Entrevista a Fred Cavayé, director y coguionista de “Adiós, señor Haffmann” – Estreno




El cineasta francés Fred Cavayé ha dirigido y coescrito su sexta película “Adiós, Señor Haffmann”, una adaptación libre del libro con igual título del autor Jean-Phillippe Daguerre.

La historia, ambientada en plena Segunda Guerra Mundial, sigue a tres personajes cuyo destino cambiará por la decisión de dos de ellos. Un thriller que ha sido considerado como emotivo, que a su estreno en las salas de cine francesas tuvo una acogida masiva.

François Mercier es un hombre corriente que aspira a formar una familia con la mujer que ama, Blanche, y es el empleado del talentoso joyero, el señor Haffmann. Ante la inminente ocupación alemana, los dos hombres no tendrán más opción que hacer un acuerdo cuyas consecuencias, a largo plazo, modificará el destino de todos. 

Esto cuenta Fred Cavayé de la naturaleza de su nueva historia y sus personajes, interpretados por los actores reconocidos internacionalmente Daniel Auteuil y Gilles Lellouche.

  • ¿En qué momento y cómo se les ocurrió la idea de adaptar la obra de Jean-Philippe Daguerre? 

Jean-Philippe es un amigo desde hace más de 20 años. No quise leer la obra antes de verla, para reaccionar espontáneamente como el resto del público. Un amigo en común me había dado un rápido resumen de la trama y de alguna manera me imaginé que la obra abordaba temas que yo mismo había querido tratar durante un tiempo: mostrar a los “malos” bajo la Ocupación. Muchas películas tratan sobre los héroes en la Resistencia, lo cual es normal, pero rara vez muestran a los colaboradores, o a la gente que entregó a sus vecinos por puro oportunismo. ¿Cómo puede una persona normal convertirse en un monstruo, no por ideología, sino por codicia o algo así? Así que vi la obra y me di cuenta de que había imaginado algo diferente. La obra es maravillosa, pero yo quería llevarla en otra dirección. Jean-Philippe me dejó tomar todo las libertades que quería. Me dijo, en broma, que solo adaptaba a escritores muertos para que no le volvieran loco. Así mantuve la premisa inicial de ADIÓS SEÑOR HAFFMAN y llevé a los personajes en diferentes direcciones, especialmente a François.

  • Los tres personajes principales apenas se mueven físicamente, pero sí lo hacen psicológicamente. En el caso de François, consideras que se vuelve un oportunista solo por el contexto histórico?

No lo creo. Lo hace, más bien, por necesidad y porque se abre una puerta que nunca habría podido abrir por sí mismo. Se aprovecha de la situación. ¿Por qué cojea? ¿Por qué es estéril? Él hace lo que sea para remediar estas injusticias, para existir a los ojos de su mujer. Pero la ironía de la situación es que es Haffmann quien crea este monstruo, ofrece su transacción a la persona equivocada… Haffmann eligió a un loco en potencia que no necesariamente se habría vuelto loco de no haber sido elegido.

  • ¿Cómo definirías lo que ocurre entre los hombres? ¿Se trata de un pacto fáustico?

Es curioso que menciones un pacto fáustico, porque eso es precisamente lo que le dije a Gilles Lellouche durante la escena en la que vuelve con las joyas robadas a los judíos. Para mí, esto está sacado de Fausto. Hay un elemento de chantaje, pero es sobre todo una dinámica terrible por la que François invierte los papeles para compensar lo que le falta. No solo espera que Joseph Haffmann tenga un hijo con su mujer, sino que le roba su talento, su identidad… Para existir, debe conseguir que Haffmann deje de existir.

  • El  estilo de dirección para esta película incluye muchos primeros planos. ¿La idea era la de meter a la audiencia en la intimidad de los tres personajes principales?

Absolutamente. Es una película de guerra, en un espacio claustrofóbico. Un thriller íntimo. Por eso la rodamos en Cinemascope, utilizando lentes que permiten el movimiento en el encuadre, sin mover la cámara. El más mínimo movimiento de cámara me parecía ostentoso. Hacía falta fluidez para permanecer con ellos, para seguir interesándose por ellos.

  • El rodaje debió interrumpirse abruptamente en 2020, ¿cuál fue el impacto para la película? 

Cuando eso pasó, solo nos quedaban dos semanas de diez, así que no era un gran problema. El verdadero problema era que teníamos extras en todas las escenas que nos quedaban por rodar. Especialmente la escena en Maxim’s y la redada de Vel d’Hiv. Pero había un lado positivo en las limitaciones. Pensé en rodar la redada con los niños y todas las atrocidades que ya habíamos visto. ¿Pero cómo? Entonces, se me ocurrió mostrar solo lo que ocurrió después: un barrio vacío, algunas pertenencias esparcidas por la calle… Al final me pareció más potente esta alternativa.

  • Esto hizo que el largometraje pareciera mantenerse en un solo escenario. 

Absolutamente, ¡pero no fue intencionado! Cuando empecé a adaptar la obra, escribí escenas en estaciones de tren, de vecinos hablando, de la vida en la calle… Tuve que reducirlas debido al encierro, pero la verdad es que me di cuenta de que el material era más convincente cuando nos quedábamos con los personajes. Lo mismo sentí en la sala de montaje y acabé cortando escenas que habíamos rodado. Teníamos que quedarnos con los personajes principales. Teníamos que sugerir el mundo exterior sin mostrarlo.

  • Al finalizar el rodaje, el set de la película ubicado en Montmartre apareció en muchos medios de la prensa francesa y se habló mucho de él.  ¿Te sorprendió ésto?

Hay una cierta ironía en eso. Estábamos encerrados. París estaba vacía y las calles parecían atascadas en 1942… Pero por muy extraña que parezca la situación, me preocupó especialmente la tormenta mediática. Para crear expectativa, la prensa mostró carteles antisemitas que habíamos retirado. Los pusieron por toda la televisión e internet. Esa tormenta mediática es otra historia, pero… fue horrible. Aunque la película se desarrolla en 1942, con ese contexto histórico, el corazón de la película está en otro lugar. Podríamos trasladarla a la Calais actual con un migrante escondido en un sótano. Mostrar cómo un hombre se convierte en un monstruo es atemporal. Ha ocurrido antes, está ocurriendo ahora y cuidado, porque volverá a ocurrir.

  • ¿Cómo se puede explicar que Haffman se revele finalmente a los alemanes? 

Creo que se ha rendido. Se ha doblegado, pero ha terminado por mantenerse erguido. El miedo cambia de bando. Es a la vez un acto de sacrificio y un acto de valor. Y él lo sabe muy bien.

  • Pero Blanche está terriblemente desilusionada…

Sí. El hombre que ella amase ha desvanecido lentamente. Llega a pedirle a Haffmann que mienta: que diga que su marido fue un héroe porque aceptó ocultarlo. Lo hace menos por ella que por su hijo, para que pueda crecer con el recuerdo de un padre valiente. Una mentira blanca más.

  • Ya que estamos hablando de los personajes, hablemos del reparto. Esta es tu tercera película con Gilles Lelouche y está también Daniel Auteuil

 Porque soy un gran fan suyo. Hace tiempo que sé que es un actor inmenso. Pensé que sería interesante hacerle interpretar a un malo, para mostrar otra faceta de su talento. Así que el papel de François era para él desde el principio. Frente a él, pensé en Daniel Auteuil (leer entrevista al actor), porque me encanta enfrentar a dos grandes talentos del cine. Y Daniel está ahí arriba. El encuentro de estos dos hombres, cada uno en la cúspide de su generación, me entusiasmó. Y como Daniel es mayor, su relación en la jerarquía se desarrolló de forma natural.

  • ¿Y la participación de Sara Giraudeau?

Conocía su trabajo y rápidamente se convirtió en la elección obvia. Desarrollé el personaje de Blanche porque es a través de sus ojos que entramos en la narración. Con su fragilidad casi infantil, al principio la vemos como una mujer enamorada, escuchando canciones de amor en el gramófono… Pero acaba siendo el personaje más fuerte. Sara entendió el papel de forma brillante. Por poner un ejemplo, yo había guionizado que ella acompaña a su marido a cenar con los alemanes. Era la última toma durante el último día de rodaje y Sara no podía representar la escena. Intentó diferentes ataques, pero no pudo hacerlo bien. En la sala de edición, me pregunté: “¿Por qué está tan incómoda?” Y me di cuenta de que tenía toda la razón, su personaje nunca habría ido a esa cena. Sara lo entendió intuitivamente. Conocía a Blanche mejor que yo.

  • ¿Hablemos del personaje del comandante Jünger?

Nuestra principal preocupación era no convertir a Jünger en una caricatura nazi. Mi director de reparto, Mickael Laguens, pensó en Nikolai Kinski. Tiene un gran alcance y me gusta su mirada fría,que también puede parecer femenina. Me interesa cómo este personaje ligeramente precioso, conocedor de la alta joyería, se relaciona con mujeres vulgares. Esa ambivalencia me hace temblar. Nikolai es un actor brillante con un verdadero acento alemán.

  • Hay un gran trabajo del sonido en esta película. Hablemos de su importancia.

Es muy importante. El sonido me ha fascinado desde mi primer cortometraje, que duraba 20 minutos sin diálogos. Las películas son 50% imagen, 50% sonido. Esta película se prestaba bien a esta forma de ver las cosas, porque Haffmann, atrapado en el sótano, solo puede entender el mundo exterior a través del sonido. Así que escucha e interpreta el más mínimo sonido.

  • Y finalizando, ¿cuál fue el trabajo con Christophe Julien, el compositor? 

Christophe tiene mucho talento y es extremadamente productivo. Algo salvaje: Empezó a darme posibles temas musicales en cuanto empecé a escribir. Una anécdota: después de conocernos para mi anterior película, “The Game”, en ese momento, Christophe solo había leído el guion y me entregó una USB diciéndome: “Toma, he compuesto esto”. El editor y yo lo pusimos al principio de la película y encajaba perfectamente. Es la música que conservamos. Para ADIÓS SEÑOR HAFFMANN, le hablé de François de Roubaix, cuya música electrónica era muy moderna en aquella época. La película tiene lugar en 1942 y yo quería resaltar la modernidad, no el lado anticuado. Ser moderno sin escandalizar los oídos no era fácil. Christophe compuso mucha más música de la que utilizamos, porque nos dimos cuenta de que a veces había que confiar en lo que ocurría en el silencio.

La película llegará a la cartelera a partir del 9 de junio.

 

Crédito material de prensa e imágenes: Cineplex/Julien Panié/Vendôme Production.

 

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Doctor Strange en el multiverso de la locura


Dog: Un viaje salvaje


La ciudad perdida


Jurassic World: Dominion


Morbius


La memoria de un asesino


El Hombre del Norte


Misión Panamá


Lightyear


Garra


Lakewood


El insoportable peso de un talento descomunal


Dragon Ball Super: Super Hero


Uncharted


Interceptor


Un día para morir


Mira por mí


Top Gun: Maverick


Black Phone


Corazón de Fuego



Próximos estrenos



Thor: Love and Thunder


Padre no hay más que uno 3


Padre no hay mas que Uno 3


Bullet Train


Un héroe samurai: La leyenda de Hank


El agente invisible


La chica salvaje


American Carnage


Persuasion


The Wonderful Summer of Mickey Mouse


Entre la vida y la muerte


Irréductible


The Summoned


The Railway Children Return


McEnroe


The Reef: Stalked


Mrs. Harris Goes to Paris


Fuego


The Royal


Rodentia


Fire of Love


She Will


Hallelujah: Leonard Cohen, A Journey, A Song


The Road to Galena