? 

Bueno, sé que voy a pasar 12 horas haciendo lo mismo una y otra vez, así que trato de hacerlo lo más seriamente posible y es un placer para mí estar allí. Los rodajes son un privilegio, me permiten trabajar en buenas condiciones. Me encanta el ambiente en los set, me encanta ver a los actores y al equipo de producción. Cuando trabajas en el cine, estás protegido del mundo exterior. Debo decir que eso es tranquilizador. Pero a veces, los actores se convierten en su personaje, inconscientemente. La discreción de Haffmann, su presencia silenciosa, puede haberme contagiado…

Crédito material de prensa e imágenes: Cineplex/Julien Panié/Vendôme Production.

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Doctor Strange en el multiverso de la locura


Dog: Un viaje salvaje


La ciudad perdida


Jurassic World: Dominion


Morbius


La memoria de un asesino


El Hombre del Norte


Misión Panamá


Lightyear


Garra


Lakewood


El insoportable peso de un talento descomunal


Dragon Ball Super: Super Hero


Uncharted


Interceptor


Un día para morir


Mira por mí


Top Gun: Maverick


Black Phone


Corazón de Fuego



Próximos estrenos



Thor: Love and Thunder


Padre no hay más que uno 3


Padre no hay mas que Uno 3


Bullet Train


Un héroe samurai: La leyenda de Hank


El agente invisible


La chica salvaje


American Carnage


Persuasion


The Wonderful Summer of Mickey Mouse


Entre la vida y la muerte


Irréductible


The Summoned


The Railway Children Return


McEnroe


The Reef: Stalked


Mrs. Harris Goes to Paris


Fuego


The Royal


Rodentia


Fire of Love


She Will


Hallelujah: Leonard Cohen, A Journey, A Song


The Road to Galena